Las 10 mejores y más bellas escenas del cine de todos los tiempos

Miércoles, 11 de abril de 2018 17:33

|Rodrigo Ayala Cárdenas
mejores escenas del cine

Algunas de ellas jamás se van de nuestra memoria a pesar del transcurso de los años.



«Un buen vino es como una buena película: dura un instante y te deja en la boca un sabor a gloria; es nuevo en cada sorbo y, como ocurre con las películas, nace y renace en cada persona que lo saborea».


Estas deliciosas palabras pertenecen al director italiano de cine Federico Fellini. Nos recuerdan que si hay algo que nos gusta del cine, aparte de una trama absorbente, es precisamente sus hermosas e impactantes imágenes, las que jamás se van de nuestra memoria a pesar del transcurso de los años. Cada género tiene una escena que se acerca a la poesía: por ejemplo, ¿cómo olvidar la magia que creó Steven Spielberg en 1982 cuando puso a volar a Eliot y sus amigos gracias a la magia de E.T. el extraterrestre?



¿Qué películas son aquellas que para ti tienen las imágenes más bellas e impactantes, que te hicieron llorar o sentir tu corazón encogerse de miedo o saltar de alegría? Tus emociones más profundas serán puestas a prueba con las siguientes escenas que han marcado un momento único en el cine, ese entretenimiento que la humanidad agradece que exista porque nos hace creer en la magia. Porque dura un instante y te deja en la boca un sabor a gloria.




Les quatre cents coups (1959)

François Truffaut

La absoluta belleza de las calles en blanco y negro



Resulta fundamental, tanto como espectador como ser humano, ver una de las primeras obras de la denominada nouvelle vague. En ella se relata la intensa vida de Antoine Doinel (Jean-Pierre Léaud), un chico abandonado en las calles de París donde se tiene que ganar la vida robando y cometiendo pequeños delitos. La obra maestra de Truffaut fue nominada al Oscar en la categoría de Mejor Guión Original; en el Festival de Cannes como Mejor Director; en el New York Film Festival como Mejor Film Extranjero, y en Círculo de Críticos de Nueva York como Mejor Película Extranjera. Todo ello nos habla de la belleza visual y de contenido de esta cinta que nos obliga a explorar nuestra condición humana.


-

Psycho (1960)

Alfred Hitchcock

La escena de la bañera.



Los gritos en las salas de cine retumbaban como un siniestro eco cuando se veía aparecer esa silueta negra en la ducha. Sin embargo, no era el asesinato lo que hacía estremecer a la audiencia, sino esa desquiciante música que hasta hoy sigue sonando como una de las más aterradoras de la historia del cine.


-

El espíritu de la colmena (1973)

Victor Erice



La inocencia y la imaginación de un niño es algo grande, como una especie de puerta que nos lleva a descubrir un mundo aparte alojado en una diminuta cabeza. El primer filme de Erice es una crítica velada al franquismo usando como simbolismo a una niña que siente una especie de obsesión con el monstruo de Frankenstein. Aparte de imágenes de gran belleza, los diálogos entre las hermanas son exquisitos y dignos de escucharse una y otra vez.


-

Apocalypse Now (1979)

Francis Ford Coppola

La hermosura del napalm.



Francis Ford Coppola transformó la guerra, las explosiones y la selva vietnamita en poesía apocalíptica con su producción de 1980. Esa escena que abre una de las más célebres cintas bélicas de la historia acompañada de la música misteriosa de The Doors no tiene comparación alguna: los horrores de la muerte se transforman en un momento de belleza inaudita.


-

Akira (1988)

Katsuhiro Otomo



Al igual que lo vimos con Coppola, la belleza de la destrucción ha sido largamente explorada por el cine. Akira es uno de los animes más famosos de la historia, un relato apocalíptico que nos sitúa del lado más oscuro de la humanidad y que tiene como protagonista a un chico con poderes psíquicos altamente destructivos que guarda un terrible misterio tras de sí. La animación de esta cinta japonesa es espectacular y una de las más admiradas por los obsesivos del cine oriental.


-

Schindler's List (1993)

Steven Spielberg

La niña del abrigo rojo.



Los judíos eran desalojados de sus hogares, sus pertenencias saqueadas y varios de ellos asesinados a manos de los nazis. En medio de ese mar de lágrimas y confusión, los espectadores contemplan con un nudo en la garganta a una niña de abrigo rojo vagando por las calles en busca de un refugio que la ponga a salvo de las balas alemanas. Una postal de angustiante belleza.


-

Eyes Wide Shut (1999)

Stanley Kubrick

El ritual esotérico más sensual de la historia.



Misterio, sensualidad y miedo en una misma escena. Todo en estos seis minutos de secuencia nos lleva a perdernos en los enigmas de la vida, de la condición femenina y los secretos ocultos en nuestros corazones. Stanley Kubrick ya había rodado escenas memorables donde la música era de una belleza indescriptible, pero ninguna se compara a la oscura magia de la historia interpretada por Nicole Kidman y Tom Cruise en esta película que los coronó en su momento como la pareja de moda.   


-

The Fall (2006)

Tarsem Singh



Hablamos de uno de los logros visuales más acertados e impactantes de los últimos años, gracias al ojo artístico del cineasta indio Tarsem Singh, que ha logrado implementar una gama de colores intensa y sumamente armónica. The Fall es una historia que hace un homenaje al cine de Hollywood de los años 20 y todo el glamour y grandiosidad de sus súper producciones. Singh nos demuestra con esta escena de baile y coreografías que el cine es magia y amor por las imágenes.


-


Melancholia (2011)

Lars von Trier

Aguardando el final de la vida.



El final es inminente: el planeta Melancholia colisionará contra la Tierra y no hay nada que la humanidad pueda hacer para evitarlo. Ante semejante escenario, la mejor manera de aguardar la muerte es con resignación y tomado de la mano de las personas que más amas, respetas o admiras. Lars von Trier creó uno de los finales más majestuosos, pero al mismo tiempo terribles en los últimos años.

-


Mommy (2014)

Xavier Dolan

La hermosura de la libertad en medio de la locura.



Ni siquiera el Premio del Jurado en el Festival de Cannes de 2014 y su presentación en la sección Perlas en el 62 Festival de San Sebastián fueron suficientes para que esta cinta canadiense fuera tomada en cuenta por el jurado del Oscar a alguna nominación importante. Pero ni falta que le hacía: Dolan brilla como cineasta con este drama que conmovió a la audiencia, especialmente en una secuencia final donde se captura el mágico momento del anhelo de la libertad. La historia se centra en la difícil relación de una madre con su hijo problemático aquejado de déficit de atención con hiperactividad. Las decisiones radicales e inesperadas son el eje central de una cinta destinada a ser grande e indispensable.


-

La historia del cine es realmente tan extensa que no se pude resumir en 10 escenas para conocer toda su belleza y magnitud. Aquí tienes 17 más que han marcado los acontecimientos más relevantes del séptimo arte. Hay otras que son tan perturbadoras que te podrán dejar sorprendido para siempre.


Rodrigo Ayala Cárdenas

Rodrigo Ayala Cárdenas


Articulista
  COMENTARIOS