Cosas que no existen pero amamos del cine
Cine

Cosas que no existen pero amamos del cine

Avatar of Vanessa Sanchez

By: Vanessa Sanchez

May 2, 2017

Cine Cosas que no existen pero amamos del cine
Avatar of Vanessa Sanchez

By: Vanessa Sanchez

May 2, 2017



Normalmente, cuando alguien aprecia una película, se adentra en la historia o lo que comúnmente se conoce como "el universo del personaje". Llegado a ese punto, se desdibuja la frontera entre lo real y lo ficticio. Ocurre, en definitiva, lo que se conoce como un pacto ficcional. Puede resultar bastante cínico (por no decir agufiestas) hacer a un lado el goce estético e indagar en qué es verosímil, verídico o real y qué no. Pero ¿qué es lo que realmente pertenece a la dirección de arte? Tal vez la clave está en las fotografías de antes y después de efectos especiales sobre tus películas favoritas, pero las claves de su historia residen en su cronología y en cómo fueron encontrando su lugar en la filmografía.





Si bien es cierto que en 1857 ya había intentos por intervenir fotografías —doble exposición, yuxtaposiciones, etc.—, podría decirse que todo comienza con Georges Méliès, un auténtico pionero e innovador en los primeros años de la cinematografía. Méliès, formado como ilusionista y destacado por su exorbitante creatividad, sutileza estética y talento artístico, se convirtió en un precursor del cine actual, pues su propuesta fue ver el cine como una "fábrica de sueños". Para el realizador francés, la finalidad del cine era transformar lo real en algo fantástico. Uno de sus grandes trabajos, Le Voyage dans la Lune (1902), habla por sí solo. Lo que en la actualidad se conoce como efectos especiales en realidad surgieron de los primeros intentos —trucos de magos— por dotar a la imagen en movimiento creada por los hermanos Lumière de los elementos fantásticos y surreales que convierten a cada pieza fílmica en un sueño hecho realidad. 





A medida que se desarrollaba la tecnología de las cámaras y el cine iba incorporando más elementos al lenguaje que había creado, los efectos especiales seguían desarrollándose y encontrando un sitial privilegiado en la realización de varios tipos de películas. El terror, la ciencia ficción, la acción y otros géneros tenían un elemento esencial para hacer más vívida sus imágenes y secuencias. La gran pantalla empezó a tomar por sorpresa a los espectadores con su "realismo" o con la experiencia que ofrecían, ideal para sumergirse cada vez más en las historias. A partir de los años 80, los cineastas empezaron a experimentar con los efectos digitales. La era de las computadoras había llegado para quedarse. Su irrupción en el mundo del cine es un reflejo del tipo de historias que se cuentan ahora, tanto en el cine como en la TV. Sólo basta con pensar en la gran cantidad de películas que hay actualmente en cartelera o revisar varias de las series más exitosas del momento. La gran mayoría depende del uso de los efectos especiales o sin ellos sería imposible desarrollar una parte vital de la trama. Los Estudios Disney también aportaron grandes luces acerca del tema, al empezar a incluir animaciones en sus filmes con actores reales. No puede olvidarse el papel de las técnicas de animación en la historia de los efectos especiales del cine.





A partir de los años 1930 empezó a implementarse la famosa técnica del croma, conocida también como clave de color. Se define como una técnica audiovisual utilizada en cine, televisión y fotografía que se usa ampliamente dentro de un estudio o locación para remplazar parte de la imagen por otra, con la ayuda de un ordenador y un equipo especializado. Básicamente consiste en extraer un color de la imagen, normalmente se utilizan pantallas o elementos de color verde, azul o negro. Para que esta técnica funcione, la ropa del actor no puede ser del mismo color del fondo. Esto se hace con la finalidad de facilitar el trabajo de maquillaje (apariencia de los personajes), utilería, escenografía. La ventaja de esta técnica es que aligera considerablemente los costos de producción, pues al filmarse en un estudio no se depende de la luz natural de las locaciones externas, se evitan viajes y traslados de equipos, etc.


efectos especiales en el cine


La creencia general es que esta técnica podría aplicarse solamente en películas de ciencia ficción, de fantasía y de terror, pero la realidad es que es utilizada con bastante frecuencia en todo tipo de filmes. La pantalla verde es una protagonista en la posproducción de supertaquilleras como la saga de Harry PotterStars Wars, pero también en películas con locaciones complicadas como Titanic o El lobo de Wall Street, basadas en hechos reales.


efectos especiales en el cine


Está claro que quienes aman el séptimo arte ni se preocupan —o no deberían preocuparse— por lo que es real y lo que es ficticio. Si de algo se puede estar completamente seguros es que en el mundo cinematográfico la ficción siempre va a superar la realidad.

***

Si bien es cierto que el mundo de las películas cambió por completo con la implementación de los efectos especiales, varios directores hacen estallar de emoción a los espectadores sin hacer uso de ellos.


References: