"Los Increíbles 2", la historia de una familia que pasa por los dolorosos cambios generacionales

Martes, 19 de junio de 2018 17:29

|Ruben Peralta Rigaud
los increibles 2

"Los Increíbles 2", segunda entrega de este título de Pixar, cuenta las aventuras de una familia con superpoderes

Cuando la película Los Increíbles apareció por primera vez en noviembre de 2004, el género de superhéroes no estaba tan saturado como ahora. Traer de vuelta a esta familia con superpoderes unos catorce años más tarde significaba que el escritor y director Brad Bird tenía algo interesante que ofrecer, teniendo en cuenta cómo está el mercado actual. Bird, sabiamente, comienza la acción de la nueva película donde dejó la original, cuando “The Underminer” (John Ratzenberger) aterrorizaba a la ciudad. La última vez que vimos a los Parr, conformada por Bob/Mr. Increíble (Craig T. Nelson), Helen/Elastigirl (Holly Hunter) y sus hijos, Violet (Sarah Vowell) y Dash (Huck Milner, en reemplazo de Spencer Fox), recién comenzaban sus andanzas como familia unida con una sola visión. Después de la batalla con “The Underminer”, Rick Dicker (Jonathan Banks, reemplazando al fallecido Bud Luckey), informa a la familia que el programa Super Relocation se está cerrando.

Mientras los superhéroes siguen siendo ilegales, Winston Deavor (Bob Odenkirk) y su hermana Evelyn (Catherine Keener) están interesados en cambiar esta realidad. Quieren usar a Los Increíbles y Frozone/Lucius Best (Samuel L. Jackson) para ayudar a hacer populares a los superhéroes otra vez. Elastigirl se convierte en el rostro del movimiento en cuanto Bob se queda en casa cuidando los niños. Se trata de una visión distinta de los padres, situación que rara vez se da en una película de superhéroes. El nuevo villano, "The Screenslaver", se esconde detrás de todo tipo de pantallas y hace que sea mucho más difícil combatirlo. Obviamente, un subtema de esta alegoría de múltiples capas es la esclavización de la población a sus pantallas. Mientras esto sucede, Jack-Jack está comenzando a desarrollar sus propios superpoderes a pesar de que es demasiado joven para manejarlos.


los increibles 2 1


Los Increíbles cuenta la historia de una familia normal que pasa por los dolorosos cambios generacionales, una familia de superhéroes que intenta reconciliar sus dones con una sociedad que le pone reglas en su contra. Así es, los superhéroes han sido prohibidos porque se les percibe como una fuente de problemas. Esa es la ironía de esta película animada, y es que toma cosas de la vida real: a veces incluso los buenos tienen que luchar para ser reconocidos o para ser legitimados. En una de sus mejores frases, Elastic Girl dice: "Es una locura, que para ayudar a mi familia, tengo que dejarles. Para arreglar la ley, tengo que romperla”.

¿Qué debe hacer una supermamá cuando el deber llama y debe dejar a la familia bajo el cuidado “descuidado” de su obviamente celoso esposo? Bird no convierte a Bob en un completo inepto, sino que crea situaciones para que el resto de la familia intervenga y ayude con el nuevo gran desafío, y es el vivir el día a día sin la persona que manejaba las situaciones difíciles y les encontraba la solución.  

Bird reconoce la necesidad de que los papás encajen en el manejo de la casa, como cuando trata de desenmarañar un desastre con la cita de Violet, mientras intenta apoyar a sus otros dos hijos en su día a día. Incluso para un superhéroe es un desafío difícil. Ya los adolescentes de esta película no son los mismo de 2004, en una época en la que todo está digitalizado y la información está más cerca. La ola de la modernización podría arrastrarlos, pero la responsabilidad de la sangre pesa más que la data de un aparato telefónico.

 


Pero el superheroísmo más destacado es el de mamá, como un buen ejemplo de los movimientos que están surgiendo en esta época que permite que una mujer tenga poder público y que cubra en privado las situaciones de su hogar.

Pixar cumple de nuevo. Reforzado por una majestuosa musicalización retro de Michael Giacchino, logra el difícil truco que muy pocos estudios han hecho: presentar un producto de atractivo universal, tanto para adultos como para niños. Es a la vez una carta de amor a las películas de superhéroes. Es un estudio de una familia que enfrenta y supera sus inseguridades y expectativas sociales, visto a través del prisma de un ambiente colorido. Con una extraordinaria secuencia protagonizada por un bebé y un mapache, la película hace que el largo tiempo de espera no haya sido en vano.

***

Pixar Animation Studios ha llenado al cine de escenas icónicas. Seguro que Coco se convertirá también en un clásico para niños y adultos.

REFERENCIAS:
Ruben Peralta Rigaud

Ruben Peralta Rigaud


  COMENTARIOS