Dolan vs. Ben Attia:  saliendo del clóset en el cine francés
Cine

Dolan vs. Ben Attia: saliendo del clóset en el cine francés

Avatar of Diana Garrido

Por: Diana Garrido

1 de julio, 2017

Cine Dolan vs. Ben Attia: saliendo del clóset en el cine francés
Avatar of Diana Garrido

Por: Diana Garrido

1 de julio, 2017


El primer beso entre hombres que se dio en pantalla fue en la película "Alas" de 1927. En aquel momento causó controversia por la inmoralidad que supuestamente representaba.

Con una carga completamente erótica, pero de amor puro, dos soldados se besan. Si bien no es una escena realmente homosexual, los críticos la consideran como tal por el amor que se da entre ambos personajes. La historia narra el enfrentamiento entre dos hombres que buscan ganar el amor de una mujer. Ambos están en la guerra, por lo que el enfrentamiento es mucho más arraigado. Sin embargo, el tener un enemigo en común los hace unirse para desarrollar una gran amistad. Aquel beso demuestra que la orientación sexual va mucho más allá, puede significar una muestra de cariño sin que implique connotaciones sexuales. Los actores que en pantalla se besan son Charles Rogers y Richard Arlen.



En nuestros días, la homosexualidad es vista de manera casi natural, desafortunadamente, no logra ser algo completamente normal ante nuestros ojos. Cada tiempo define el rol de una persona gay en la sociedad, ante esto, los directores de cine han puesto todo su empeño en lograr desarrollar una visión mucho más abierta y plural de la homosexualidad en el séptimo arte. En los últimos 10 años hemos visto cintas controversiales sobre la comunidad homosexual, pero si alguien ha sobresalido en este rubro es Xavier Dolan.


-


El niño precoz del cine


El canadiense se aventuró a conocer el mundo desde muy pequeño. Cuando apenas cursaba la primaria tenía muy claro que dedicaría su vida al cine, costara lo que costara. Pero dentro de ese costo se encontraba la discriminación y la homofobia que de igual manera conoció a muy temprana edad.

Dolan tuvo una relación muy cercana a su madre y fue un tanto distante con su padre. Por ello, jugar el papel de “hombrecito” para nada le parecía atractivo. Él siempre se sintió libre, siempre fue un chico que sabía que le gustaban otros chicos y no tenía porqué ocultarlo. Cuando comenzó a hacer cine, sabía que debía dejar todo aquello que le molestaba en las cintas. Voltear el papel del chico bueno a un hombre capaz de pelear por lo que ama.


Dolan vs. Ben Attia:  saliendo del clóset en el cine francés 1


Entonces, con toda la libertad creativa que se autoriza, aborda el tema de la homosexualidad con tanta naturalidad que incluso el rechazo se ve igualmente puro y sin inhibición alguna. El cineasta pinta a los gays como personas comunes y corrientes, no porque no lo sean y se empeñe en demostrar lo contrario, sino porque en la historia de la cinematografía se ha pintado esto como una aberración o una falta de naturalidad. Para Dolan, el gay es mucho más natural que cualquier otro ser.



-

Otro cineasta que se ha encargado de poner sobre la mesa la homosexualidad y jugar con ella sin hacerla caer en la ridiculez o sin satanizarla es Mehdi Ben Attia, quien aunque es mayor que Dolan sigue una línea similar al canadiense.


El actor insaciable


Mehdi Ben Attia siempre supo que su futuro no estaba en un rubro académico; no obstante, decidió estudiar Sociología Política en París. Con esto como base, comenzó a hacer guiones para algunos amigos, un par de series cómicas, así como largometrajes que le dieran fama de un buen guionista. Su pasión siempre fue actuar; sin embargo, la actuación no fue su fuerte.

Para solucionar esto, intentó colocar una balanza en la que podía poner en práctica sus (escasos) dotes histriónicos, la cultura que tenía y también la pasión por escribir historias que había desarrollado. Así que se dedicó a escribir guiones y posteriormente a dirigirlos siendo su ópera prima la más galardonada, “La Fil” de 2009.


Dolan vs. Ben Attia:  saliendo del clóset en el cine francés 2


El originario de Túnez se permite crear su idea de homosexualidad; sin embargo, se deja llevar por la generación en la que se encuentra para aportar a su cinta elementos de ésta y, al mismo tiempo, toma un poco de ella para expresarse y nivelar su opinión con la del mundo en general. En múltiples ocasiones ha declarado que se siente atraído por la irreverencia y por la rebelión, no busca ser un cineasta más, mostrando besos entre personas del mismo sexo a diestra y siniestra, sino que pretende crear conciencia en todo espectador.

