Todo lo que debes saber de la nueva Cenicienta española

Viernes, 22 de junio de 2018 10:39

|Wilmer Ogaz
la madame

La jocosidad de Rossy de Palma le añade sabor al filme “La Madame”, un moderno cuento de hadas que escribe y dirige la francesa Amanda Sthers.



Integrante del grupo musical Peor Impossible en los años 80, debutante como chica Almodóvar en la película La ley del deseo (1987), musa del diseñador francés Jean Paul Gaultier, madre de dos hijos, modelo y actriz. Hablar de la españolísima Rossy de Palma es cosa aparte. Su asimétrico rostro sacado de un óleo cubista, rompe la perspectiva tradicional para iluminar de vanguardia y estilo los más de 70 filmes en los que ha participado. De Palma, refiriéndose a sí misma, confiesa: "yo soy una guapa fea, a una fea guapa, depende del consumidor".



la madame 1



El guión adaptado por Matthew Robbins, colaborador de Guillermo del Toro en Mimic (1997) y La cumbre escarlata (2015), cuenta la historia de Anne y Bob —Toni Collette y Harvey Keitel—, una pareja snob, cuyo matrimonio y fortuna se están yendo a pique. Por tal motivo, se encuentran organizando una cena especial para un selecto grupo de amigos en su chalet de París. El objetivo: colocar una obra de Caravaggio que pondrá fin a sus deudas. Anne, aterrada, descubre que hay 13 servicios en la mesa. Presa de la superstición, obliga a María —la maravillosa Rossy de Palma—, su fidelísima mucama, a sentarse a la mesa y hacerse pasar, en el más discreto de los escenarios, por una invitada más. Ataviada con un fino vestido blanco de su patrona, peinada y maquillada al puro estilo mediterráneo, y calzando unas coloridas zapatillas que se escondían en el fondo de su armario, la misteriosa mujer, en vez de pasar desapercibida, se convierte en el centro de atención. Después de un par de copas de vino, su atractiva y cómica personalidad atraen la atención de Sir David Morgan —Michael Smiley—, un sofisticado curador de arte inglés, que comenzará a cortejarla rápidamente sin sospechar del engaño. Al poco tiempo, Anne descubre que María mantiene una relación secreta con su amigo David, cegada por la envidia, hará de todo para separarlos.



la madame 2



El mito de la nueva Cenicienta en busca de su felicidad sigue estando vigente, incluso los argumentos clasistas que impiden el amorío entre De Palma y Smiley, mismos que se anulan cuando descubrimos que los personajes de Collete y Keitel son infieles. Bajo esta incongruencia solamente queda una valiosa lección: carpe diem, que significa "aprovecha el momento".


 

la madame 3



Aunque la premisa de Sthers pudiera calificarse de superflua y hasta cierto punto sosa, divierte y hace pensar que no todas las historias de amor terminan con el clásico y vivieron felices para siempre, dejando la puerta abierta a la interpretación personal. De Palma y Collete brillan cada una desde su trinchera con sus personajes, salvando en gran medida algunos huecos del relato pero sin perder el hilo conductor.

 


la madame 4



Anne miente, Bob miente, pero María no, su transparencia rebasa los insultos. Los ingredientes de esta receta llamada La Madame, son sencillos, se consiguen en casi cualquier lado, como los de un refrescante gazpacho, frugal como los momentos de la vida, donde algunas veces lo disfrutaremos con un croissant, exquisito e inesperado, y muchas otras habrá que beberlo directo del plato.





**


Hay personajes que inevitablemente nos seducen y enamoran, como estas 6 mujeres de las que podrías enamorarte, pero sólo existen en las películas y libros.



Wilmer Ogaz

Wilmer Ogaz


Colaborador
  COMENTARIOS