NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Virginia Woolf y otros elementos con los que disfrutarás "Historia de Fantasmas"

16 de enero de 2018

Nicole López

¿Qué es lo que ocurre después de la muerte? David Lowery nos ofrece una teoría en su reciente película "Historia de Fantasmas"

Seguramente, más de una vez te has preguntado qué es lo que ocurre después de la muerte, si hay realmente una vida después de ésta o, por el contrario, nos desvanecemos en la nada para siempre. David Lowery nos muestra su perspectiva en la reciente película Historia de Fantasmas, una historia cargada de emociones que inmortaliza el amor y retrata de manera realista el dolor detrás de la pérdida.



Historia de Fantasmas (A Ghost Story) es una cinta independiente de drama, escrita y dirigida por David Lowery y protagonizada por Rooney Mara interpretando a M, y Casey Affleck en el papel de C. La trama de esta historia gira en torno a la muerte de un músico por un accidente automovilístico, el consecuente duelo de su esposa, el retorno y estancia del fantasma en la casa donde vivía con su mujer para consolarla.


Desde su premier mundial en el Festival de Cine de Sundance el 22 de enero de 2017, esta película obtuvo buenas críticas principalmente por su soundtrack, así como su narrativa y estética que parecen desafiar a la lógica, pero que a final de cuentas tienen sentido, pues embonan perfectamente con la historia dando como resultado una obra maestra cinematográfica. Este film llegó a los cines estadounidenses el 7 de julio del año pasado y recientemente fue estrenada en México, el 28 de diciembre de 2017.



No nos dejemos engañar por su nombre: no se trata de una película de horror; Historia de Fantasmas se puede clasificar dentro del género de drama y además tiene una puesta en escena de cine de fantasía. Aunque hay algunas escenas de suspenso, lo único terrorífico que podemos encontrar en ella es la expresión de la filosofía de su director en torno a la muerte y el “más allá” pues para Lowery nos desvanecemos poco a poco, perdiendo la perspectiva del tiempo y el espacio, y nos convertimos en una sombra invisible para nuestros seres queridos. La historia realmente comienza en el momento en que C muere en el accidente, despierta convertido en fantasma en un hospital y decide regresar a casa para consolar a su mujer y darse cuenta de que no puede hacer nada más que observar de manera pasiva el transcurso del tiempo y la recuperación de aquella que fue el amor de su vida.



El fantasma creado por Lowery es Casey Affleck, quien usa una sábana blanca y agujeros en los ojos, lo cual algunos considerarán como un disfraz de bajo presupuesto, cliché, folclórico, chafa o “cutre”, pero no por ello deja de ser encantador y realmente único, díganme ¿a quién se le habría ocurrido que algo tan sencillo llamaría la atención? La película intenta acertadamente generar empatía del espectador con el fantasma, lo acompañamos en todo momento y recorremos como sus cómplices espacio y tiempo ,inicialmente en la búsqueda del consuelo de su mujer y después en la búsqueda de un tesoro.



La intención de mencionar el tema del tesoro es precisamente traer a la luz uno de los intertextos más notorios del film: el cuento “A Haunted House” por Virginia Woolf. Su primera aparición es la cita de un fragmento al inicio de la película, dando a entender que el que no podamos ver algo no significa que no esté ahí. Podemos notar que a lo largo de la historia el cuento vuelve a hacer su aparición, por lo que resulta importante mencionar el tema central que aborda este texto, es en resumen la historia de dos fantasmas en búsqueda de un tesoro y también aborda el tema del olvido por el paso del tiempo.

Algo muy importante en esta película es el manejo del tiempo, pues el primer tercio de la historia transcurre en un ritmo aletargado y silencioso, no apto para cualquier espectador. Hay en ella planos fijos en los que no sucede nada y la música es reemplazada por sonido ambiente, además, una escena de 5 minutos en la que vemos a M comiendo un pay a tiempo que lucha contra sus emociones. Es así como Lowery nos introduce a un juego en el que el tiempo es relativo: Me puede comer un pastel en 5 minutos, mientras que en un parpadeo para nuestro querido fantasmita han pasado días, meses e incluso años. El papel del tiempo en esta historia no acaba aquí, sino que es ahí donde se enreda. Es entonces cuando podemos ver la puesta en escena de cine de fantasía en su máximo esplendor.



La película mantiene una proporción de imagen que actualmente permanecía en desuso, 1:33:1 con esquinas contorneadas y una fotografía suave pero artística en la que predominan paletas de color en tonos neutrales, escalas de café y azul. La proporción elegida no es un capricho, se debe a que el director quería manifestar una sensación de encierro y claustrofobia, tal como si el personaje principal estuviese atrapado en una caja sin poder salir.



En este film los diálogos son escasos, el más largo de ellos que es un monólogo del actor Will Oldham, que también aparece en el tráiler de la película, donde nos invita a la reflexión sobre el sentido de la vida y la búsqueda del ser humano por dejar un legado que prevalezca a través del tiempo. La música, por su parte, tiene una vital importancia pues remarca las acciones y el estado de ánimo de los personajes, permitiendo al público adentrarse en esas emociones y apropiarse de ellas. El encargado de la composición del soundtrack es un colaborador habitual de Lowery: Daniel Hart, quien, de acuerdo a críticos, nos regaló “fragmentos de sabiduría y reflexión”, piezas orquestales magníficas que dialogan con la poesía contenida en la imagen, la historia, la estética y el universo creado por Lowery.

La pieza más importante del soundtrack es, sin duda, “I Get Overwhelmed” de la banda Dark Rooms. Esta canción aparece en el tráiler y en los momentos cumbre de la película, donde el pasado y el presente se contraponen; alcanza a resumir al 100% la historia de la pareja: la cotidianeidad, intimidad, el amor profundo que sentían el uno por el otro y la felicidad, que son posteriormente arrebatados y reemplazados por la tragedia y el vacío que deja el ser amado. No bien terminada la canción, las lágrimas ya han corrido por nuestros rostros y la película ha ocupado un lugar en nuestra memoria y corazón.



Esta cinta se convirtió en una de las mejores historias que nos regaló el 2017 y los 87 minutos mejor invertidos debido a la temática profunda que aborda: la muerte, al mismo tiempo que nos invita a plantearnos el sentido de nuestra existencia y reflexionar sobre el amor, la vida y el tiempo. Una película que sin duda te fascinará.


TAGS: Muerte Cine de arte Amor
REFERENCIAS: Diario 21

Nicole López


Colaborador

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

13 fotografías del cuerpo de una mujer después de engraparse el estómago Las 8 actrices ganadoras del Oscar que nunca podrán ser superadas 7 películas que demuestran que no hay nada mejor que la soltería Las 10 canciones que más escuchas después de que te rompieron el corazón según Spotify ¿Cuánto cuesta comprar un órgano en el mercado negro? 10 películas en Netflix que son mejores que cualquier cinta que está en cartelera

  TE RECOMENDAMOS