10 actores que arruinaron sus carreras por hacerse una cirugía plástica

Hay muchas cosas que destruyen la carrera de un actor; malos comentarios, drogas, y también están las cirugías plásticas.



Hay muchas cosas que destruyen la carrera de un actor, puede ser desde una adicción a las drogas con la que dejan de interesarse por el mundo, o hasta declaraciones o comentarios políticamente incorrectos, y ni hablar de casos tan lamentables como el de Kevin Spacey y las acusaciones recientes.



Y también están las cirugías plásticas. A veces los actores y actrices se sienten minimizados y atacados por los juicios que emite cualquier medio sobre su apariencia, lo que los obliga a modificar su aspecto —desde el rostro, cabello y el resto del cuerpo. Lamentablemente, esta decisión se vuelve en su contra y termina definitivamente con cualquier sueño hollywoodense.



-

Nikki Cox



Quiso rellenar su rostro de colágeno y bótox para eliminar las arrugas, abultar un poco los pómulos y engrosar los labios. El cambio ha sido tan dramático que lo único a lo que se ha dedicado en los últimos años ha sido al doblaje.



-

Ashlee Simpson



Entre muchos errores y tropiezos que ha tenido en presentaciones en vivo en diversos shows televisivos, lo que terminó de rematar la carrera de esta actriz fue la cirugía de nariz a la que se sometió; sin mencionar que antes de aparecer con una nariz respingada y no natural había declarado que las niñas debían verse al espejo y amarse tal cual eran...



-

Melanie Griffith



Al llegar a cierta edad, Melanie empezó a preocuparse demasiado por que los años opacaran su belleza, por lo tanto, se hizo restiramientos faciales e inyecciones en los labios; el resultado fue un rostro totalmente deformado, que no notó hasta que los medios empezaron a criticarla. Intentó resarcir el daño con otro cirujano, pero no funcionó.



-

Jennifer Gray



Ciertos rasgos y "defectos" físicos, muchas veces, forman parte del encanto y belleza de las personas, tal es el caso de la baja estatura de Danny DeVito o la delgadez de Jude Law; pero para Jennifer Gray su nariz era un auténtico lastre. Lo que nunca imaginó fue que a partir de la cirugía que se hizo, el trabajo se redujera dramáticamente, igual que su nariz.



-

Renée Zellweger



Luego de los kilos que tuvo que ganar para interpretar a la encantadora y despistada Bridget Jones, Renée modificó su aspecto con cirugía de párpados, bótox, implantes en las mejillas y extirpó algunas zonas de grasa facial que pudieran aparecer bajo su barbilla, redujo su nariz y modificó completamente sus rasgos faciales, el resultado fue que desapareció de la atención mundial hasta finalmente regresar con Bridget Jones' Baby.



-

Lara Flynn Boyle



A la corta edad de 32 años, la actriz declaró a la prensa que "se quedaba sin tiempo para interpretar papeles importantes". No es todo, de pronto, sus labios empezaron a engrosarse de la nada, y no de forma muy agradable. Fue entonces que la serie en la que participaba se canceló y sólo ha podido conseguir cameos en algunas series de televisión y breves papeles en filmes de bajo, muy bajo, presupuesto.


-

Meg Ryan



La actriz favorita de Norteamérica durante los 80 y 90 gozaba de una buena fama y las propuestas de trabajo le llovían por todos lados, sin embargo, al entrar a los 2 000 apareció con el rostro totalmente desfigurado debido a las múltiples cirugías plásticas a las que se había sometido, el más impactante, la modificación extraña que le hizo a sus mejillas y el "lavado de cara", procedimiento que cambia por completo el aspecto de tu rostro; fuera de eso — de las críticas a su apariencia "renovada"—, nadie más hablaba de ella.



-

Tara Reid



Era uno de los sex symbols más deseados del cine —todos la recordamos en American Pie—, pero el someterse a implantes de senos y a una liposucción fue lo peor que pudo hacer. Se deformaron sus pezones, se le hicieron pliegues de piel por todo el cuerpo —no podía usar bikinis ni prendas sexis— y su autoestima descendió a cero, en consecuencia, dejó de recibir llamadas de trabajo.


-

Lisa Rinna



Una mala inyección de silicón en los labios fue suficiente para que los productores dejaran de llamarla. cambiar su aspecto a os 24 años fue lo peor que pudo hacer ya que la cirugía fue un fracaso, criticaban tanto su aspecto que decidió, por su propio bien, alejarse de los reflectores.



-

Mickey Rourke



Actuó por un tiempo —cuando era tremendamente joven y atractivo—, se retiró para dedicarse al boxeo — con sólo seis peleas, ganadas todas—, destruyó su increíble belleza, quiso repararla con múltiples cirugías que no hicieron más que seguir deformando sus facciones, y cada que intentaba repararlas con un nuevo cirujano, sucedía lo contrario. Su trabajo como protagónico desapareció y ha regresado con papeles peculiares, como Marv, en Sin City.


-

El éxito empieza por amarte y respetarte, y sobre todo, por no dejar que los demás influyan en quien eres o como te ves. De no ser así haremos cualquier cosa para representar aquello que los otros quieren ver y terminaremos con nuestras expectativas y nuestra propia vida. Así ha sucedido con muchas celebridades.


*

Te puede interesar:


Fotografías de las actrices mexicanas que arruinaron su belleza por cirugías plásticas

El antes y el después de grandes famosos tras una cirugía plástica