PUBLICIDAD

CINE

La trágica historia de Bela Lugosi, el mítico Drácula de Hollywood

El actor húngaro nunca pudo dejar atrás a su icónico personaje, el cual lo persiguió hasta el día de su muerte.

Drácula es el vampiro más famoso del mundo. El icónico personaje creado por el irlandés Bram Stoker en 1897, popularizó a este ser de la noche que está inspirado en Vlad III, un emperador violento que de acuerdo con historiadores era conocido por beber sangre.

La novela del escritor llegó a todo el mundo y como era de esperarse, las representaciones en el cine surgieron a lo largo de los años. Uno de los actores que se metieron en la piel de este monstruo fue Bela Lugosi, quien ahora es una leyenda del cine, conocida por quedarse estancada en el papel de Drácula.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El intérprete nunca puso superar el personaje e incluso murió pensando que él era el conde.

¿Quién fue Bela Lugosi?

Su nombre real era Béla Ferenc Dezso Blaskó y nació el 20 de octubre de 1882 en el seno de una familia acomodada que vivía en Lugoj, territorio que actualmente es Rumanía.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Debido a que su padre era banquero, gozaba de una buena posición social, por lo que al crecer pudo imaginar su vida haciendo lo que más le gustaba, que era la interpretación, lamentablemente cuando solo tenía 12 años, recibió el duro golpe de la muerte de su papá, quien dejó desprotegida económicamente a la familia.

Ante esta situación tuvo que entrar a trabajar como minero, ferroviario y peón. Años después su panorama se compuso y comenzó a estudiar interpretación en la Academia de Música y Artes de Budapest.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Con tan solo 19 años ya era una estrella en su país, donde adoptó el nombre artístico de Arisztid Olt. Bela se especializó en interpretar papeles en obras de Shakespeare.

Un actor sindicalizado

Con la llegada del cine, Bela empezó a protagonizar filmes en Hungría y permaneció en la compañía del Teatro Nacional hasta 1918, año en que participó en protestas contra los bajos salarios, la explotación laboral y el trato injusto que se daba a los actores.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

 Lugosi apoyó al partido comunista húngaro y jugó un papel decisivo en la fundación de la Organización Libre de Trabajadores Teatrales, que más tarde pasó a ser el el Sindicato Nacional de Actores.

La crisis en su país lo obligó a mudarse a Alemania en donde comenzó a forjar una carrera más exitosa, pero la guerra lo alcanzó y huyó a Estados Unidos en donde se estableció y le llegó la fama.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El primer Drácula

Bela consiguió en 1927, el papel que le cambiaría la vida: el conde Drácula en la obra teatral del mismo nombre. La función en Broadway fue un éxito y ganó prestigio como actor en este país.

La fama internacional llegó cuando fue el elegido para dar vida a este vampiro bajo la dirección de Tod Browning. Posteriormente siguió interpretando papeles en filmes de terror y ciencia ficción como El doble asesinato de la calle Morgue y La legión de los hombres sin alma.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La decadencia del vampiro

En la década de 1940 Lugosi estaba sumergido en las adicciones, por lo que llegó a creerse que él en realidad era el conde Drácula. Incluso, aseguran que no se quitaba la capa ni para dormir, y surgieron los rumores de que dormía en un ataúd.

Fue en 1956 que murió de un ataque al corazón y fue encontrado por su quinta esposa Hone Linipeg.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

“Soy el conde Drácula, el rey de los vampiros, soy inmortal”, se dice que fueron sus últimas palabras.






Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD