INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

"El repostero de Berlín", la película que nos muestra todo lo que se oculta detrás de un amor prohibido

29 de junio de 2018

Wilmer Ogaz

"El respostero de Berlín" es un filme donde se amasan dolor, soledad, prejuicios y la coexistencia de dos sentimientos brutalmente opuestos.



La pasada edición del Festival Internacional de Cine Judío en México proyectó El repostero de Berlín —cuyo título original es The Cakemaker—, primer largometraje de Ofir Raul Graizer, un joven cineasta que cuando no está dirigiendo, se encuentra dando clases de cocina en su natal Israel. El filme cuenta la historia de Thomas —Tim Kalkhof—, un apuesto y talentoso pastelero alemán; y su intermitente aventura con Oren —Roy Miller—, un hombre judío, casado y con un hijo. Tras la repentina muerte de Oren en un accidente automovilístico, el pastelero decide ir en busca de su viuda a Israel para redimir el dolor, alojado entre el duelo y la culpa, de un sentimiento prohibido.





Guiado por el instinto, logra dar con Anat —Sarah Adler—, la joven viuda, que sin saberlo lo invitará a entrar en su vida. Poco a poco la relación entre ambos se volverá más cercana, revelando un fuerte deseo; aunque el duelo de Thomas va más allá de la resignación, y precisa de una absolución. La tensión entre los deudos, sostenida más por la tragedia que por amor, sugiere la ambivalencia del ser humano en el terreno sexual.





La conexión a través de los pasteles amasan todo tipo de emociones: nostalgia, dolor, placer, anhelo e incertidumbre, horneados en medio del silencio. En el fondo, el drama supone también una diplomática reconciliación entre los dos países, Alemania e Israel, que tras más de medio siglo de ríspidos desencuentros no han podido perdonarse.


Las mentes estrechas intentarán explicar la proeza de Thomas quedándose en el plano superficial; otros más elevados justificarán la mentira atribuyéndosela al mero placer. La única verdad contenida quizás en El repostero de Berlín es que nadie sabe lo que hay en la olla más que la cuchara que la menea.





**


Si estás listo para convertirte en un experto del Séptimo Arte, te compartimos este artículo sobre las películas más premiadas que puedes ver en Netflix. Además, no te pierdas las 50 mejores películas según el Festival de Cannes.



TAGS: Sexualidad Cine de arte crítica cinematográfica
REFERENCIAS:

Wilmer Ogaz


Colaborador

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Las mejores películas del año que puedes ver en el cine Canciones de amor para pensar en tu crush aunque no se las dediques Canciones que tocan todas las bandas de covers Las mejores series en Netflix para volver a creer en el amor 26 películas y series secretas de Netflix que debes ver al menos una vez Fotografías de Jason Momoa y su familia que muestran su lado sensible

  TE RECOMENDAMOS