INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

“Maze Runner: la cura mortal”, el sinsentido que representa el final de una saga

31 de enero de 2018

Octavio Alfaro

El estreno de "Maze Runner: la cura mortal" se retrasó más de un año por un accidente que sufrió Dylan O’Brien mientras grababan

Ciertas adaptaciones cinematográficas de obras literarias pueden generar expectativas, dudas o simplemente debates interminables. Esto ocurre sobre todo entre quienes se declaran seguidores de una saga. Vale la pena entonces preguntarse si es mejor el libro o la película. Entre gustos y colores, es prácticamente imposible complacer a todos por igual. Sin embargo, la historia de Maze Runner: la cura mortal (Wes Ball, 2018) conserva su rasgo cronológico y continúa desde donde se quedó su antecesora: después de que Minho (Ki Hong Lee) es tomado por CRUEL para continuar sus investigaciones en busca de una cura para erradicar el virus de la llamarada en los seres humanos, Thomas (Dylan O'Brien) y su gente se dan a la tarea de ir tras su compañero para rescatarlo de las manos del corporativo.

Mientras Minho sufre las consecuencias de ser capturado y fungir como un ratón de laboratorio, Thomas intenta acceder a la última ciudad en pie sin ser detectado. A él lo acompaña Newt (Thomas Brodie-Sangster) en todo momento, al tiempo que Teresa (Kaya Scodelario) regresa a trabajar con CRUEL después de haber traicionado a los suyos.



Jorge (Giancarlo Esposito) y Brenda (Rosa Salazar), fieles a su espíritu aventurero, integran un segundo equipo para proteger a sus amigos. Asimismo, el reencuentro con alguien del pasado representa una sorpresa que para algunos no es grata. Sobre estos ejes se desarrolla la trama de Maze Runner: la cura mortal, el cierre de la saga adaptada de la obra literaria homónima escrita por James Dashner. Sin traicionar el estilo con el que todo comenzó, la travesía de los protagonistas llega a su punto más álgido, con nuevos vehículos y formas de arriesgar el pellejo, en medio de abundantes escenas de acción que requirieron de innumerables efectos especiales para generar el ambiente caótico.



A diferencia de las entregas anteriores, las explosiones, destrozos masivos y sonidos estridentes inundan la sala de cine para enmarcar lo sucedido. En esta ocasión se notan los 62 millones de dólares invertidos en la producción. Sin duda alguna los fanáticos de esta franquicia disfrutarán de comienzo a fin lo retratado en pantalla. No obstante, el resto de la audiencia tal vez no. La razón es muy simple: hay tantas incógnitas abiertas a lo largo de las tres películas que es necesario sobrepensar las situaciones para llegar a una respuesta en el mejor de los casos. Si esto último no ocurre, la historia cae en el sinsentido, en lo redundante e inverosímil, gracias también a los momentos en los que no hay explicación para que una persona no haga una acción sencilla, la cual representaba su objetivo.



Sin duda es parte de mantener el suspenso y entretenimiento, pero abusar de situaciones peligrosas en las cuales los personajes están al borde del abismo y la salvación llega de rincones inesperados provoca una sensación risueña o de enojo y le pone el pie a la trama en sí, lo que hace del desenlace algo predecible.

Otro factor negativo para la saga es que luce como una mezcla de varios largometrajes, como la tetralogía de Los juegos del hambre, la franquicia de Star Wars, un poco de Rápidos y furiosos, y cintas individuales como La isla (Michael Bay, 2005), así como un poco de Guerra mundial Z (Marc Forster, 2013), lo que resta originalidad a la historia.

Si eres seguidor de Maze Runner seguramente quedarás conforme con el resultado de La cura mortal, pero si no los efectos especiales será el único impedimento para el aburrimiento. La falta de argumentos creíbles hace que esta saga se sitúe lejos de lograr algo fuera de lo común. Posiblemente entre en la lista de las peores películas contemporáneas.

***

Si te gustó esta cinta sin duda debes conocer estos datos sobre Los juegos del hambre.

TAGS: Ciencia ficcion crítica cinematográfica cine
REFERENCIAS:

Octavio Alfaro


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

La extraña razón por la que están naciendo bebés sin extremidades en Europa Leopoldo II: el emperador que provocó un genocidio de más de 10 millones de africanos Frases en francés para tu próximo tatuaje 5 Formas fáciles y seguras de rejuvenecer tu vagina La peligrosa moda de lavar y reúsar condones 5 desventajas de tener sexo con un pene grande

  TE RECOMENDAMOS