'Joker': un brutal retrato de la mente enferma, que no todos entenderán
Cine

'Joker': un brutal retrato de la mente enferma, que no todos entenderán

Avatar of Alonso

Por: Alonso

27 de septiembre, 2019

Cine 'Joker': un brutal retrato de la mente enferma, que no todos entenderán
Avatar of Alonso

Por: Alonso

27 de septiembre, 2019

'Joker' no es para aquellos que aman las películas de héroes, ni para quienes no entienden las enfermedades mentales.


Han pasado más de 12 horas desde que vi Joker por primera vez. Cuando salí de la sala de cine, la risa de Joaquín Phoenix aún sonaba en mi cabeza, y todas las imágenes que presencié se repetían dentro de mi mente –no como una cinta– sino como un recuerdo vívido de una realidad clara, una que a veces me olvido que existe, pero que nos tiene atrapados. Tuve una pesadilla al respecto, y mientras escribo esta reseña, aún siento un poco del daño que me causó. Sí, Joker es una película casi perfecta, y aquello que representa es lo que la hace tan magnánima, especialmente en este momento tan podrido de la humanidad.

Relacionadoque-hacia-joaquin-phoenix-en-las-grabaciones-de-jokerPerdiendo la cabeza: Joaquin Phoenix se salía del set mientras filmaba 'Joker'

En primer lugar, Todd Phillips pareció tener una aventura similar a la del legendario guitarrista Robert Johnson, quien era un músico de talento promedio hasta que emprendió un viaje en donde supuestamente vendió su alma al diablo para convertirse en una leyenda. Es decir, Phillips decidió olvidar su pasado con The Hangover para cambiar por completo su acercamiento –no sólo para un guión completamente distinto y alejado a su filmografía– sino con los actores. Cada uno de los participantes de la cinta están dentro de su universo y cada encuadre y detalle de fotografía está situado para mostrarnos cómo viven en su versión de Ciudad Gótica: un lugar caótico y olvidado por el mundo, igual que Arthur Fleck.

Joker: un brutal retrato de la mente enferma, que no todos entenderán 1

Claro, las comparaciones con Taxi Driver no se detendrán, pero Phillips tomó The King of Comedy (también de Martin Scorsese) como base para mostrar a un hombre enfermo con un sueño dentro de un mundo que hará hasta lo imposible para impedirlo, sin embargo, aunque ambas películas están situadas en la misma época, Joker es mucho más pesimista sobre hacia dónde se dirige la sociedad y quién es el culpable de ello. La visión del director no está directamente influenciada por una nación actual, sino que es una amalgama de lo que es el mundo entero: gente desesperada, basura y ratas en las calles, violencia sin sentido y rechazo para aquellos que sólo quieren tener una vida tranquila y sentirse felices.

Pero Fleck no es un hombre normal y tampoco el protagonista de The King of Comedy. De acuerdo con la OMS, una de cada cuatro personas sufren una enfermedad mental, y en Ciudad Gótica, al gobierno no le interesan esos problemas. Entonces, ¿qué pasa cuando una ciudad entera abandona a un hombre que sólo necesita tratamiento y medicamento? Joker tiene la respuesta pero es más oscura de lo que podríamos pensar.

Relacionadopeliculas-que-muestran-lo-podrido-de-la-sociedad8 películas que muestran lo podrido de la sociedad y debes ver antes de 'Joker'

Más allá de si es una cinta de cómics, de la fotografía o de sus influencias, la cinta es un grito de ayuda para que el mundo voltee a ver esa problemática. La mayoría de los tiroteos llevados a cabo en Estados Unidos desde hace 20 años (comenzando por la Masacre de Columbine) fueron causados por hombres blancos con problemas psicológicos. En gran parte de las culturas del mundo, incluyendo en la mexicana, la salud mental es un tema tabú para los hombres, quienes suelen recurrir a la violencia como respuesta ante su frustración. La cinta no glorifica ni santifica al Joker, sino que se esfuerza por hacer que nos preocupemos por la gente a nuestro alrededor. Nos hace preguntarnos quién puede ser Arthur, pero también quiénes somos nosotros al malinterpretar a un personaje como él.

