El hombre que mostró que el odio es más grande que el amor

miércoles, 12 de julio de 2017 11:12

|Wilmer Ogaz



Junio ha terminado, el mes del orgullo y la diversidad sexual nos ha dejado grandes enseñanzas y una sensación de empatía y unión; pero también nos ha dejado una visión al panorama internacional y al camino que nos falta recorrer como sociedad para alcanzar la aceptación y la libertad sexual. El fin de junio no es el fin de la lucha por los derechos humanos, y muchos creadores se han sumado a esta lucha a través de distintas manifestaciones artísticas.


i am michael poster


Ejemplo de ello es la película “I Am Michael”, dirigida por Justin Kelly. El filme se estrenó en el festival de Sundance en enero del 2015, y este año por fin podemos disfrutarlo a través de Netflix. La película está basada en hechos reales, y aborda la historia de Michael Glatze, un prominente activista de la comunidad LGBTTTIQ que se convierte en un pastor cristiano homofóbico.


i am michael pelicula


La cinta es protagonizada por James Franco, Zachary Quinto y Emma Roberts. No es la primera vez que vemos a James Franco interpretar a un homosexual, y en más de una ocasión el actor ha defendido públicamente los derechos de la comunidad gay. En el 2008 dio vida a Scott Smith en la película “Milk”, pareja de Harvey Milk —interpretado por Sean Penn—; además, en “King Cobra” (Kelly, 2017) interpreta a Joe, un productor de la industria porno.


i am michael pelicula homosexualidad


En “I Am Michael” se pone sobre la mesa un tema ampliamente discutido, en el que la ciencia y la religión pelean por tener la verdad absoluta. Sin embargo, esta película plantea de forma muy distinta esta controversial situación. Nuestro protagonista, Michael Glatze —interpretado por quien nos regala su mejor actuación desde “127 horas”— retrata la intensa y dolorosa redefinición de los sentimientos después de recibir el llamado de Dios. Michael decide ya no etiquetarse como “gay” y experimenta una serie de cambios, un tipo de metamorfosis que afectará su vida de forma irrevocable. Pero esta decisión también afectará la vida de otros, en especial la de Bennett —interpretado por Zachary Quinto—, su entonces compañero abiertamente gay.


i am michael pelicula james franco


Aunque las motivaciones de los personajes tienen su razón de ser, durante los 101 minutos que dura la historia no encontramos una lo suficientemente fuerte para apoyar el cambio de postura de Glatze sin juzgarlo. Su odio surge al leer un libro y adoptar una postura fundamentalista. La historia del filme está basada en un artículo de Benoit Denizet-Lewis titulado ‘My Ex-Gay Friend’ publicado por el New York Times; definitivamente nos hace preguntarnos “¿cómo es posible que un gay se convierta en heterosexual?”. Pero ése no es el problema, sino la manera en la que Michael se convierte en un despreciable pastor homofóbico, cuando antes luchaba por la defensa y visibilidad de personas que, en sus propias palabras, se sentían solas y diferentes.


i am michael james franco zachary quinto


Vale la pena disfrutar de esta película en la que no se puede tapar el sol con un dedo. No importa si le llamamos religión, valores, familia o conciencia, es imposible ser infiel a los principios. La moraleja es que no debemos caer en el juego del juicio, sino que debemos comprendernos y aprender sobre nosotros mismos a través de los demás.





**

Son muchos los detalles que componen a una gran película, pero cuando además refleja los sentimientos de toda una sociedad se convierte en una joya que puede llegar a influir en la manera de pensar y quizá revolucionar algunas ideas que antes no compartíamos; en este caso, comprender a una comunidad. Aquí te compartimos otras 12 películas para entender el orgullo LGBT; o si la literatura es tu hit, con estos libros podrás comprender los derechos de los homosexuales a través de la historia


TAGS: Cine de arte
REFERENCIAS:
Wilmer Ogaz

Wilmer Ogaz


  COMENTARIOS