INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Escenas de películas que nos traumaron cuando éramos niños

7 de octubre de 2018

Alonso Martínez

Aunque ahora no parezcan tan impactantes, estas escenas nos hicieron llorar y tener pesadillas cuando éramos pequeños.



Las torturas de Saw ya no nos perturban tanto, pero hubo un tiempo en el que Disney nos hizo llorar, tener pesadillas y escondernos bajo la cama, como si fuera el fin del mundo. En el pasado, las películas para niños no eran tan amigables ni positivas y mostraban lados oscuros de la realidad que actualmente ya casi no se ven. Las siguientes son algunas pruebas de ello, y aunque nos marcaron, nos ayudaron a entender mucho más sobre la vida... y la locura.





La muerte de la madre de Bambi



Sin dudas, uno de los momentos más duros que nos enseñó sobre la mortalidad, y el peligro del hombre, es el momento en el que Bambi ve a su madre morir cuando ella lo lleva a dar un paseo. Un individuo armado le dispara, y vemos a Bambi sufrir la súbita pérdida. Ese disparo aún provoca escalofríos en quienes crecimos con esa película.






El asesinato de Mufasa



Traición, dolor, ambición. El momento en el que Scar deja caer a Mufasa de un precipicio, cuando trataba de salvar a Simba de una estampida también fue una secuencia inesperada que también nos enseñó sobre la muerte. El relato shakespeariano sigue siendo uno de los más impactantes en la historia de Disney.






Los juguetes de Sid



Al igual que Buzz y Woody, de niños estábamos aterrados de los juguetes híbridos que guardaba Sid en su habitación. Esa secuencia en la que parece que toman a Buzz Lightyear para destriparlo nos dejó boquiabiertos, y aunque después nos muestran que no son malos, siguen siendo desconcertantes, en especial porque ninguno habla, y no hay una razón específica del por qué ellos no se pueden expresar y los de Andy sí... Quizá fue toda la tortura.






El túnel de Willy Wonka



El Willy Wonka original era mucho más desconcertante que el de Johnny Depp, con su humor raro, su constante sarcasmo y el túnel del terror al que ingresa a todos sus invitados, para mostrarles una especie de pesadilla mientras recita versos atemorizantes que impactan a todos, y provoca que quieran escapar. No hay una razón específica para la escena y posiblemente sólo sirve para mostrarnos que Wonka es un personaje oscuro.






El bosque de Blancanieves



A los más pequeños nos tocó tener pesadillas con el bosque maldito de Blancanieves, a donde entra para huir de un cazador. La secuencia actualmente podría no parecer demasiado aterradora, pero cuando somos niños, un árbol que está a punto de destrozarte significa peligro y sueños atormentados durante semanas.






Los padres de Chihiro



Aunque en realidad toda la cinta está plagada de momentos creepy fuera de lo convencional, quizá el momento más impactante es cuando súbitamente los padres de Chihiro se convierten en cerdos cuando prueban la comida gratis del pueblo abandonado. Sin importar las metáforas que quiso integrar el director Hayao Miyazaki, es algo que ningún niño quiere ver.






Los elefantes rosas de Dumbo



La escena en la que Dumbo se embriaga con cerveza, parece uno de los peores viajes en ácido en toda la historia. Sumado a eso, la música es aterrorizadora e hipnótica, y aunque ahora podría parecer divertido, es una de las escenas más oscuras de Disney.






La transformación de las brujas



Una gran cinta que nos aterrorizó por completo cuenta con otra escena que nos marcó. El momento de la reunión de todas las brujas, cuando se quitan las "máscaras humanas" es realmente desconcertante. El diseño de producción es impresionante y muestra un asqueroso mundo. Quizá ahora parece exceso de maquillaje, pero sin duda muestra unas brujas mucho más terroríficas de las que imaginamos. Además, todo lo que sigue de la escena aún nos sigue poniendo la piel china.






Las orejas de Pinocho



Nadie quiere ser un burro, especialmente cuando son maltratados y encerrados en cajas, pero nada de eso pareció importarle a Pinocho cuando se une a un grupo de vagos. Cuando comienza a ver que todos se convierten en burros, y que a él mismo le salen orejas del animal, no sólo es una excelente lección, sino que las expresiones de Pinocho son genuinamente perturbadoras.



-


Con esas escenas, de niños no necesitábamos Saw o cualquier otra película sangrienta de terror. Las secuencias son prueba de que las producciones infantiles en el pasado no eran tan amigables, y que la inteligencia infantil era manejada de una forma distinta.



TAGS: Listados de películas Clasicos del cine Datos curiosos
REFERENCIAS:

Alonso Martínez


Editor de Cine

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Franco Escamilla, y otros stand-ups en Netflix Chamarras de cobertor San Marcos: Un pasó más para nuestra identidad en la Moda Sinister Colonial Ghost Stories: The Priest's Bridge Canciones indie para dedicar a tu crush imposible The Secret Park In New York Where Only People With A Key Can Go 5 cinco canciones de Miguel Bosé para "Morir de amor"

  TE RECOMENDAMOS