INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Por qué nos gustan los programas de cocina tipo ‘Masterchef’

19 de octubre de 2018

Rodrigo Ayala Cárdenas

Te decimos las razones verdaderas de por qué nos gustan tanto los programas como ‘Masterchef’ donde la gente compite por ser la mejor.

Masterchef, sin duda alguna, es uno de los programas más populares entre todo el mar de opciones que la televisión nos ofrece todos los días. Más allá de la obvia diversión que representa ver a un grupo de personas buscando ser los mejores cocineros de México, preparar suculentos platillos y soportar las críticas de los jueces y hasta de sus mismos compañeros, surge la gran pregunta de por qué nos gustan este tipo de programas.


Puedes leer: 'Masterchef México': conoce a los participantes del reality show



Los programas de competencias y retos siempre han sido seductores para la audiencia, que busca siempre apoyar a uno de los concursantes y acompañarlo de manera fiel durante todo su trayecto. Si no fuera así tal vez no tendría caso seguir un programa, pues el factor de desear la victoria de alguien es lo que mantiene al espectador pendiente del desarrollo de las acciones. Por ello y otras razones que mencionaremos a continuación es por lo que nos gustan los programas de cocina tipo ‘Masterchef’:



Porque nos gusta ver a la gente competir

Todo el tiempo competimos: por el amor de alguien, por ser los mejores en el trabajo, en un deporte, en cualquier cosa. Vivimos comparando nuestras capacidades con las de otros, por ello es que ver a un grupo de personas peleando por ser los mejores chefs resulta un escape de la realidad y la oportunidad de ver cómo los demás resuelven sus conflictos desde la comodidad del hogar.


Puedes leer: Benito Molina, el chef que está revolucionado los sabores



Porque nos gusta ver a la gente ser humillada

Como en cualquier otro programa de su tipo, los concursantes de Masterchef son sometidos a regaños y advertencias por parte de los jueces cuando evalúan sus creaciones culinarias. Y los regaños suelen ser humillantes en varias ocasiones. Eso nos lleva a querer ver cómo el otro es sometido a torturas psicológicas que lo lleven a un callejón sin salida donde no puede replicar al saberse inferior. Ver al otro humillado representa un regocijo para muchos telespectadores.



Porque nos gusta celebrar los triunfos de otros como si fueran nuestros

Esto pasa a menudo, por ejemplo, en el deporte: la victoria de nuestro equipo o atleta favorito la vemos como propia y la festejamos como lo mejor del día. Lo mismo pasa en Masterchef u otros programas donde hay un vencedor: ver cómo nuestro concursante predilecto se alza con la victoria es algo que nos llena de un placer momentáneo, pero fuerte.


Puedes leer: Betty Vázquez, la chef que encontró su pasión por la cocina en los aviones



Porque nos gusta ver a la gente perder para sentir que nosotros los vencimos

Así como festejamos la victoria del vencedor también nos causa placer ver el gesto de la derrota en aquel que nos cae mal o que nos es antipático. La victoria tiene un doble placer: la felicidad del vencedor y el dolor del derrotado. Todo esto lo vemos como propio a través de Masterchef u otros programas en los cuales nos alzamos con efímeras victorias ajenas.



TAGS: Series de tv mejores series
REFERENCIAS:

Rodrigo Ayala Cárdenas


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

9 'A Christmas Carol' Adaptations That Will Bring Back Your Ghosts Of Christmas Past 10 tatuajes estilo sketch que vas a querer tener en la piel Emborracharte con tu pareja podría ser el secreto de una relación larga, según la ciencia Runner's face: La teoría que explica por qué correr te hace lucir más viejo Por qué tienes que ir a Madresal Chiapas antes de morir Kataplum: el nuevo parque de diversiones de la CDMX que vas a morir por conocer

  TE RECOMENDAMOS