NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Historia abreviada de la evolución del cine: de lo analógico a lo digital

24 de noviembre de 2017

Cultura Colectiva

La historia del cine va acompañada de la evolución social, cultural y, por supuesto, tecnológica de las sociedades

Los comienzos del cine, hace ya más de cien años, se proyectaron primeramente con los inventos de los hermanos Lumière. Fueron sólo trucos o ideas de ensayo para probar cómo se podría recrear imágenes en movimientos, lo que quiere decir que estos dos científicos jamás pensaron en ser los primeros cineastas de la historia. Sin quererlo, sentaron las bases de un nuevo arte. Cabe resaltar que cuando se habla de cine, se hace referencia a un recuadro, una imagen, una foto. En 1816 Joseph Nicéphore Niépce, un litógrafo francés, grabó imágenes sobre placas metálicas recubiertas de un material sensible. Sólo en 1826 obtuvo unas primeras imágenes fotográficas, inéditas. La fotografía más antigua que se conserva es una reproducción de la imagen conocida como Vista desde la ventana en Le Gras, realizada con una cámara oscura y una placa de peltre recubierta en betún.



Los "orígenes primitivos" del cine no están en el siglo XIX, sino que se remonta a muchos años atrás. Inclusive hay registro desde el Medioevo, en el año 1521, cuando Leonardo Da Vinci creó la cámara oscura y, en compañía de algunos de sus alumnos, experimentó con sales de plata y notó algunas de sus propiedades fotosensibles.

También hay quienes afirman que el cine, o al menos sus principios básicos, emergió desde los primeros indicios de vida. Esta tesis se plantea en La cueva de los sueños olvidados [Werner Herzog, 1994], un documental sobre las pinturas rupestres de la cueva de Chauvet, descubiertas en 1992 en el departamento de Ardèche (Francia).



Es preciso involucrar términos como la fotografía y el documental para entender más a fondo lo que conlleva hacer cine. Sin embargo, no es sólo es de ello de lo que se compone este arte. De hecho involucra a muchas otras áreas, que con el paso del tiempo le han dado una mejor acogida y las ideas son mejor proyectadas. De este modo es importante resaltar todos los cambios y diferencias que ha habido entre el cine fílmico y el cine digital. En ese sentido es preciso saber con qué estaba hecho el cine fílmico y cómo se hacía. Hablando de los Lumière, ellos efectivamente crearon las primeras imágenes en movimiento con el cinematógrafo. Produjeron algunos videos caseros y otros tantos que reflejan la cotidianidad de su época, por lo que también fueron denominados los primeros documentalistas.

No obstante, en términos conceptuales, ellos no estaban haciendo cine. En el año 1896 el ilusionista francés Georges Méliés demostró el origen del cine con el cinematógrafo y señaló que no sólo servía para reproducir la realidad sino que podía falsearse, con lo que surgió el cine de una sola mente.

Méliés rodó el primer filme de larga duración, de quince minutos, denominado El caso Dreyfus, en 1899. En 1902 realizó sus filmes más notables, como lo fue Viaje a la Luna. Estos primeros comienzos del cine fueron sin duda un gran paso para la humanidad porque en ellos se reflejaban historias reales o irreales con utensilios asombrosos.



También descubrió que si se detenía la cámara en medio de una toma y se reorganizaban los elementos de la escenografía antes de continuar, se podía crear la ilusión del movimiento de objetos, o su desaparición, entre otros. Además experimentó con superposiciones, retrocediendo la película antes de comenzar la siguiente toma, de forma que se superpusieran las imágenes. Por esto Georges Méliés es considerado el primer director de efectos especiales.

Asimismo, durante la gestación de estos primeros indicios de cine, se dio paso al montaje. Figuras como Edwin Porter, D. W. Griffith y Billy Bitzer, pioneros del séptimo arte, conformaron lo que se denominó el cine moderno. Con primeros planos, desenfoques, fundidos abiertos, contraluces, diafragma en forma de iris, intercalación de escenas paralelas, dobles exposiciones y acciones en vivo en primer término con fondos pintados y proyectados, fueron constituyendo un nuevo lenguaje audiovisual con la ayuda de la cámara. Las primeras películas con estos montajes tuvieron gran éxito, entre las que se destacaron El acorazado Potemkim, de 1924; El nacimiento de una nación, de 1915, e Intolerancia, de 1916. El montaje entonces fue el proceso de unión de dos planos medidos o varios planos ordenados, para dotar de estructura armónica, con ritmo, el relato fílmico.



Luego llegó el cine sonoro en 1919, gracias al inventor estadounidense Lee De Forest, quien obtuvo varias patentes que llevarían a la primera tecnología de sonido óptico con aplicación comercial. En este sistema, la pista de sonido era grabada fotográficamente en un lado de la cinta de la película para crear una copia compuesta o "casada". Si se conseguía una correcta sincronización del sonido y la imagen en la grabación, se podía confiar absolutamente en la reproducción.

Por otra parte los estudios Warner, en 1926, desarrollaron un sistema sonoro que producía un volumen con un nivel que era adecuado para el proceso fílmico y estaba unido mecánicamente al proyector de película del cine. A esto se le llamó sistema Vitaphone. Oficialmente la primera película sonora data del año 1927: El cantante de jazz, de Alan Crosland.

