Locos Addams y cáncer: la trágica historia de Raúl Juliá
Cine

Locos Addams y cáncer: la trágica historia de Raúl Juliá

Avatar of María Fernanda Vega Muciño

Por: María Fernanda Vega Muciño

24 de octubre, 2019

Cine Locos Addams y cáncer: la trágica historia de Raúl Juliá
Avatar of María Fernanda Vega Muciño

Por: María Fernanda Vega Muciño

24 de octubre, 2019

Raúl Juliá tuvo una gran trayectoria en cine, teatro y televisión.


Raúl Juliá, actor que dió vida a Homero Addams en Los Locos Addams, murió en 1994 víctima de un derrame cerebral a la edad de 54 años. 

Juliá fue un actor puertoriqueño que hizo historia como hispano en Hollywood y abrió brecha para todos los latinos. Muchos identifican a Raúl Juliá como Homero Addams, sin embargo tiene una amplia trayectoria y fue un artista muy completo. 

Estudió humanidades en la Universidad de Puerto Rico y luego se lanzó a Nueva York en 1964 a estudiar arte dramático. Por medio de contactos, conoció a el productor y gigante de Broadway Joseph Papp y actuó en el Festival Shakespeare. Además, protagonizó muchos musicales en teatro como El hombre de la Mancha. Se especializó en clásicos, como Macbeth hasta La fierecilla domada obra en la que compartió con Merryl Streep, Otelo, Hamlet, El rey Lear y La vida es sueño.

Su experiencia en teatro fue la base para hacer una carrera en cine y en televisión. Participó en más de veinte películas pero sin duda alguna la que lo llevó a la fama fue O Beijo da Mulher Aranha, versión adaptada al cine de la novela de Manuel Puig.

Compartió con Harrison Ford en la película Presumed Innocent y con Clint Eastwood, en The Rookie. Pero, sin duda en los años de 1991 y 1993 Raúl Juliá ganó popularidad con las dos películas de La familia Addams, en las que Raúl Juliá interpretó el papel de Homero, el patriarca de la excéntrica familia.

Su decadencia comenzó al rodar uno de sus últimos trabajos The burning season en donde interpretó a Chico Mendes y uno de los requisitos fue perder mucho peso, por lo que terminó afectando su salud al sufrir una grave intoxicación por alimentos. 

Raúl Juliá

Durante la filmación de Street Fighter: Ultimate Battle Juliá fue diagnosticado de cáncer de estómago, por lo que pasó tres meses en el hospital y tuvieron que retrasar el rodaje. 

Pese a ello pudo terminar de grabar todas sus escenas, a pesar del inmenso dolor que estaba sufriendo. Murió antes de poder verla en cines y años más tarde se convirtió en una película de culto. 

Te puede interesar:

Las 100 mejores películas de la década
22 películas que están escondidas en el catálogo de Netflix


Referencias: