El cine de Roberto Bolaño

El cine de Roberto Bolaño

Por: Luz Espinosa -

Nos dio las claves para diferenciar a los tipos de poetas, además de su critica literaria, posiciones políticas y la descripción de una auténtica vida bohemia. Roberto Bolaño, el escritor chileno quien escribió una de las mejores novelas mexicanas de todos los tiempos: Los detectives salvajes, encontró en las letras la manera de liberarse de un mundo sumido en la represión. El infrarrealista abandonó la escuela a los 16 años, ya cuando vivía en la ciudad de México, pero a pesar de ser un escritor autodidacta, escribió algunas de las mejores historias; encontró en la palabra escrita la herramienta perfecta para demostrar todo su potencial. Carlos López, editor, escritor y crítico literario, dice que el ser humano construye su vida con palabras, no puede prescindir del lenguaje. Éste es su sustancia, su persona y que al escribir, al construir enunciados, practica la inmortalidad orando. Y es que Roberto Bolaño demostró que no hay mejor doctrina que la literatura y todo aquello que se dice entre líneas.

bolaño


Además de las recursos literarios con los que el escritor chileno se apoyó para recrear escenas en la mente de los lectores, recurrió, también, al cine, quizá porque siempre prefirió el reflejo de la vida a la vida misma. En algunas de sus novelas, Bolaño hace mención a algunas de las cintas que lo hicieron olvidar, al menos por un par de horas, que existía otra realidad además de la que se proyectaba en pantalla.

Estas son las películas que aparecen en algunas de las novelas del infrarrealista quien formó su figura bajo ambas disciplinas:

Vengar la sangre (The Limey), de Steven Soderbergh (Estados Unidos, 1999)

THE-LIMEY

Un expresidiario viaja de Inglaterra a Los Angeles para descubrir al asesino de su hija. Allí debe enfrentarse a una peligrosa organización liderada por un empresario del rock. A través de flashbacks, el film muestra las diferencias entre dos modelos de hombres fuera de la ley: un inglés de pasado proletario, acostumbrado a hacer las cosas por sí mismo, y un rico norteamericano quien dispone de numerosos intermediarios para ocuparse de sus asuntos. 



Andrei Rublev, de Andrei Tarkovski (Rusia, 1966)

Andrei Rublev, Andrei Tarkovski,
A comienzos del siglo XV, el monje pintor: Andrei Rublev acude junto con sus compañeros a Moscú para pintar los frescos de la catedral de la Asunción del Kremlin. Fuera del aislamiento de su celda, Rublev comenzará a percatarse de las torturas, crimenes y matanzas que tienen aterrorizado al pueblo ruso. La biografía del pintor ruso Andrei Rublev (Andrei Rubliov) sirve de base para hacer un minucioso retrato de la vida social, política y artística en la Rusia de principios del siglo XV. 



Ringu, (Japón, 1998)

ringu10
Esta es una película de terror y misterio japonesa de 1998, dirigida por Hideo Nakata, adaptada de la novela del mismo nombre de Kôji Suzuki, basada en el cuento popular japonés Banchō Sarayashiki. Ringu es un filme sobre una cinta de video maldita que, al ser vista, hará que el espectador muera una semana después.



Estas fueron algunas de las películas que Bolaño presentó en su trabajo. Su temprana muerte (España, 2003) cuando se encontraba en plena madurez creativa, no impidió que su obra sea considerada por la crítica entre la mejor escrita de la lengua española, y a él como uno de los autores más influyentes del panorama literario actual. Uno de los libros que acercan al trabajo en común entre el cine y la literatura es: Roberto Bolaño, el cine y la memoria, pues indaga en la presencia del séptimo arte en el conjunto de su obra, así como en el discurso de la memoria y los límites expresivos del lenguaje a la hora de abordar historias, como las de las dictaduras latinoamericanas, con el empleo de ciertas técnicas narrativas cinematográficas contemporáneas.


Referencias: