"El Padrino", la película que nos mostró que la violencia y el crimen también pueden ser obras de arte

Jueves, 14 de diciembre de 2017 10:00

|Otto Ludewig
el padrino

"El Padrino" es el reflejo de toda una sociedad nacida en el vientre del sueño americano, es la percepción del inmigrante que llega a una nueva tierra.



Un hombre es traumatizado por la realidad que acababa de acontecer en su nuevo hogar, en el que es un mero extranjero. Él jamás esperaría que estas cosas le ocurriesen en la tierra de los sueños y las esperanzas. “El muchacho no es italiano” se dice a sí mismo, buscando confort entre las diferencias de América y su natal y amada Italia; cuya comunidad en el extranjero le ha ayudado tanto. Finalmente, sufre por ver como su preciada hija es maltratada y violentada por su novio, que parecía no ser algo más que alguien ajeno a su comunidad. Su rostro demacrado deja ver una verdadera súplica; con pesadas luces sobre su rostro, en última instancia pide ayuda para que la justicia llegue a su familia. Luego de ver cómo el sistema le falla, busca redención y fuerza entre su misma gente. Así empieza la aclamada cinta, con un reflejo de la realidad del inmigrante que llega con sueños y esperanzas a una nueva tierra y se ve abatido por las pesadillas que ahí le esperan.

 


el padrino 1



Inspirada en la novela de Mario Puzo y dirigida por Francis Ford Coppola, la trilogía de El Padrino (1972-1990) no es únicamente una serie de gánsteres, no es nada más un drama llevado al límite de la expresión, no es una simple “buena adaptación” y no se queda en haber sido un hito de Hollywood en una época de cambio. El Padrino es el reflejo de toda una sociedad nacida en el vientre del sueño americano, es la percepción del inmigrante que llega a una nueva tierra y cómo se adapta a la misma; además, qué trae consigo cuando llega a su nuevo hogar. También es una película que demuestra la importancia del desarrollo detallado de personajes, demuestra cómo entidades sólidas y establecidas pueden narrar cualquier historia de forma impecable. Pero uno de los puntos que más destaca es la percepción de la violencia como medio de vida, además de las normas y la ética que desarrolla las personas responsables de estos actos ilícitos.

 


el padrino 2



La trama central de la historia gira en torno a los aconteceres de la familia Corleone, un grupo de inmigrantes italianos al mando de sindicatos laborales y con bastante influencia política. Con grandes manejos de capital, se las ingenia para destacar en el mundo del crimen organizado. El jefe de esta familia es Don Vito Corleone, inmigrante italiano que llega a América cuando apenas era un infante, huyendo de las garras de las mafias y familias sicilianas que gobernaban Italia. Pero este estilo de vida lo perseguirá en todos lados. Pero Don Vito no es un siciliano más, no es un mafioso más, no es otro capo de las calles de Nueva York ni otro sindicalista con las manos sucias; Don Vito adopta este estilo de vida y lo readapta para evitar los errores que se cometieron en su antigua patria, velando por una verdadera unión de las comunidades italianas que puedan protegerse del hostil mundo que les rodea. Trabaja y facilita a sus allegados lo que les ha sido negado por la sociedad americana.

 


el padrino 3



Aquí es donde Don Vito impone su primer referente de cómo llevar a cabo los negocios: exigir el respeto que se gana con su nombre. El mismo título “Padrino” hace honra a una jerarquía y a una estratificación dentro de la comunidad italo-americana. Al principio, se hace una pequeña definición de qué es un padrino y qué lo hace tan especial: es alguien que se responsabiliza por el bienestar del ahijado, lo lleva ante Dios como el responsable de la vida de este nuevo hijo. Y Corleone pide, ante todo, ser tratado con el respeto que se merece al llevar el título de “padrino”.

 

De forma recíproca, Corleone trata a su familia como lo más importante que tiene, y nunca mezcla sus negocios con su familia, porque para él es lo más importante que existe. “Un hombre que no respete a su familia no es un hombre completo”, dice al principio de la película, y deja en claro que los valores bien fundamentados y una sólida perspectiva del mundo te harán triunfar en la vida.

 


el padrino 4



Caso contrario ocurre con su contraparte —y heredero al puesto de “Padrino”—, su hijo Michael Corleone. Veterano de guerra y reconocida figura pública, se desentiende de la vida de su familia al considerarla peligrosa y nociva para el bienestar de la sociedad; se niega a reconocer o a identificarse con sus hermanos en cualquier tipo de acto. Esta desconfianza se va sembrando en su ser con los años. Michael se desarrolla fuera del marco de la vida criminal; busca siempre un beneficio personal y juzga a los socios de su padre y los negocios que lleva a cabo.

 

Un día intentan asesinar al querido Don Vito, a plena luz del día mientras realizaba compras en la calle. En este punto, a los hijos les toca tomar el mando y decidir qué hacer a continuación. Es en este ambiente cuando Michael poco a poco muestra sus verdaderos colores. Con una visión más fría y distorsionada de la influencia y las acciones de la familia sobre la sociedad, llega a plantear el asesinato de un agente de la ley como si fuese algo del día a día. Michael encuentra justificación y reposo moral en el hecho de que toda actividad delictiva queda justificada siempre y cuando beneficien al poder que lleva la familia.

 


el padrino 5



Es en este punto del filme en el que la violencia y el crimen llevan caminos separados. Mientras que Don Vito vive la realidad de las familias sicilianas y la realidad de migrar a una nueva tierra y empezar desde cero, Michael crece en el seno de una familia que se ha ganado el respeto y la fama dentro del mundo de actos delictivos. Ambas personalidades contrastan, la primera evita los errores del pasado y construye una realidad cuidadosamente alrededor del concepto de “familia”; la segunda, busca el poder a toda costa, dispuesta a sacrificar la visión y el enfoque de los actos que en un principio dieron origen a la gran familia Corleone.

 

Por todo lo anterior, la narrativa de El Padrino resulta tan atractiva. Es una historia repleta de tramas y subtramas, con personajes e ideas tan diversas pero tan similares que crean el marco perfecto para un drama de gran escala. Al público les son atractivas este tipo de historias —sólo hace falta ver el impacto de Juego de tronos en la última década para comprobarlo—, y son precisamente éstas las que sobreviven a través de los años como referente cultural, social y artístico.


**


Se acerca la temporada de alfombras rojas y no podemos negar que los premios Oscar nos llenan de ganas de hacer un maratón de las películas nominadas y sentir que formamos parte del jurado. Si estás listo para convertirte en un experto, te compartimos este artículo sobre las películas más premiadas que puedes ver en Netflix. Además, no te pierdas las 50 mejores películas según el Festival de Cannes.



Otto Ludewig

Otto Ludewig


Colaborador
  COMENTARIOS