Joker: un brutal retrato de la mente enferma, que no todos entenderán 2Es irónico cómo la obra refleja una adoración ciega hacia el Joker, mientras que la realidad es igual. La gente adora a un personaje con una enfermedad mental, pero no se detienen a analizarla ni intentan ayudar, y en vez de observar la realidad, prefieren dejarlo como es, porque el mundo pide locura y exige un ajuste de cuentas, sin importar cómo pueda llegar. Es decir, la gente necesita a alguien fuera de sus cabales para comenzar una revolución, pero si ese cambio inicia con insanidad ¿cómo podría terminar?

Volviendo a la cinta en su aspecto técnico, la fotografía de Lawrence Sher no se esfuerza tanto por situarnos en una época, sino que se enfoca en mostrarnos lo retorcido de Ciudad Gótica y su relación directa con Joker. Incluso existen tomas paralelas que parecen decirnos que es la misma persona, sufriendo de un síntoma en común. El uso de colores neón (que hizo de The Hangover la comedia más estética del siglo XXI) sirve para irnos presentando lentamente al personaje titular y la música de Hildur Guðnadóttir –aunque es cliché en momentos– sirve como el complemento perfecto para adentrarnos en la risa y la confusión de Arthur, gracias a la mezcla y edición de sonido.

Relacionadojoker-ovacionada-en-veneciaDan ocho minutos de aplausos a 'The Joker' en Venecia y la llaman "obra maestra"

Por otro lado, deliberadamente espero a hablar de Phoenix porque es lo que todo el mundo quiere saber: ¿es mejor que Ledger? ¿supera a Nicholson? ¿es un buen Joker? Y creo no poder tener una respuesta para esas preguntas. No es mejor que otros actores, porque su Joker tiene un propósito distinto y –de hecho– quizá los fans de los cómics lo odien porque no tiene nada de fidelidad a ninguna historieta del pasado y no se enfrentará a nadie más que él mismo. Bruce Wayne y su padre tienen un papel relevante dentro de la cinta pero no existe nada que lo una al universo DC. Sin embargo, su actuación es algo de lo más impresionante que hemos visto en años.

Joker: un brutal retrato de la mente enferma, que no todos entenderán 3Como si Phoenix estuviera destinado a interpretar al Joker, tuvo que haber pasado por su filmografía entera para llegar a ese lugar. Influenciado por los cambios físicos de Christian Bale, su delgadez hace que se vea más frágil, pero lo que lo convierten en un humano herido, podrido y al borde de rendirse, son su voz, su mirada, su sonrisa y la risa enferma que se le escapa como un espasmo inevitable. En cada escena es alguien distinto, a veces más alto a veces más bajo, y aunque lo miramos en todo momento, algo nos dice que existe más que no estamos viendo, y eso llega a través de los movimientos del cuerpo de Phoenix. Es un profesional que ha logrado hacer que hasta las puntas de sus dedos provoquen una emoción en la audiencia y nos muestre que Joker está ahí y que Joaquín Phoenix no ha desaparecido. Lo más perfecto es que él no necesitó un proceso absurdo como el de Leto para transformarse, sino que sólo requirió de su talento.

Apostaría porque Phoenix gane el Oscar, pero la película se verá envuelta en distintas controversias. Sin importar qué tan directo sea el mensaje de Phillips y de Phoenix, existirá gente que no comprenda el punto de la película, principalmente por lo que mencioné al inicio: la salud mental aún es un tabú. Las risas que nos ofrece Phillips son breves, pero algunas son dolorosas y no invitan a que nos expresemos a través de una risa; a pesar de eso, en mi sala había individuos que pensaban que era gracioso el dolor por el que pasaba Arthur, convirtiéndose en las mismas personas a las que él termina odiando. Por otra parte, dentro de la sala, el resto de los rostros silenciosos observaba lo mismo que yo: las consecuencias de la negligencia de una enfermedad mental, y el hombre en el centro del caos.

Te puede interesar:

Mark Hamill: el Joker que sólo los verdaderos fans conocen
Joker se viste de gloria en Venecia y se lleva el León de Oro


Referencias: