Sharon Tate era una estrella en ascenso que se codeaba con la juventud exitosa de Hollywood. Descubre aquí varias de sus fotos en los años previos a su cruel asesinato.


Seguramente en días recientes has notado que el nombre de Sharon Tate ha comenzado a aparecer en tus redes sociales o puede que ya te hayas enterado que Quentin Tarantino tiene planeado lanzar su siguiente película el 9 de agosto de 2019, en el 50 aniversario de la muerte de Tate. La película girará en torno al año de 1969 y los asesinatos realizados por Charles Manson, siendo el más famoso precisamente el de esta modelo y actriz; y que también hayas visto la imagen de Margot Robbie personificándola. 



Sin importar la razón por la que hayas escuchado —o no— el nombre de Sharon Tate en días recientes, lo cierto es que su cruel asesinato de alguna bizarra forma inmortalizó la corta vida y carrera de la actriz, pues nos mostró en pleno siglo XX cuán sencillo resultaba terminar con una carrera que se le auguraba mucho futuro y éxito. 



-

Mucho antes de comenzar su carrera en el cine y televisión, la adolescencia de Tate se caracterizó por las constantes mudanzas que su familia realizaba dado que su padre, un militar, era reubicado con regularidad. Sin embargo, durante sus primeros 17 años de vida vivió en Estados Unidos. Fue ahí cuando comenzó a participar en distintos concursos de belleza, siendo el título de “Miss Richland” su único premio en este rubro. 



-

Sin embargo, ni bien ganó su título, pronto la familia de Tate se mudó a Vicenza, Italia, lugar donde entonces sí comenzó a probar la luz de los reflectores. Allí fue partícipe como extra de películas como Hemingway’s Adventures of a Young Man o Barabbas. Precisamente en el set de la primer película Sharon conoció a Richard Beymer, a quien seguro conocerás por West Side Story, ambos muy pronto comenzaron una relación sentimental que quedó capturada para la eternidad a pesar de su brevedad.



-

Con el gusano de la actuación, no le tomó demasiado tiempo a Tate volver a los Estados Unidos —junto a su familia— para perseguir una carrera artística. Fue ahí donde consiguió un papel en las series televisivas Mister Ed, The Man from U.N.C.L.E. y posteriormente en The Beverly Hillbillies, misma donde interpretó a Janet Trego, una secretaria. Éste es considerado su primer éxito y el papel que le comenzó a dar visibilidad.



-

Sin embargo, su debut cinematográfico propiamente llegó hasta 1966, año en el que estelarizó Eye of the Devil, película de terror en la que ella fue la primera y única opción, pero todas las esperanzas albergadas de que fuera un gran éxito y que Sharon Tate fuera lanzada como toda una estrella no rindieron frutos, puesto que en Estados Unidos fue un fracaso comercial.



-

Tras la producción de su debut, Sharon Tate permaneció en Londres —ciudad en la que se realizó la grabación— y fue ahí, después de relacionarse con el mundo de la moda que conoció al que sería su esposo, el afamado y muy polémico director, Roman Polanski. Ambos trabajaron juntos en el siguiente filme de la actriz, The Fearless Vampire Killers, película que por azares del destino vio su título cambiado, siendo el original Dance of the Vampires. Tate fue considerada para su rol después de que el productor Martin Ransohoff —a quien había conocido en los Beverly— le inisitió a Polanski de contratarla.



-

Durante ese mismo año, Tate protagonizó Valley of the Dolls, la cual si bien tuvo una aceptación de la crítica muy pobre, al tiempo que fue un éxito comercial; se trata de una de las principales películas de la actriz, al grado que su trabajo en ésta la hizo acreedora a una nominación al Globo de Oro. El filme es una adaptación de la novela homónima de Jacqueline Susann y cuenta la historia de tres amigas que intentan conseguir la fama y el éxito en la industria del entretenimiento.



-

Tras su colaboración en The Fearless Vampire Killers, Tate y Polanski comenzaron una relación y a vivir juntos en Londres, ciudad que también los vio unirse en matrimonio un año después, en 1968. El casamiento la acercó a una vida con aún más fiestas, celebridades y gente influyente del medio, pero también a las infidelidades de su esposo y otros dramas y rumores que hablan del control que el cineasta tenía sobre su vida o de los actos —generalmente de índole sexual y frente a una cámara— a los que la obligaba.



-

Entre la gente influyente que convivía con la pareja se encontraban Warren Beatty, Joan Collins y por supuesto que Mia Farrow —quien estelarizó Rosemary's baby y en cuyo set se pudo ver con regularidad a Tate—, los Fonda —es decir, Peter y Jane—, entre otros músicos de la época como Jim Morrison o George Harrison.



-

Sin embargo, después del éxito de Valley... vino The Wrecking Crew en la que tuvo la oportunidad de compartir pantalla con Dean Martin —uno de los actores más populares de la época—, asimismo la película contó con la asesoría de Bruce Lee para las artes marciales y él mismo entrenó a Sharon Tate para que realizara sus propias acrobacias. Tanto fue éxito de esta película que se había considerado realizar una secuela, sin embargo fue cancelada después de la muerte de Sharon Tate.



-

Su última película lanzada fue 12 + 1 de 1969, misma que comenzó a grabar al inicio de su embarazo. Tras la producción de este filme, Sharon decidió tomarse un tiempo de descanso para completar su embarazo antes de volver a la pantalla grande. No obstante, como ya lo habíamos mencionado, fue trágicamente asesinada, ese mismo año, en Los Angeles a manos de la "familia" de Charles Manson, quienes allanaron la casa que Tate estaba rentando y asesinaron a todos sus invitados.



-

Si bien el inicio de su carrera pudo haber parecido un tanto improvisado y en muchas ocasiones fue criticada por su falta de emociones frente a la cámara y su gran belleza, la realidad es que la carrera de Sharon Tate apenas comenzaba y poco a poco comenzábamos a ver un mayor despliegue de talento, así como su participación en lo que la crítica consideraba mejores roles, y por desgracia nos convertimos en testigos de cómo una estrella como ella fue opacada por completo por Charles Manson y sus colaboradores, quienes en años posteriores a los asesinatos adquirieron mayor fama y reconocimiento que la propia Tate.



Referencias: