INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

La película de terror más perturbadora de la historia que no te dejara dormir nunca más

4 de junio de 2018

Rodrigo Ayala Cárdenas

'La divina comedia' es uno de los libros que más han influido en el cine de fantasía y horror por sus descripciones llenas de horrores surrealistas.



La gran mayoría de las religiones, así como las más importantes civilizaciones del pasado, han pensado en un lugar donde después de la muerte las almas condenadas y pecadoras llegan para recibir su eterno castigo. Para el judaísmo es el Gehena, mientras que la mitología griega nos habló del Tártaro. Para los aztecas y mayas había una especie de inframundo al que se accedía a través de puertas subterráneas o cavernas. En él había todo tipo de criaturas monstruosas y diversos horrores a los que los muertos tenían que enfrentarse para demostrar su pureza.



En la religión católica se habla del Infierno como un lugar a donde las almas impuras acceden para cumplir una condena de diversas maneras, dependiendo del pecado que hayan cometido en vida. Inspirado en esta idea, el poeta italiano Dante Alighieri compuso entre 1304 y 1321 un poema que canta a la cristiandad y que se le considera una de las grandes obras maestras de la literatura mundial: La Divina Comedia, originalmente llamado sólo Commedia al no tratarse de una tragedia, sino de una historia que culmina con un final feliz.



La Divina Comedia es una obra con un significado profundamente místico, esotérico, científico, religioso y filosófico. Divida en tres partes —Infierno, Purgatorio y Paraíso—, se habla del viaje del poeta Dante a través de estos tres sitios en compañía del poeta Virgilio. Es el primer lugar el que resulta el más escalofriante y oscuro de todos: Dante nos describe el ante-infierno (donde se encuentran los cobardes) y los Nueve Círculos del Infierno para cada tipo de pecador.



Primero se encuentra el limbo, que es el hogar de los no bautizados. Enseguida se nos describen los círculos donde se encuentran los lujuriosos, los golosos, los avaros y pródigos; los iracundos y perezosos, los herejes, los violentos, los fraudulentos. Justo en el último círculo, el de los traidores, se encuentra Lucifer, representado con tres cabezas, en una de las cuales mastica a Judas, quien entregó a Jesucristo a los romanos, según la religión cristiana.



Semejantes visiones inspiraron a pintores y artistas gráficos a hacer ilustraciones y grabados, como los de Gustave Doré, sobre La Divina Comedia, una obra sumamente visual debido a las escenas tan aterradoras que describe y llenas de elementos que requirieron de una imaginación muy lúdica por parte de Dante. Con la llegada del cine en 1895, los diversos creadores para el séptimo arte comenzaron a echar mano de la literatura como un recurso perfecto donde hallar historias que pudieran adaptar.


Fue en 1911 cuando el poema de Dante se llevó a la pantalla en una producción titulada L’Inferno (1911), un largometraje de origen italiano dirigido por Francesco Bertolini, Giuseppe De Liguoro y Adolfo Padovan que plasma a la perfección las terroríficas visiones de Dante.



Se le considera una de las primeras filmaciones que tuvieron la firme intención de crear una estética y un discurso para provocar miedo o, por lo menos, una especie de inquietud en la audiencia. Es decir, estamos ante una de las muestras más tempranas del cine de horror. L’Inferno es un recorrido surrealista que nos enseña a Dante y Virgilio visitando los Nueve Círculos del Infierno.



Las caracterizaciones de los demonios, los efectos especiales tan bien logrados —como el de Lucifer masticando el cuerpo de Judas o el personaje que camina sosteniendo su cabeza cercenada—, resultan bastante llamativos y convincentes, tomando en cuenta la época en la que los recursos fílmicos eran muy limitados.



L’Inferno ostenta al mismo tiempo el honor de ser la primera película de ficción del cine italiano. Pese a su corta duración, la cinta tardó más de tres años en filmarse por un grupo de más de 150 personas que participaron en la producción de la misma. Francesco Bertolini, Giuseppe De Liguoro y Adolfo Padovan, en el afán de hacer un producto que impactara a su audiencia, centraron mayormente sus esfuerzos en las espectaculares visiones del Infierno que en el relato en sí, el cual queda en un plano casi nulo. Aun con ello la película es una muestra inmejorable de cine fantástico y de todas las posibilidades que el séptimo arte posee cuando se usan los recursos adecuados de la manera correcta.



Los brutales castigos a los que son sometidos los pecadores en la obra original de Dante son recreados con bastante acierto en ésta su primera adaptación: se ven los azotados, las almas condenadas sufriendo el fuego infernal, los gestos repugnantes de dolor y los cuerpos agitándose en busca de consuelo. En este punto cabe destacar que los productores se inspiraron en los grabados que Gustave Doré realizó sobre La Divina Comedia en 1861, lo cual sin duda tuvo mucho que ver para que cada una de las escenas tuviera el efecto y el estilo adecuados, ya que los grabados son quizá los más recordados y aproximados a lo que Dante plasmó en su obra escrita.



Cabe destacar que el largometraje ha tenido varias reediciones con el correr de los años donde se le ha cambiado sobre todo la música: en 2004 el sonido original se cambió por el del grupo de música electrónica Tangerine Dream, y en 2011 el colectivo Edison Studio colaboró creando un destacado soundtrack que le dio otra cara a la película. En cualquiera de sus versiones se trata de una obra destacada tanto en los aspectos técnicos como en los gráficos: ciento siete años han pasado desde que L’Inferno se exhibiera al mundo y su capacidad de inquietar y quitar el sueño sigue aterradoramente intacta.


Puedes disfrutar de esta temprana muestra de cine surrealista y de terror, viendo la película completa aquí:



-

L’Inferno es una cinta con una estética tan perturbadora que todos los fanáticos de otras producciones como El gabinete del doctor Caligari o Nosferatu disfrutarán. Su ambiente, su relato y sus imágenes tan aterradoras tienen toda la capacidad de generar miedo en tiempos donde los efectos especiales y la repetición de tópicos han convertido al cine de terror en un producto predecible, la mayoría de las veces.


TAGS: Cine de arte Terror crítica cinematográfica
REFERENCIAS: Galaxia Up Neo Teo Open Culture

Rodrigo Ayala Cárdenas


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

5 recetas de comida mexicana saludable y económica En qué piensan los hombres cuando salen con una mujer, según la ciencia Cómo es el ciclo de vida de una estrella 20 preguntas que necesitas responder para saber si estás estresado 10 beneficios de tener home office mínimo una vez a la semana Los 7 alimentos más radiactivos que consumes a diario

  TE RECOMENDAMOS