En su país, la homosexualidad está prohibida y es penada por la ley, por lo que el hecho de que un cineasta le ponga tanto énfasis a temáticas como ésta, sólo quiere decir que el hombre se interesa en quitar la venda de los ojos de los críticos y espectadores de Túnez y de otras partes del mundo que aún ven con miradas de sorpresa la homosexualidad.



-

 


Juste La Fin Du Monde vs. Le Fil (Ben Attia)

 

Más que ponerla en contra como si de una batalla campal se tratara, buscamos que haya una comparación de las formas de llevar el tema que a ambos les aqueja: la homosexualidad. La temática es la misma o al menos muy similar. En ambas películas el protagonista regresa a casa luego de haberla dejado para pasar una vida exitosa; sin embargo, una desgracia familiar los hace volver y con ello redescubrirse entre familia, como eran antes de partir, hecho que no es del todo grato, puesto que han pasado tantos años que ya no recuerdan cómo era estar juntos y en armonía con quienes creían amar.

Sin embargo, en la cinta de Dolan, Louis, el personaje principal, tiene que decirle a su familia que le quedan pocos meses de vida y así poderlos disfrutar por completo. No obstante, ya nos los reconoce y por consiguiente le cuesta trabajo entablar una simple plática. Mucho menos podrá decirles lo que ocurre.

En “Le Fil”, Malik regresa de París a su ciudad natal para los velorios de su padre. Una vez ahí, su familia lo presiona para que se case y tenga hijos, lo que para él es imposible, ya que sabe que no podrá hacerlo debido a su homosexualidad. El jardinero de casa le comienza a llamar la atención, mientras que el resto de su familia le exige un matrimonio e hijos. Su madre no acepta la situación debido a su religión, pero él está decidido a no ocultar quien realmente es. En Europa la homosexualidad no se esconde como en Túnez.


Dolan vs. Ben Attia:  saliendo del clóset en el cine francés 3


Ambas cintas comparten algo: ser homosexual en casa no es precisamente lo mejor que les pudo ocurrir. Sin embargo, en las dos películas cuentan con alguien que los apoya y con personas que les ponen el pie en el camino. Son dos reflejos de la sociedad que abraza a los personajes principales que resultan ser profesionistas de éxito cuya vida lejos de sus familias les sirve para reencontrarse con ellos mismos creando una nueva historia de la que están mucho más orgullosos. No obstante, aún sienten algo por no querer dejar su nueva forma de vivir a pesar de ser casi ajenos entre sí. Poco se conocen, pero el cariño siempre se mantiene vivo a pesar de los altibajos que cualquier familia posee.

Tanto Louis como Malik son personas fuertes, aunque aparentan debilidad. Han pasado tantos años encerrado en sí mismos que no tienen más opción que confiar en su ánimo para salir adelante. El retrato de ambos es el del típico hombre varonil que esconde un secreto. Son misteriosos e intrigantes, pero no es más que una careta ya que por dentro son seres capaces de amar a todo aquel que esté a su lado.

El contexto de Dolan es mucho más libre que el planteado por Ben Attia, ya que la historia de Louis se da en la era moderna, su familia asume que es homosexual y aunque no es precisamente la mejor noticia, no les sorprende; en cambio Malik sería casi linchado si su familia supiera. Attia plantea un contexto mucho más cerrado por el tiempo en que surgió la película y por la religión que enmarca la historia, así que su personaje sufre un poco más que Louis, es decir, está más limitado.


Dolan vs. Ben Attia:  saliendo del clóset en el cine francés 4


-


De pronto, las similitudes entre ambos se acaban únicamente para demostrar que las dos películas no son tan diferentes en cuanto a la manera de abordar el mismo tema. Ambos cineastas se adaptan a su tiempo, pero no dejan de subrayar el derecho a vivir en libertad sin importar las preferencias sexuales que tengan ni tampoco la forma de vida que cada quien elija. Ambos hacen películas que logran que el espectador se sienta empático con los personajes. No importa si eres o no homosexual, la vida es dura para todos.

*
Referencias

IMDB
Cineuropa

 



Referencias: