PUBLICIDAD

CINE

Infrasonidos: La técnica secreta que te asusta en las pelis de terror

Si tú tampoco soportas las películas de terror, puede que no sea por monstruos ni fantasmas, sino por los extraños sonidos que se ocultan en ellas.

El cine no sería ni la mitad de aterrador si no fuera por los sonidos y la música que lo acompañan. Hace poco hablamos de los mejores soundtracks y sí, muchos pertenecen a cintas de terror clásicas como ‘The Shining’ o ‘Donnie Darko’. Y es que, aun más allá de los sonidos evidentes están los infrasonidos: el ruido aterrador que nuestra naturaleza humana relaciona con animales u otras criaturas en peligro, gritos, chillidos y otros elementos que para muchos resultan insoportables... pero al mismo tiempo es prácticamente imperceptible.

De acuerdo con BBC, que recoge un estudio realizado en 2010, científicos de la Universidad de California descubrieron que muchos compositores del cine de terror usan “sonidos de alarma no lineales”, como los que usan algunos mamíferos para alertar sobre depredadores. Son una especie de alarma de la naturaleza y por eso nos ponen tan nerviosos. Así como la música de cuerdas que nos advierte de la presencia de Norman Bates en Psycho o de un tiburón que se acerca peligrosamente en Jaws, pero en bajísimas frecuencias.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

¿Qué son los infrasonidos?

Más allá de la música angustiante que podemos escuchar claramente están los infrasonidos: ondas sonoras cuya frecuencia está por debajo del espectro audible del oído humano (unos 20 Hz). Muchos animales son capaces de captarlas y por eso se dice que pueden “predecir” desastres naturales como los terremotos o los tsunamis. En realidad es porque ellos pueden captar, mucho mejor que nosotros, las ondas infrasónicas de la Tierra.

En 1998, el profesor Vic Tandy de la Universidad de Coventry explicó cómo estos sonidos pueden llegar a crear una atmósfera “embrujada”, pues pueden incluso provocar una percepción equivocada de movimiento de reojo (como cuando ves algo por medio segundo y resulta no estar ahí). Los infrasonidos no solo llegan al sentido del oído, sino también pueden provocar ilusiones ópticas que confundimos con fantasmas.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Estos extraños sonidos son otra forma de aterrar a los espectadores sin que ellos se den cuenta (una forma de añadirle aun más miedo a una película). Son casi imperceptibles porque tienen una frecuencia más baja, pero pueden provocar sentimientos como angustia y tristeza o un malestar generalizado. ‘Irreversible’ es el más claro ejemplo de su uso: ciertas piezas de la cinta tienen infrasonidos con ese efecto, sobre todo en la primera mitad, que pueden provocar mareos, náuseas y vértigo (aunque esto es debatible, pues la violencia extremadamente gráfica de la película puede producir ese efecto en cualquiera). Cuando se presentó la cinta de Gaspar Noé en el Festival de Cannes, al menos 20 personas requirieron atención médica porque se desmayaron durante la función (incluso antes de las escenas más perturbadoras).

Este video incluye ese audio separado (quizá solamente logres percibirlo si usas audífonos) de la pista “Rectum”, que hace referencia a un antro de la cinta:

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO



Podría interesarte
Etiquetas:cine
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD