La serie que te explicará por qué estás solo y posiblemente jamás podrás cambiarlo

Jueves, 1 de diciembre de 2016 5:49

|Alonso Martínez


"No sé cómo ser, Diane. No se pone mejor y no se hace más fácil.
No puedo seguir mintiéndome tratando de pensar que voy a cambiar, soy veneno.
Vengo de veneno y tengo veneno dentro y destruyo todo lo que toco. Ése es mi legado.
No tengo nada que mostrar por la vida que he vivido.
Y no tengo a nadie en mi vida que esté mejor por haberme conocido". 
'Bojack Horseman' 

Vivimos en una de las eras más contradictorias pero quizás una de las más emocionales de la historia de la humanidad. Algunos tienen actitudes nihilistas y se rehusan a entristecerse por lo absurdo del mundo, pero al mismo tiempo no pueden evitar regresar al existencialismo y a nuestra insuficiencia de explicar por qué estamos aquí si sólo vamos a sufrir y a no entender del todo la vida. Estamos en un punto de la evolución de las creaciones en el que el postmodernismo finalmente está revolcándose en sí mismo y comienza a sentir las dolencias que estuvo ignorando por gran parte de su vida. Su representación más reciente, obvia y desgarradora es Bojack Horseman. Un caballo-humano actor superestrella de los noventas que tiene su propia serie y con apenas tres temporadas, es reconocida como una de las mejores obras recientes por tratar los temas que mencionamos con absoluta genialidad.

"Bojack Horseman" llegó a Netflix el 22 de agosto de 2014 e inmediatamente atrajo la atención de los adentrados en el arte porque Lisa Hanawalt estaba involucrada en el proyecto.
Durante unos cuantos episodios la serie no parecía ser más que una sátira de la mayoría de las celebridades olvidadas de antiguas décadas, pero tomando eso como base evolucionó en una búsqueda compleja existencial que elimina todo lo establecido previamente como "algo que cambiará la vida" y lo transforma en una propuesta cruda, en la realidad de que los seres humanos nunca cambian. Si "Bojack Horseman" explota esa idea bajo la que vivimos durante un largo tiempo en que las películas y las novelas nos mostraban que el personaje mutaba y aprendía algo, aunque en nuestro mundo es distinto.

bojack horseman netflix

Bojack vive con un joven sin aspiraciones y constantemente se encuentra bajo la presión de su manager que también es su exnovia: Princess Carolyn, un gato y la historia nace a partir de que el caballo debe escribir una autobiografía que posiblemente regresará su imagen al mapa de los famosos. Carolyn lo presenta con Diane, una joven escritora que creará la obra en nombre de Bojack; ambos desarrollan fuertes crisis de identidad a partir de su búsqueda personal. Finalmente ambos encuentran un lugar "a salvo" en el caos que es el mundo del espectáculo, pero no pueden curar su soledad. Diane halla refugio en Mister Penautbutter, una fresca estrella de Hollywood, pero Bojack se hunde cada vez más en la depresión.

bojack horseman datos

La serie avanza mediante distintas etapas. Al inicio, Bojack cree que su infelicidad es por culpa de los demás por rechazarlo, después está convencido de que es incapaz de ser parte de un grupo social por su compleja forma de ser, pero hasta que es demasiado tarde se da cuenta de que la mayoría de sus problemas fueron causados por él mismo y no hay a nadie más a quien señalar. Bojack se percibe como veneno, como alguien que no debería existir pues destruye todo lo que toca y genuinamente no encuentra salida.

bojack horseman depresion

La serie acude a cada una de las lecciones que se pueden aprender que se han usado en la TV y demuestra que todas son falsas. Bojack ha sido comparado con Tony Soprano y Don Draper ("The Sopranos" y "Mad Men" respectivamente) por ser incapaz de encontrar la felicidad; pero no es que sea imposible, sino que los tres hombres son incapaces de ver la fachada que llamamos mundo, todo para ellos es una fantasía en la que todos viven pero no pueden participar en ella por su propia putrefacción, como si fuesen rechazados de un grupo de personas que viven soñando despiertas.

bojack horseman

El daño que sufre Horseman tiene origen en el maltrato de sus padres, su único escape era la televisión. Al convertirse en una celebridad comienza a separarse de su personalidad suave y se convierte en un egocéntrico. Al desarrollar esa división, el protagonista incuba de forma inconsciente un problema aún más grande que casi lo arrastra a un suicidio. La serie brilla por tocar con hilaridad todo el caos que vemos alrededor de Bojack. También destaca la animación a cargo de Hanawalt, pues inserta chistes visuales y en ningún momento el concepto de comedia negra desaparece. Es imposible sentir la piel de gallina al finalizar a cada episodio, aquel momento exacto en el que Bojack se da cuenta de que su vida vuelve al inicio.

No hay más, los clichés son eliminados por completo y Bojack nos destruye a cada paso. Ha ganado distintos premios y representa de la mejor manera el sentir de gran parte de la generación mal llamada "millenial". Hay un mundo en el que cualquiera puede ser una "minicelebridad", nos vendemos en redes sociales, actuamos como unos completos nihilistas mostrando las fiestas, drogas y excesos de noches simples pero al volver a casa nos miramos al espejo y vemos que somos un asco, que queremos algo mejor, pero no hay forma de llegar a ello. 

"Bojack Horseman" quiebra corazones con episodios que hablan de familia, destrucción, soledad, egoísmo, unión, amistad, sexo y desolación, siempre con un toque jocoso que no alivia la caída, sino que nos recuerda nuestro falso hedonismo. La serie ya comienza a entrar a las listas de las mejores de todos los tiempos y una vez que empezamos a amar a Bojack es el momento en el que estamos perdidos, porque posiblemente jamás habíamos pensado tanto en nuestra insignificancia y a cada capítulo, nos romperemos un poco más.




TAGS: Caricaturas
REFERENCIAS:
Alonso Martínez

Alonso Martínez


Editor de Cine
  COMENTARIOS