PUBLICIDAD

CINE

‘Marry Me’: Una Rom-Com que hasta los más amargados disfrutarán

Jennifer Lopez, Maluma y Owen Wilson hacen el mejor triángulo amoroso de este año.

¿Qué pasaría si las dos mayores estrellas de la música, interpretadas por Jennifer Lopez y Maluma, se casaran en un concierto en el Madison Square Garden, transmitido en vivo para millones de personas? Seguramente se trataría de la boda del siglo. Sin embargo, la vida no es como en los cuentos de hadas y el mundo del pop también tiene sus traiciones.

Eso es lo que pasa en ‘Marry Me’ (‘Cásate conmigo’): cuando la famosa Kat Valdez (Jennifer Lopez) está a punto de dar el sí a su novio Bastian (Maluma), ocurre algo que la hace replantearse si realmente quiere pasar el resto de su vida con él: una infidelidad que le da la vuelta a las redes sociales la lleva a tomar una decisión impulsiva y casarse con el primer hombre random que ve en la audiencia con un letrero que dice, literal, “Marry Me”. Ese es el personaje interpretado por Owen Wilson: un padre soltero que asiste al concierto con su amiga Parker (Sarah Silverman) y su hija Lou (Chloe Coleman) solo para demostrarles que sigue siendo cool.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En la vida real, casarse legalmente con un desconocido es una idea loca que podría no terminar muy bien. Sin embargo, la lección de ‘Marry Me’ está en los saltos de fe. Incluso cuando le acaban de partir el corazón frente a, literalmente, todo el mundo, Kat llega a la conclusión de que vale la pena volver a enamorarse. Sí, incluso cuando las estadísticas indican que la mayoría de los matrimonios acaban en divorcio.

En esta película, dirigida por Kat Coiro y basada en la novela gráfica de Bobby Crosby, la pareja principal está conformada por JLo y Owen Wilson. La primera es una cantante mundialmente famosa, algo que, según la misma Jennifer Lopez, no le fue difícil interpretar: a diferencia de sus anteriores papeles, ella sabe muy bien lo que es ser una estrella del pop que está siempre rodeada de personas, especialmente su manager Collin Calloway (John Bradley). Sin embargo, al final del día, también quiere lo mismo que todos los demás: un amor de verdad.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Owen Wilson, por otro lado, es un adorable padre soltero divorciado y profesor de matemáticas que busca mejorar la relación con su hija. En ese lado de la historia, es refrescante ver que mantiene una relación sana con su ex y mantiene el mensaje de la película: uno o dos amores fallidos no tienen por qué significar que el amor no existe.

La presencia de Maluma, aunque intermitente, es suficiente para dejar satisfechos a sus fans: es como si el colombiano se interpretara a sí mismo, exceptuando claro la parte en la que es un douchebag. Él mismo aclara que puso mucho de sí en el personaje, menos la parte en la que le es infiel a su futura esposa. A juzgar por sus declaraciones sobre cuánto disfrutó actuar en ‘Marry Me’, esta podría ser la primera de muchas apariciones de Maluma en el cine.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

¿Cuál es la mejor parte de ‘Marry Me’? Por mucho, la música. La mayoría de los temas fueron escritos por Jennifer Lopez, quien cumplió la hazaña de grabar un disco y una película al mismo tiempo. Es por eso que canciones como la homónima “Marry Me” o “On my Way” se sienten tan naturales y agregan aun más personalidad a Kat Valdez. Con los temas de Maluma, hablar español es un plus: canciones como “Segundo” tienen significados que revelan las verdaderas intenciones de Bastian en la película.

Si no eres fan de las comedias románticas, eso no es problema: ‘Marry Me’ no es solo una historia de amor; también es un retrato del papel que juegan las redes sociales en la cultura pop hoy en día y cómo, gracias a ellas, se crean (y destruyen) relaciones más rápido de lo que puedes decir “cásate conmigo”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD