NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Traci Lords: la adolescente que engañó al mundo para entrar a la industria pornográfica

22 de diciembre de 2017

Alonso Martínez

Sin estudios, ni dinero, Traci Lords de 16 años convenció al mundo de que era una mujer adulta y se convirtió en la "Princesa del Porno", pero cuando la verdad apareció, el mundo quedó impactado.


Si odiaras tu vida por no tener ni un centavo en tus manos, ¿venderías tu cuerpo?


Nora Louise Kuzma tuvo que tomar esa decisión a una corta edad. Después de vivir una infancia llena de abuso, rechazo y confusión, como muchas otras jóvenes de su edad, lo único que buscaba era ganar dinero, sin importar lo que tuviese qué hacer. Tenía que salir de la miseria en la que vivía y transformar su vida a través del sueño que tienen millones de adolescentes: ser famosa y conquistar al mundo. Así que tomó la decisión. Debía hacerlo a como diera lugar.


Sin embargo, la chica cometió algo ilegal e hizo que decenas de personas participaran en su farsa sin saberlo. Nora no era mayor de edad como lo afirmaba el acta de nacimiento que le presentó a todos los fotógrafos y productores que conocía. De hecho, para ellos no se llamaba Nora. El nombre que todos pensaban que tenía era Kristie Elizabeth Nussman, o aquél que ella misma se había puesto: Traci Lords.



Traci Lords engañó al mundo entero. Posó desnuda en revistas para adultos, hizo escenas de sexo en filmes pornográficos y se convirtió en un ícono de la industria... mientras era menor de edad. Nadie sabía. Productores, actores, fotógrafos, todos pensaban que la "Princesa del Porno" tenía más de 18 años.


¿Cómo pudo suceder eso?



Nora Louise, como era llamada en su infancia, era hija de un alcohólico que golpeaba a su madre. Después de que se divorciaron, la chica se fue a vivir con su madre y sus tres hermanas a casa de su abuela, pero vivían de forma humilde. En su libro Traci Lord: Underneath it All, cuenta que cuando era niña pensaba que su padre odiaba a las mujeres, y a su familia particularmente, porque se desarrollaron físicamente desde muy temprana edad y las hacía sentir culpables al respecto. En el mismo texto, Lords dice haber sido violada por un chico mayor que ella a los 10 años, y que, cuando su madre se la llevó a vivir con su novio Roger Hayes, este la tocaba cuando pensaba que estaba dormida.


Lords vivió en un ambiente hostil, y después de que su madre terminara con ese hombre, tuvo que vivir en un refugio para mujeres. Ese tipo de experiencias la llevaron a desarrollar una actitud rebelde.



Tratando de liberarse de la inutilidad de su madre, Traci le pidió ayuda a Hayes para conseguir empleo como niñera con una de sus amigas. Esa mujer, no identificada, le aconsejó conseguir una licencia de conducir para conseguir más clientes. Como un favor le dio un acta de nacimiento para poder tramitar la licencia. Ese documento decía que su nombre era Kristie Elizabeth Nussman de 25 años. Como Traci no se veía como una adolescente común, pudo conseguirla sin ningún problema.



Al poco tiempo, con ayuda de Hayes, consiguió entrevistas de trabajo con agencias de modelaje, y de un momento a otro, ya estaba posando desnuda para publicaciones dirigidas a adultos. Tenía apenas 15 años. La chica apareció en Velvet, Juggs y la famosa Penthouse. Al ser fotografiada para esa última, se le pidió elegir un nombre artístico. En ese momento Nora Louise desapareció y se transformó en Traci Lords. Su atractivo era tal que la edición donde aparecía en las páginas centrales fue el número de Penthouse más vendido en toda su historia.


A Traci no le importaba que lo que hiciera fuera ilegal. Finalmente estaba ganando dinero y podía liberarse de su vida pasada, así que no tardó mucho en saltar hacia la industria pornográfica. En 1984, cuando aún tenía 15 años, comenzó a actuar en películas y rápidamente se convirtió en una de las actrices mejores pagadas y se ganó el mote de la "Princesa del Porno". Ganaba más de mil dólares al día y además tuvo participaciones en videos musicales. Era una celebridad. Pero no duró demasiado.



La actriz era ambiciosa así que su siguiente paso fue crear el TLC (la Compañía de Traci Lords), la cual sería su propia casa productora de filmes para adultos en los que ella también actuó. La empresa creó tres cintas y todo parecía prosperar, sin embargo, toda la farsa fue destruida en mayo de 1986.


La policía se enteró que Traci apenas acababa de cumplir 18 años y que en casi todas las fotografías y películas en las que aparecía desnuda era menor de edad. Productores asociados a ella fueron arrestados y ella fue puesta en custodia de protección. Todos fueron cuestionados; los detectives pensaron que algunos se habían aprovechado de ella y que había participado drogada en sus películas pero la única verdad es que todos habían sido engañados. Ella sabía lo que hacía pero no se lo confesó a nadie. Ninguna persona sabía que era menor de edad, así que el mundo entero estaba en shock.



Toda la obra que produjo antes de cumplir 18 fue denominada pornografía infantil y tuvo que ser retirada de todas las tiendas de contenidos para adultos. La industria perdió millones de dólares y varios actores salieron en defensa de los productores, afirmando que Traci siempre estaba consciente de sus actos y no bebía ni se drogaba. Algunos pensaron que ella misma había expuesto la verdad a la policía para salir inmune de la problemática, pero la mujer afirmó lo contrario en su autobiografía.


Después de todo el caos, la joven acudió a terapia, decidió comenzar a estudiar actuación y en poco tiempo se le ofrecieron pequeños papeles, hasta que en 1990 John Waters la eligió para interpretar a la rebelde Wanda Woodwart, en Cry Baby, el cual fue su primer paso para una próspera carrera como actriz. Participó en Raw Nerve, Intent to Kill, Nowhere y Boogie Boy. Esa misma década lanzó un álbum como cantante que fue recibido de forma positiva ya que hablaba profundamente sobre los abusos de su infancia y las decisiones que tomó para ser famosa. Recientemente actuó en Zack and Miri Make A Porno, recordando sus orígenes, y además de que es un talento reconocido en Hollywood, es una leyenda viviente que se atrevió a engañar el mundo para alejarse de su pasado.



-


Podríamos pensar diferentes cosas de Traci Lords. Que fue víctima, que fue valiente, que es una criminal, que es culpable, pero en realidad no estamos en posición de juzgarla. Lo único que buscaba era salir de su oscuro pasado y conseguir una vida en la que no tuviese que sufrir por dinero. De forma astuta, y corriendo riesgos lo logró, y además de eso pudo escapar de la industria porno y convertirse en una actriz respetable. Su historia es impactante, tomó el control desde un principio y es un ejemplo de lo lejos que puede llegar alguien para salir de la pobreza sin importarle las consecuencias.


TAGS: Cine erótico Clasicos del cine Pornografía
REFERENCIAS:

Alonso Martínez


Editor de Cine

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

21 Dreamy Illustrations To Tell You My Heart Is Always With You 18 Unexpected And Powerful Outfits You Must Try On A First Date Smokable Art: Marijuana Joints You'll Think Twice About Smoking 4 canciones que podrían revivir a Control Machete 40 referencias que no notaste en Deadpool 2 y te explicarán todo sobre la película Los 8 aeropuertos más raros del mundo que todo viajero debe conocer

  TE RECOMENDAMOS