INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

"I, Tonya", la trágica vida de la mujer más odiada en la historia del deporte

15 de enero de 2018

José Luis Sánchez

La cinta deja atrás los dramas típicos de las biografías, ya que la historia es más bien una comedia oscura, con tintes de crítica social.



El cine siempre ha tenido varios objetivos, y uno de ellos ha sido plasmar la realidad que vivimos. Con esta idea, a lo largo de los años muchos cineastas han decidido narrar historias de personas que se han destacado en distintos ámbitos. A veces son plasmadas en documentales, otras veces en ficción; pero siempre con la intención de demostrar que las historias reales son las que se deben contar, porque inspiran, conmueven y nos acercan a lo más humano: el entendimiento del otro.


En los últimos años se han estrenado muchas cintas biográficas. En El código Enigma pudimos ver la vida del hombre que creó la primera computadora y cómo ese hecho ayudó a terminar la Segunda Guerra Mundial. En La teoría del todo vimos al mejor científico de nuestra generación, Stephen Hawking, y cómo es que una gran enfermedad llegó y cambió su vida. En el Lobo de Wall Street fuimos testigos de cómo fue que Jordan Belfort se convirtió en uno de los mayores estafadores de todo el mundo. Pero este año llegó una cinta biográfica diferente a las anteriores, una historia protagonizada por una mujer que luchó por salir de la clase pobre y convertirse en una medallista olímpica, pero que fue tachada por la sociedad y los medios como la gran villana del medio deportivo americano.





I, Tonya nos cuenta la vida de Tonya Harding, una patinadora olímpica americana proveniente de una familia de escasos recursos que intenta lograr su sueño de ganar una medalla olímpica. Pero todo se viene abajo cuando unos matones le rompen la rodilla a su contrincante, Nancy Kerrigan, y acusan a Tonya de ser la mente maestra detrás de este polémico caso.


La película es dirigida por Craig Gillespie —quien dirigió la comedia Lars and the Real Girl—, con un guión de Steven Rogers. Lo curioso es que este guión estuvo muchos años dentro de la lista negra de Hollywood, la cual contiene los mejores guiones jamás filmados. Y se entiende por completo por qué estaba dentro de la lista, ya que el guión es espectacular. Mientras la mayoría de películas biográficas están narradas por el protagonista, I, Tonya es narrada por tres personas al mismo tiempo: Tonya, su mamá y su ex esposo.





La cinta deja atrás los dramas típicos de las biografías, ya que la historia es más bien una comedia oscura, con tintes de crítica social. Además podría considerarse como un falso documental, ya que los actores recrean cada una de las entrevistas que hizo el guionista a las personas que narran la trama; esto ayuda a mejorar el ritmo de la cinta y a la vez sirve para dejar atrás las comparaciones que suele hacer la gente sobre las similitudes entre la persona y el personaje. Por otra parte, la dirección de Gillespie es muy buena, sobre todo en cada una de las escenas de patinaje, ya que recrea algunas de las grandes rutinas que la joven patinadora mostró en sus competencias.


I, Tonya logra mostrar el otro lado de los deportes, el lado en el que los deportistas no siempre son ricos y tienen que esforzarse año con año para conseguir el dinero necesario y pagar sus viajes, el equipo necesario, etcétera. La cinta sabe dar una fuerte crítica a los medios de comunicación que sólo buscan el escándalo; a las organizaciones deportivas, que tachan y menosprecian a deportistas por su situación socioeconómica; y sobre todo, critica a la sociedad que siempre intenta buscar a un héroe a quien amar y un villano a quien odiar.





Pero lo mejor de la película no son las coreografías de patinaje, el humor o la crítica social; lo mejor de esta cinta son las actuaciones de Margot Robbie —quien interpreta a Tonya— y de Allison Janney —quien interpreta LaVona, la madre de Tonya. Por una parte, Margot muestra su mejor actuación desde El lobo de Wall Street y prueba por qué es una de las grandes actrices de Hollywood actualmente. Las escenas de patinaje son bastante buenas; pero dejando a un lado eso, toda su interpretación es espectacular, desde su acento hasta su forma de vestir. Además, en cada escena que tiene en solitario logra hacer algo que impacta a la audiencia. Por otro lado, Alison nos muestra a una de las madres más detestables que se han visto en la pantalla grande. La actriz logra personificar perfectamente las locas manías del personaje; además de que todas las escenas que tiene junto al perico son espectaculares. Sin duda estamos frente d dos grandes contendientes al Oscar a Mejor actriz y Mejor actriz de reparto.





Aunque no todo es perfecto en I, Tonya. Aunque el guión es muy bueno, la estructura de la cinta es inconsistente y tiene momentos que caen dentro de la trama. Además, Sebastian Stan —quien interpreta al ex esposo de Tonya— deja mucho que desear con su actuación. A pesar de ello, la cinta logra colocarse como una de la favoritas en la temporada de premios y ha sido alabada por la crítica.


I, Tonya es un filme bastante disfrutable, con un gran guión y una producción capaz de recrear perfectamente la escencia de los años 90; además de recordar cada traje y cada coreografía de la patinadora. Es una cinta que nos muestra el desafortunado final que llegan a tener esos atletas que no vienen de familias de dinero; esos atletas que luchan por conseguir sus lugares en competencias, que dejan la escuela para dedicar toda su fuerza a la práctica, atletas que lo único que saben hacer es patinar, es su pasión. Pero que cuando caen todos les dan la espalda y los llevan a romper sus propios límites.





**


No podemos negar que los premios Oscar nos llenan de ganas de hacer un maratón de las películas nominadas y sentir que formamos parte del jurado. Si estás listo para convertirte en un experto, te compartimos este artículo sobre las películas más premiadas que puedes ver en Netflix. Además, no te pierdas las 50 mejores películas según el Festival de Cannes.



TAGS: Recomendaciones Oscar crítica cinematográfica
REFERENCIAS:

José Luis Sánchez


Colaborador

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

10 pasos para vestirte y maquillarte para el Corona Capital 2018 Cómo preparar el postre más famoso de la literatura francesa Encuentros espirituales, viajes por el cielo y otras razones para visitar Valle de Bravo Valhalla: el festival al que debes ir si tienes corazón de vikingo Los esquites más exóticos de la CDMX que debes probar antes de morir Héctor “El Güero” Palma: violento, sanguinario y líder del Cártel de Sinaloa

  TE RECOMENDAMOS