NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

"Las tinieblas", la historia del hombre que encerró a sus hijos en una cabaña durante toda su vida

25 de octubre de 2017

Wilmer Ogaz

“Las Tinieblas” es el segundo largometraje del cineasta mexicano Daniel Castro Zimbrón, donde explora el sueño apocalíptico de un padre sobreprotector.



No hay nada más aterrador que el miedo a lo desconocido. Miedo a un sonido del que no sabemos su origen, miedo al abismo que habita en la oscuridad, a todo aquello cuyo nombre ni siquiera conocemos. ¿Pero qué pasa cuando el miedo a lo desconocido viene de alguien que conocemos muy bien? Ésta es la premisa de la cinta Las tinieblas, en donde conocemos la historia de un padre cuyo amor enfermizo instaura los terrores más grandes en la mente de sus hijos.

 

La carrera del cineasta mexicano Daniel Castro Zimbrón (1983) luce prometedora. Su paso por distintos festivales internacionales —como el Atelier en Cannes, el Sitges de Barcelona y en cuatro ocasiones el Festival Internacional de Cine de Morelia, donde ganó el Premio del Público en 2016 —, avalan los bríos por buscar un cine de género diferente. El director y guionista se ha ganado así un espacio privilegiado dentro de la cinematografía nacional con un thriller de estética y actuaciones impecables: Las tinieblas (2016).




La historia se desarrolla en una cabaña en lo profundo del bosque, tiempo después de un raro suceso apocalíptico que ha cubierto la tierra con una densa neblina tóxica. Al interior viven Gustavo, el padre —interpretado por Brontis Jodorowski—, y sus tres hijos: Marcos —Fernando Álvarez—, Argel —interpretado por Aliocha Sotnikoff, cuya actuación le mereció una nominación al Ariel—, y la pequeña Luciana —Camila Robertson. Los hijos han pasado toda su vida encerrados en el sótano de la lúgubre cabaña, resguardándose de una extraña criatura que parece acecharlos. Las reglas se salen de control cuando misteriosamente Marcos desaparece sin dejar huella; entonces Argel decide emprender su búsqueda, y con ello provoca que las verdades salgan a la luz y dejen entrever los misterios que esconde el bosque y su padre.

 




La increíble atmósfera de misterio se complementa con la fotografía a cargo de Diego García que toma fuerza con la banda sonora creada por Carlo Ayhllón, con ella el espectador puede sentir la incertidumbre que aqueja a los niños. La historia se convierte en un rompecabezas de pistas en las que la sobreprotección del patriarca se vuelve vulnerable cuando Argel descubre algunos huecos en su rígido sistema reglamentario, poniéndolo en entredicho cuando un anciano, acompañado de un andrógino personaje, hace su aparición y lleva de tensión a toda la familia.

El segundo largometraje de Zimbrón se aleja de los suntuosos recursos hollywoodenses —hecho que se agradece enormemente—, que además resultarían innecesarios por lo minimalista de su confección. El autor se vale de un único recurso para cimentar toda la historia con aterradora distinción: el temor.

 




Quizá la analogía de Las tinieblas que en principio pudiera resultar sencilla sea un poco más compleja de lo que aparenta. Además del amor enfermizo y proteccionista de Gustavo hacia sus hijos, el personaje ejemplifica una dura lección sobre madurar cuando somos inermes ante los factores externos. Y aunque resulta imposible no pensar en La aldea (2004) de M. Night Shyamalan, el ejercicio propuesto y magistralmente logrado por el cineasta mexicano coloca el filme en el prestigioso cine de autor del que muchos no lograrán salir totalmente satisfechos.

 

Además, el cierre deja la puerta abierta para que el espectador genere sus propias conclusiones, incluso abre la posibilidad de una secuela. Aunque muchos han especulado que Las tinieblas es en realidad la segunda entrega de una trilogía, en la que la primera parte fue Táu (2012), ópera prima de Daniel Castro Zimbrón. Habrá que esperar para ver cómo se desarrolla la carrera de este talentoso joven, y si acaso colocará a México en la mira internacional del cine de suspenso.






**


Los thrillers combinan el suspenso, la angustia y el miedo para irritar tu mente y abrir las puertas de tu inconsciente. Puedes seguir provocándote un daño psicológico con las 10 películas que te dejarán tan alterado que nunca querrás volver a ver o las 15 películas más polémicas de la historia según Sensacine.



TAGS: Suspenso Cine mexicano Cine de arte
REFERENCIAS:

Wilmer Ogaz


Colaborador

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

16 cosas que no sabías que le pasarán a tu cuerpo al morir Los mejores cortos sobre asesinos y tus peores fobias que puedes ver en menos de 1 min 15 tatuajes que puedes hacerte con tu pareja para prometerse amor eterno 10 formas de adelgazar la cintura sin ponerte a dieta 25 ilustraciones eróticas de Chelsea Zahara S que te recordarán las escenas porno más perversas Trucos de maquillaje que puedes intentar para adelgazar tu rostro

  TE RECOMENDAMOS