Todo cambió con la incorporación del color. Esto influenciaría otros departamentos, como la iluminación, el maquillaje, el vestuario y la dirección artística, entre otros. Todo comienza con el desarrollo del primer proceso de revelado de película en color, denominado Autochrome. La primera compañía en emplear esta técnica fue la empresa Technicolor, en 1922 el cual incluía dos tiras de colores: uno estaba sensibilizado para la luz roja y el otro para la luz verde. Ambas películas se revelaban y positivaban sobre una película virgen y luego se utilizaban colorantes para igualar los tonos originales. La primera película producida en ese formato fue The Toll of the Sea (Chester M. Franklin).



En 1932 la misma compañía utilizó una técnica de tres colores que era más sencilla y menos costosa. Quien empleó estos primeros procesos fue Walt Disney, en la producción del corto animado Los tres cerditos, en 1933. El método de colorizar películas también fue añadido por Mèlies, quien puntualmente lo que hacía era pintar con determinado color cada fotograma después de revelado. Por su puesto este proceso era bastante engorroso y arduo, pero sin lugar a dudas en su época significaba algo realmente bello.

Con la llegada del color generaban nuevos puestos en la industria cinematográfica, como lo fue el primer director de arte: Douglas Fairbank. Dicho cargo nació después de haberse desarrollado la película Robbin Hood, en 1922. A su vez, el color empezaba a representar nuevas tendencias y predominaba cada tonalidad, ya en diferentes géneros cinematográficos.



También es preciso hablar de la era digital en el cine, pues representó un cambio bastante marcado en el mundo. En 1989 la compañía Kodak propuso desarrollar una tecnología digital que a su vez fuera utilizada para la restauración de películas, así como para obtener efectos especiales más notorios. Entonces introdujo un sistema de película digital llamado Cineon, hecho en 1993, el cual incluía un escáner, una filmadora digital de película, una estación de trabajo digital y un software.

Desde el nuevo formato de cámaras estandarizadas, los esquemas de iluminación bastante simétricos, el sutil manejo de la edición y montaje, además de las brillantes ideas acompañadas de sus directores, hacen que el cine de hoy sea completamente nuevo, renovado, fantástico y mágico.

También desde su reproducción, exhibición, distribución y comercialización en todo tipo de medios, el cine digital ha empleado innumerables mecanismos para la obtención de grandes resultados, y por supuesto esto no se lograría sin la ayuda de excelentes ordenadores que trabajan especialmente para hacer cine. Por otro lado el cine digital ha ido muy de la mano con el proceso de posproducción y el área de efectos especiales. Por ejemplo, en la actualidad ciertos programas funcionan con la compañía de escenarios y trajes para la animación y creación de personajes ficticios. Esto también hace que los decorados, en cuanto a ambientación, y los efectos de maquillaje artístico vayan quedando a un lado por el gigante de la tecnología.

En comparación de las anteriores cámaras (las cuales tenía que ser trasladas por una grúa por su peso), la evolución de la cámara fotográfica, también ha permitido innovadores resultados en el cine, tanto así que podemos filmar desde nuestros teléfonos celulares. Por su puesto con interesantes resultados que permiten proponer de cuanta categoría cineasta exista.



Como resultado del desarrollo tecnológico, el cine digital debe emplear aspectos importantes en la realización de sus filmes, como contar con determinadas variables numéricas, composición de planos, resolución de imagen, sensitometría, especificaciones técnicas de luz y color, filtros de iluminación y balanceado, formatos de almacenaje y exportación, medidas técnicas en los equipos a utilizar, proceso de grabación y codificación, sus dimensiones de pantalla o cuadros, tipos de proyectores, su valor en definición, entre otras características. Todo ello agrupado en manuales protocolarios, regidos por estándares establecidos, que controlan su correcta realización y el manejo del material.

No cabe duda de que lo que se conoce hoy como cine no es nada comparado con el cine fílmico, por todas sus grandes falencias y contrastes evolutivos; sin embargo, siempre predominará la idea de captar lo esencial con el fin de cautivar al espectador. No importa la época que sea, ni su ambiente, ni su guión o sonido, el cine siempre conservará su idea de mostrar lo que se es pensado de mil formas.


Escrito por Miguel Ángel Bareño Melo


Fuentes

Recursos

Wikipedia

Lenovo

***

Ya estamos lejos del pasado. Ya no tenemos que rentar VHS ni DVDs y la única pesadilla que nos queda es encontrar algo bueno entre todo el catálogo. Diciembre parece ser uno de los mejores meses para la plataforma, ya que llegan éxitos internacionales y se aproximan nuevos episodios de las series que todos amamos, así que no nos queda más que apretar unos cuantos botones, recostarnos, subir de peso y mirar este contenido de calidad entre todo un mar de mediocridad.

TAGS: Clasicos del cine Cine de arte Historia mundial
REFERENCIAS:

Cultura Colectiva


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

13 cosas sobre un encuentro homosexual que siempre temiste preguntar Lo que el color de tu excremento dice de tu alimentación Qué necesita un libro para convertirse en un best seller 20 Canciones de los 90 que escuchamos en MTV y se volvieron indispensables en nuestras vidas 11 canciones de José José para saber en qué momento de tu relación estás 5 misterios que esconden las pirámides del Antiguo Egipto

  TE RECOMENDAMOS