Lecciones de amor que aprendimos de las películas más tristes

Jueves, 1 de diciembre de 2016 12:00

|Olympia Villagrán



"A medida que pasaban los días y vivíamos esa aventura,
cada huella que dejábamos iluminaba un pedazo de belleza en la Tierra.
Hasta que no nos quedó suelo donde pararnos, ni lugar adonde escapar".
'Touched With Fire'


La caída no sería tan fuerte si no voláramos tan alto, las lágrimas no serían tantas si las risas hubieran sido menos y el corazón no dolería tanto si el amor fuera eterno. Los médicos han asegurado que no es inusual sufrir un ataque al corazón durante los primeros 15 días de duelo; durante una ruptura el estómago anhela azúcar para reemplazar la amargura de la ausencia, la piel se deprime también y la ansiedad nos ocasiona eczema o acné. Nuestras piernas sufren de espasmos musculares y la nostalgia hace que nos duela el pecho, el dolor físico es real cuando el amor no resulta cómo esperábamos. 

A pesar de lo que todos nos advierten, enamorarnos es una de las situaciones más inevitables a la que se enfrenta el ser humano. Aunque nuestra razón se oponga a perdernos en arrumacos y besos, las emociones nos orillan hasta el final del romance. El amor es cuestión de ensayo y error, las decepciones amorosas son la prueba más contundente de cómo todos hemos tropezado con la misma piedra más de una vez. 

 Las lecciones de amor no sólo se viven a partir de rupturas crueles; a través del cine también hemos aprendido sobre la destructora fuerza del desamor. En los finales tristes se refleja la verdadera naturaleza del ser humano, la cual no está preparada para serle leal e incondicional a nadie.

peliculas de decepciones amorosas

-

Basta con que una de las partes se rinda para que el amor se derrumbe de forma irreversible.

"6 years" fue el filme independiente que nos enseñó que el amor no siempre significa lo mismo para nuestra pareja. Mientras nosotros podemos estar profundamente enamorados figurando nuestro futuro juntos, él o ella pueden estar planeando una vida lejos de nosotros.



-

Nunca terminamos de conocer a nuestra pareja, por lo tanto podemos esperar cualquier cosa de ella.

Jennifer Lawrence interpreta el papel de Serena en la película homónima de Susanne Bier. La lección que su historia nos deja nos hace entender que por más que amemos a alguien, nunca conoceremos absolutamente todos sus retorcidos pensamientos. En cualquier momento la persona de la que nos enamoramos puede convertirse en alguien que nunca imaginamos.




Los defectos de una pareja no cambian, sólo se exacerban con el tiempo.

La pareja de adolescentes que se enamora en "American Translation" nos enseña que cuando dos intentan fusionarse en una sola persona se pierden ambas identidades. La lección que aprendimos de esta triste cinta comienza como una espiral de confusión en la que se vuelve fácil aceptar conductas nocivas de parte de ambos, los defectos se evidencian con el paso del tiempo y a pesar del daño que se causan el uno al otro el apego crece.



-

El enamoramiento es sólo una etapa, cuando ésta termina el amor se pone a prueba y sólo a través de la empatía es posible que perdure.

El drama independiente de la directora mexicana Katina Medina, "Luto", es una gran lección para todos los que idealizamos el amor. La emoción de los primeros días en una relación nos llena de vida, pero saber lidiar con los altibajos es algo que no todos logramos. Darnos cuenta de que la pasión disminuyó y de que la realidad no es tan perfecta como pensamos resulta más difícil de lo que parece.




Las razones que nos unen a una pareja no siempre son el amor o el cariño y cuando lo descubrimos recuperar el vínculo resulta imposible.
 
"Smashed" es una película que parece girar entorno al alcoholismo de una pareja. Al final esta cinta nos muestra la verdadera lección de la que habla, pues no se trata de una historia sobre adicciones, sino de cómo llegamos a confundir el amor con algún interés en común. Cuando los protagonistas de este rodaje deciden rehabilitarse se dan cuenta de que lo único que los unía era el alcohol, tristemente ni siquiera han llegado a conocerse, mucha menos a amarse.




El amor perfecto no existe y aceptar que no todos los momentos serán buenos es tan difícil como reconocer que estar junto a alguien nos hace daño.

Paul Dalio es el director de la cinta dramática "Touched With Fire", misma que nos demuestra que a pesar del gran amor que podamos sentir por alguien, esa persona puede ser quien desate nuestros mayores miedos y exponga nuestra peor versión. Cuando se conocen dos personas incapaces de controlar sus emociones el amor parece quemar por dentro, al principio esa emoción es excitante, pero al final el ardor los consume a ambos.



Diferenciar entre amor y obsesión, cariño y apego, pasión y locura o felicidad y resignación es casi imposible cuando estamos inmersos en una relación sentimental. Cada pelea, mentira, decepción y herida, terminan por quebrar en varios pedazos el vínculo que en algún momento nos unió a alguien. Recuperar todas esas partes es imposible, así que sólo queda aceptar y comprender que el amor no siempre tiene un final feliz.

cinefilos para enamorarse

 Las lecciones que aprendimos de las películas más tristes del cine son tan reales como lo que sentimos por alguien y sólo nosotros podemos decidir qué tan prevenidos queremos estar cuando la costumbre, el tiempo o el egoísmo le gane al amor.







TAGS: Desamor
REFERENCIAS:
Olympia Villagrán

Olympia Villagrán


Editora de Estilo de Vida y Diseño
  COMENTARIOS