Escenas eróticas del cine que son mejores que un poema
Cine

Escenas eróticas del cine que son mejores que un poema

Avatar of Carmen Blanco

Por: Carmen Blanco

3 de julio, 2017

Cine Escenas eróticas del cine que son mejores que un poema
Avatar of Carmen Blanco

Por: Carmen Blanco

3 de julio, 2017




El mundo deja de existir, los límites entre cada piel se pierden en el limbo de un suspiro, en la eternidad de un gemido. El amor y el sexo se viven con todos los sentidos y con todas las neuronas. El ser humano es un animal sexual. El deseo que habita en el alma de hombres y mujeres se inserta tanto en nuestra mente y puede llegar a obsesionarnos, y nos abandona sólo hasta que logramos saciarlo. El deseo sexual es natural y está adherido al ser humano, de tal manera que conecta directamente con el placer, un sentimiento al que todos estamos condenados.


A lo largo de la Historia el hombre ha plasmado el deseo y el sexo en el arte. Filósofos, pintores, escultores… y, por supuesto, el séptimo arte. La gran pantalla no queda exenta de plasmar en imágenes las pasiones escondidas. Son muchos los autores que han reflexionado en su obra sobre el sentido del erotismo. Directores como Federico Fellini (“La dolce vita”; “Ocho y medio”), Bernardo Bertolucci (“El último tango en París”; “Soñadores”), Larry Clark (“Kids”; “Ken Park”) o Gaspar Noé (“Enter the Void”; “Love”), han expresado a través de su cine la realidad del sexo, con sus entresijos y perturbaciones. Sin embargo, en este artículo no ahondaremos en el reflejo del sexo como tal, sino en la manera poética que tienen algunos autores de plasmar el acto de hacer el amor. Una forma poética y especial que nos transporta a la sexualidad de sus personajes. Un viaje erótico a través de planos lentos, eternos silencios o emocionantes canciones.


Aquí presentamos algunas escenas en las que el cine, el sexo y la poesía se entremezclan para crear una pieza única.


'Los amores imaginarios'

Xavier Dolan


Escenas eróticas del cine que son mejores que un poema 1


Xavier Dolan es un joven director canadiense con una visión única para dotar a sus películas de una estética preciosista. En sus cintas siempre disfrutamos de secuencias musicales a cámara lenta que se aproximan a los códigos del videoclip y aportan frescura al relato. En ‘Los amores imaginarios’, la segunda película que dirigió, habla de la relación de dos amigos que se encaprichan del mismo chico, un joven adonis de pelo rubio. La cinta reflexiona acerca del rechazo y el fracaso de los amigos en el terreno amoroso. Dolan opta por retratar de manera poética y bañada de color un encuentro sexual de uno de los personajes protagonistas.



'Her'

Spike Jonze


Escenas eróticas del cine que son mejores que un poema 2


Theodore (Joaquin Phoenix) es un hombre solitario que atraviesa una difícil época en su vida. Un día, ante la novedad comercial, compra un sistema operativo de inteligencia artificial llamada Samantha (Scarlett Johansson) que le ayuda a satisfacer las necesidades del día a día. La relación con el sistema operativo cada vez es más cercana hasta que acaba por aparecer una relación de amor entre los dos. Su encuentro sexual es uno de los más preciosos que se ha mostrado en la gran pantalla. La omnipresente y sensual voz en off de Scarlett Johansson envuelve la pantalla en negro para transportarnos a un acto tan íntimo como poético.



'Spring Breakers'

Harmony Korine


Escenas eróticas del cine que son mejores que un poema 3


Harmony Korine es conocido por crear un cine alejado de los convencionalismos y próximo a la escena más underground. Sus cintas, además de arriesgadas, contienen una estética cruda muy marcada. En Spring Breakers, el autor se acoge a unos códigos cercanos al video arte donde la mayor parte del discurso se narra a través de una voz en off repetitiva que acompaña a imágenes en cámara lenta y coloridas. El trío que James Franco se monta con Vanessa Hudgens y Ashley Benson nos envuelve en esa atmósfera caótica que encierra este film. 



'300'

Zack Snyder


Escenas eróticas del cine que son mejores que un poema 4


La estética se antepone en cualquier película de Zack Snyder. Con “300”, llevó a la pantalla el comic de Frank Miller y lo hizo con una original belleza que emana de cada imagen. Un universo propio que llegó a gustar a crítica y público. La escena de sexo entre el protagonista y su mujer es un canto a la estética digital.

'The neon Demon'

Nicolas Winding Refn


Escenas eróticas del cine que son mejores que un poema 5


“The Neon Demon” es la última película de Nicolas Winding Refn y nos sumerge de lleno en el mundo del modelaje. ¿Qué estaríamos dispuestos a hacer para ser la más bella? ¿O acaso la belleza está en el alma de cada uno? Hay mucho de fábula perversa en esta película y sus personajes están llenos de perturbaciones y ritos extraños con el único fin de alcanzar la cima. La sexualidad también juega un papel fundamental y Winding Refn nos la muestra de una manera bella y sombría a partes iguales. 



'El perfume'

Tom Tykwer

Escenas eróticas del cine que son mejores que un poema 6


La adaptación del best-seller de Patrick Süskind tenía la complicada misión de impregnar las imágenes del extraordinario sentido del olfato de Jean Baptiste Grenouille. Tom Tykwer, el director de la cinta, hizo un buen trabajo y creó una escena final llena de sexo y poética, con un cierto aroma devastador.



'Drive'

Nicolas Winding Refn


Escenas eróticas del cine que son mejores que un poema 7


“Drive” es una película dirigida por Nicolas Winding Refn y protagonizada por Ryan Gosling. el galán se mete en la piel de un especialista de cine y en sus ratos libres conduce para delincuentes. La historia, contada de una manera muy estética, está cuidada hasta el mínimo detalle. Las imágenes, la cámara, las interpretaciones, la música… todo converge para crear una pieza con una atmósfera propia. En la cinta no hay ninguna escena de sexo, pero sí asistimos a un beso entre el protagonista y su vecina. El beso es un poema visual lleno de emoción. Asistimos a la parte más dulce del “conductor” hasta el momento y al segundo siguiente podemos apreciar su peor faceta, una violencia sin escrúpulos. Winding Refn crea esta secuencia inolvidable donde une lo mejor y lo peor del ser humano. 




Un abrazo íntimo, una caricia de lujuria, miradas que se encuentran y bocas que prescinden de las palabras porque el único lenguaje válido en esos momentos es el sonido del roce de dos pieles barnizadas de pasión. Si te gusta el cine erótico, quizá te interese conocer 10 películas eróticas que puedes ver el pareja.











Referencias: