Switch to English
Arte
Cine
Comida
Entretenimiento
Estilo de vida
Historia
Letras
Moda
Fotografía
Música
Viajes
Catar

CINE

El episodio más aterrador de El gabinete de curiosidades de Guillermo del Toro

Por: 10 de noviembre de 2022

Misteriosas desapariciones, macabros hallazgos, extrañas autopsias y criaturas alienígenas en ‘The Autopsy’. Si no lo has visto, corre a hacerlo y vuelve pronto.

Si no has visto los episodios de ‘El gabinete de curiosidades de Guillermo del Toro’, te estás perdiendo de una de las mejores series de terror de la historia. Y no lo decimos solamente porque se trata del director mexicano. Esta serie es refrescante para todos los que desayunamos, comemos y cenamos este género. Todos y cada uno valen la pena, pero hoy vamos a hablar del más aterrador de todos: The Autopsy, dirigido por David Prior (The Empty Man).

The Autopsy (La Autopsia) es el tercer episodio de la serie y, si no lo has visto, te recomiendo dejar de leer ahora mismo e ir a verlo por tu cuenta. No te voy a arruinar la montaña rusa emocional que estás por experimentar, mejor ve a vivirla en carne propia. Si ya viste The Autopsy, entonces sabes de lo que estoy hablando: una historia de desapariciones, una tragedia al interior de una mina y dos viejos amigos, un policía y un médico forense, que investigan qué demonios fue lo que ocurrió.

Escrito por David S. Goyer (The Sandman) y basado en un cuento corto de Michael Shea, es la historia de una investigación alrededor de la explosión en una mina que cobró las vidas de diez hombres. No fue una explosión accidental, sino provocada por un misterioso individuo: Joe Allen (Luke Roberts). Lo más extraño es que Allen parece haber sido poseído por un ente alienígena. Nate Craven (Glynn Turman), el comisario local, pide la ayuda de su amigo Carl Winters (F. Murray Abraham) para descubrir la verdad.

Carl Winters es un médico muy profesional (incluso le pide disculpas a los cuerpos que está por diseccionar). Tiene un cáncer de estómago incurable y los médicos le han dicho que le quedan no más de seis meses de vida, así que parte de sus últimos trabajos es el de ayudar a Nate con el caso. Por supuesto, antes de tomar el bisturí y comenzar a abrir a las víctimas de la explosión para explorar su interior, Nate lo pone al corriente: Joe Allen es uno de los hombres desaparecidos recientemente, meses antes de la explosión, y su nombre real es Eddie Sykes.

La primera mitad de The Autopsy es, como ya mencionamos, la investigación en curso. La segunda nos lleva directamente a los hallazgos del forense, que Carl describe con precisión conforme abre la piel, retira los órganos (algunos completamente drenados de sangre) y vuelve a cerrar con puntadas precisas. Todo el proceso queda grabado en una cinta. Es esa pieza de evidencia a la que Guillermo del Toro se refiere al inicio: una cinta salpicada de sangre que nos deja bastante claro que los seres humanos no somos los únicos seres que habitan en este universo.

Stephen Hawking jamás vio esta adaptación de la historia de Michael Shea pero, en su momento, el científico advirtió sobre los posibles peligros de hacer contacto con una civilización alienígena. ¿Y si resultara ser una especie que quiere “poseernos” y usarnos como alimento? ¿Y si la única forma de destruir a la bestia es destruyendo a su anfitrión?


Recomendados: Enlaces promovidos por MGID: