PUBLICIDAD

CINE

¿Qué significa el final de ‘El teléfono negro’?

Si ya viste la cinta de terror de Scott Derrickson, entonces ya puedes leer más sobre el desenlace de la historia de Finney y The Grabber.

En 2022, Ethan Hawke debutó como villano en ‘El teléfono negro’, la cinta del director de la saga de ‘Sinister’ y ‘El exorcismo de Emily Rose’, Scott Derrickson. La primera entrega de ‘Sinister’ es considerada una de las más aterradoras del cine (al menos eso fue lo que arrojó un experimento científico en el que la película quedó en primer lugar) y ahí vimos a Hawke como un padre de familia y escritor atormentado. Ahora es un asesino serial con una máscara diseñada por Tom Savini que pronto será parte del imaginario colectivo al nivel de las de Ghostface, Hannibal Lecter y ‘The Purge’.

En ‘El teléfono negro’, que está basada en un cuento de Joe Hill, hijo de Stephen King, conocemos a Finney Shaw (Mason Thames), un niño de 13 años que se enfrenta a horrores como la violencia familiar y el bullying. A esos peligros se suma una nueva amenaza: un secuestrador y asesino conocido como “The Grabber” o “El raptor”. Cuando Finney se encuentra encerrado en una celda en su sótano, comienza a recibir llamadas de otras víctimas a través de un misterioso teléfono negro. Mientras tanto, su hermana menor Gwen (Madeleine McGraw) usa sus habilidades psíquicas para averiguar a dónde se lo llevaron.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Si estás leyendo esta nota asumimos que ya viste la película (o que los spoilers no te molestan). A partir de este punto vamos a discutir el final de ‘El teléfono negro’ y su significado.

El final de ‘El teléfono negro’

El raptor asesina a su hermano cuando este descubre que tiene un niño encerrado en una celda secreta del sótano. Para entonces Finney ya puso en práctica todos los consejos que los fantasmas de los niños asesinados le dieron: hizo un agujero en el piso, colocó trampas, aprendió a dar puñetazos de forma coordinada y memorizó la contraseña de un candado de bicicleta. Al mismo tiempo, Gwen recibió suficientes mensajes en sueños para ubicar la casa en la que tienen a su hermano cautivo.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El asesino está decidido a matar a Finney con un hacha, pero él hace todo lo que los otros niños le dijeron que hiciera, incluyendo derribarlo y golpearlo con un teléfono lleno de tierra. El rostro del raptor queda al descubierto y Finney aprovecha para estrangularlo y romperle el cuello. Pero, ¿de verdad lo mató? ¿Se acabó la amenaza? ¿Finney es realmente libre cuando sale corriendo de la casa donde lo tenían encerrado?

El final de ‘El teléfono negro’ va más allá de la victoria del bien sobre el mal. Antes de que el raptor lo encerrara con intenciones de matarlo, Finney presenció otras formas de violencia: la de los adultos abusivos, como la que su padre alcohólico ejercía contra él y contra su hermana, así como la de los bullies que lo amenazaban en la escuela y fuera de ella. Cuando finalmente debió enfrentar al peligro lo hizo a través de la voz de otros niños muertos: ellos no lo lograron, pero le dieron todas las herramientas para hacerle frente al asesino.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El padre de Finney y Gwen los encuentra al final, visiblemente arrepentido por haber intentado reprimir los sueños de su hija, literalmente. Fueron las visiones que heredó de su madre las que ayudaron a que la policía encontraran a Finney con vida y aparecieran los cadáveres de los otros cinco chicos muertos. A diferencia de otros finales de Derrickson, el desenlace de ‘El teléfono negro’ es una lección de que los débiles e “indefensos” a veces sí ganan cuando trabajan en equipo y se enfrentan al mal, incluso si eso significa regresar de la muerte.





Podría interesarte
Etiquetas:Terror
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD