INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Oración para conseguir novio y otras lecciones machistas que nos dejó el cine mexicano

18 de junio de 2018

Diana Garrido

«Chachita, te cortaste el pelo, ¿con el permiso de quién?». ¿En serio hay que pedir permiso para eso?




Yo le di el poder a las mueres para liberarse. Yo las dejé ser ellas mismas en mis películas, las dejé que conocieran el placer carnal y lo bien que se siente disfrutar de la vida.

—Luis Buñuel


Para críticos y conocedores del séptimo arte, esta declaración es un detonante de la eterna discusión sobre si Luis Buñuel era o no un cineasta machista.


Para muchos es claro que el español tenía tendencias completamente inclinadas a denigrar a las mujeres y a hacerlas sentir menos, de ponerlas como sumisas y mártires en sus filmes. Por otra parte, están los que creen que todo era una artimaña del director para poder mostrar la libertad de las mujeres sin que existiera una desaprobación por parte de la audiencia.



Así, disfrazaba de crueldad y sumisión el hecho de que una mujer decidiera seguir a un hombre sólo porque tenía ganas de hacerlo, como en Nazarín, o la promiscuidad de la que es aliada Belle en Belle de Jour. Pero, ¿de verdad se trataba de una forma de liberar al género femenino en una época en que estaba más reprimido que ahora? No. Luis Buñuel era machista.



En Luis Buñuel: A mediodía se puede leer claramente que el director es más machista que surrealista, ya que en diversas declaraciones afirma tener un conflicto con la libertad femenina; él creía que podían hacer lo mismo que los hombres, pero siempre recalcando el hecho de que él les había dado la libertad, o lo que es lo mismo, el permiso de decirlo en sus películas. Por ello, los guiños machistas en sus filmes son evidentes, como en muchas otras películas mexicanas que sin temor dejaron rastros en la sociedad.



-

«Lo repites quedito y dándote golpes de pecho: San Timoteo, que no sea feo, San Ruperto, que no sea tuerto...».



Claro, porque el objetivo central del las mujeres es hallar un hombre de bien y luego conquistarlo, pero si acaso las artimañas femeninas no funcionan, este es el remedio perfecto, una oración en la que invoques a toda la corte celestial y por ende conseguirás un marido de bien a quien servirle y amar. No. Esto no es necesario, puesto que no hay nada de malo en permanecer soltera, en especial a la edad de las actrices que la repiten, es decir, antes de los 25. Este ideal no sólo es parte de A toda máquina, sino que se repite en diferentes filmes de la época de oro, recalcando que era el deber de toda señorita casadera.



-

«¡En la bola hay que reparar para encontrar un buen jinete, y eso es lo que tú quisieras pa' no andar buscando tiliches de viuda!».



En películas como La Cucaracha y Juana Gallo, la protagonista es una mujer que lidera batallas y pelea por el país, pero al mismo tiempo es una mujer valiente y dura consigo misma que trata mal a los hombres, puesto que luego de tanta represión, sólo pueden culpar al sexo masculino de su desgracia. Es un error. En ambas películas, por ejemplo, María Félix representa a muchas soldaderas que hicieron frente a las batallas en la Revolución Mexicana, pero no por ser parte de la revuelta, ellas eran así: arrogantes, groseras, antihombres. Por el contrario, luchaban codo a codo.



-

«Chachita, ¡te costaste el pelo!».



Esta es una de las escenas más dramáticas del cine mexicano y en realidad no tiene razón de ser. Chachita decide cortarse las trenzas para tener un estilo mucho más "moderno" y tener dinero para un regalo; sin embargo, todos la miran sorprendidos y se escucha una melodía dramática de fondo, seguido de un regaño por parte de Pepe, el "Toro", quien le recrimina no haberle pedido permiso. ¿Por qué? Las mujeres no son menos por llevar un estilo diferente y mucho menos por tener el pelo corto. Esto no resta feminidad.



-

«Kitty, tápate. ¡Impúdica!».



Kitty, la chica sexy de Instituto en Hasta el viento tiene miedo tiene como objetivo despertar la libido de todas sus compañeras, por lo que hace un sexy baile en el que se desnuda lentamente, quitándose la ropa a ritmo de un blues y un movimiento sexy de caderas. Como era de esperarse, este clásico del cine de terror usa como recurso la sensualidad y la belleza de una mujer para crear un equilibrio en la narrativa. De este modo, Norma Lazareno regala una actuación sublime al liberarse de la presión social que existía en los 60 hacia las mujeres. Así que se enfrentó a la censura y al reclamo público por el simple hecho de mostrarse segura y guapa frente a una cámara.



-

«Pensé que, puesto que él está muy alto y yo muy bajo, mi deber era conquistarlo con amor y sacrificio».



Flor Silvestre fue el marco de esta frase emitida por Dolores del Río, quien en su afán de tener un marido es capaz de sacrificar su propia dignidad y con ello, conquistar el "difícil" corazón de un hombre que se encuentra en posición superior, económicamente hablando. Sin embargo, no hay necesidad de hacerlo porque está jugando con su dignidad, misma que la obliga a esclavizarse y a sucumbir ante el poder de un hombre.



-

«¿Te afrentas de ser mi amiga?».



"La que se levanta tarde" es el personaje más libertino de Nosotros los pobres y la razón por la que Pepe el "Toro" no permite que la "Chorreada" tenga otras amigas. Katy Jurado representa con maestría el personaje de la mujer coqueta y sexy que, según el personaje de Pedro Infante, es mala influencia para su esposa. Sin embargo, "la que se levanta tarde" no es más que una forma de representar la libertad sexual que las mujeres del mundo deseaban tener y que, en muchos casos, aún anhelan.



-

«No voy a exponerlos a los peligros el exterior».



Aún en los años 70, el machismo y egoísmo de un hombre se hace presente cuando intenta salvaguardar la vida de sus hijos y esposa manteniéndolos encerrados en su hogar, en especial a sus dos hijas. El castillo de la pureza es el claro ejemplo de cómo el machismo de la época es un impedimento para que las mujeres no crezcan en el campo laboral, que no tengan oportunidades y que no haya tan sólo un poco de libertad para ellas.



-

«Lo maté por marica».



Así de simple y absurda resulta la justificación por la que el "Creaturón" en Tivoli asesina a un homosexual a causa de una golpiza en una casa de citas. Esto pareciera una escena de denuncia, pero no deja de ser un acto machista y homofóbico, mismo que se repetiría hasta la actualidad no sólo en el cine, sino en la vida diaria también. Si bien sólo retrató la desafortunada realidad de la época, es una señal de que el México machista no sólo se empeñaba en destrozar a las mujeres, sino también a los homosexuales. Además hacen referencias a los hombres, las mujeres y los estereotipos que los definen socialmente.



-

«La nueva mujer es una fuente de impotencia masculina, una castradora y una causa de divorcio».



Según los personajes masculinos de Sexo, pudor y lágrimas, las mujeres están locas y son las causantes de todas las desgracias de los hombres. En el filme, tres parejas que conviven e intentan sobrevivir a los problemas comunes se dejan llevar por sus problemas de modo que terminan juzgando cada una de las actitudes de las mujeres, por lo que las tachan de fáciles, locas y endemoniadas sólo por ejercer sus derechos, en especial, la sexualidad.



-

«Por una mala broma de la vida, estoy embarazada de ti y me tengo que casar contigo».



Pareciera un chiste, en especial si hablamos de una cita que se pronuncia en una película estrenada en 2016. ¿Qué culpa tiene el niño? muestra a una mujer rica que se "equivoca" y luego de tener sexo con un desconocido se dedica a buscar al padre, del que se lleva una gran decepción al enterarse de que es pobre. (Sí, anotemos un punto al clasismo), pero lo que en verdad es preocupante es la manera en que el muchacho se refiere a ella, es decir, la orilla a casarse con él, le pide que respete y trate a su madre como si fuera sagrada e incluso, intenta que deje su vida para atender le bebé. ¿Por qué?, ¿acaso no pueden ser los dos los proveedores del dinero y al mismo tiempo cuidar al bebé?



-

Si bien Luis Buñuel dejó huella en el cine mundial, nadie puede negar el hecho de que sus filmes tengan tintes machistas y los trate tan fácilmente. Lo cierto es que tenía un talento para exhibirlos de manera sutil y de forma que le dieran crédito. Es por ello que la crítica se divide entre las dos ideas: era un machista sin vergüenza o más bien hizo lo que otros cineastas no pudieron, es decir, darle voz a las mujeres.


Nadie lo sabrá nunca, pero hay que recalcar que tanto él como muchos otros cineastas en México recurrieron (y lo siguen haciendo) a este tipo de ideas para brindar historias, entonces nos preguntamos ¿de verdad es necesario hacerlo para atraer al público? No.


TAGS: Clasicos del cine Cine mexicano machismo
REFERENCIAS: Universidad de Chile UNAM

Diana Garrido


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Los pasos que debes seguir para un correcto lavado de manos 6 Amazing Paradoxes That'll Leave You Scratching Your Head 5 cuentos cortos de Oscar Wilde que debes conocer Los muxes: el tercer género del Itsmo oaxaqueño ¿Fan de Evangelion? Pronto podrías tener unos de tenis de este anime Here Are 8 Things I Really Wasn't Expecting From My First Fashion Week Ever

  TE RECOMENDAMOS