INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Caricaturas animadas que te recordarán que la infancia fue una de las mejores etapas de tu vida

26 de octubre de 2017

Cultura Colectiva

Texto escrito por Samantha Jijón Gagliardo                                  


Hacer un ejercicio de memoria requiere de valentía, pues nos enfrentamos a volver a experimentar muchas emociones que no siempre son agradables; sin embargo, cuando se trata de recordar los momentos felices de la niñez, estos se encuentran ligados a las actividades y juegos que realizábamos en esta etapa: cuando la despreocupación invadía nuestra vida, cuando no éramos conscientes de lo que habría qué hacer para ganarnos las cosas, cuando la palabra "responsabilidad" no tenía ningún valor, mas que el de realizar la tarea, o cuando sentir felicidad no era tan complicado.



Esa menos compleja felicidad provenía de los ratos en los que salíamos a jugar con amigos o vecinos, de los juegos de mesa, de los paseos en bicicleta, de las aventuras y, claro, de las caricaturas que veíamos en televisión. Por eso, te compartimos el siguiente breve listado que te recordarán por qué tu infancia fue la mejor etapa:




Tom y Jerry (1940)



Un gato y un ratón, "amigos" inseparables, que siempre veíamos en guerra; uno por querer comérselo y el otro por arman un plan con astucia para salir a la cocina, robar alimentos y no ser atrapado por Tom.


¿Lo recuerdan? Cómo era de interesante el contenido que transmitían a todos los niños y adultos que siempre nos sacaban una sonrisa.




El Gallo Claudio (1946)



El galán y soltero del gallinero, admirado por todos las gallinas con su inolvidable palabra "digo", era el estilo que lo caracterizaba en su forma de hablar.


Había una gallina especial, la Srta. Prissy, la cual hacía de todo para conseguir marido, era la burla de las gallinas porque ya "estaba en la edad de tener pollitos"; bajita de estatura, delgada y con unos pequeños lentecitos no perdía la esperanza de hallar a su gallo para así dejar de ser la solterona del gallinero.




Bugs Bunny, el conejo de la suerte (1940)



El personaje conocido en algunos países también como Serapio, siempre hacía que te dieran ganas de comer zanahorias al verlo. Con su famosa frase: "¿Qué hay de nuevo, viejo?", y con una gran astucia nos hacía sonreír cuando se las ingeniaba para no ser casado en el bosque.


Con sus bromas y su infaltable zanahoria fue uno de las caricaturas animadas que marcaron nuestra infancia, razón por la que en 1985 Hollywood decidió integrarlo en el paseo de la fama con una estrella y se convirtió en una de los personajes animados más destacados.




Rocket Power (1999)




Es posible que la mayoría conozca esta serie animada de los 90, que nos mostraba los deportes extremos, pero también una sincera amistad entre Otto, Reggie, Twister y Sam, más conocido como "El Calamar". Todos habitantes de Costa del Océano, las aventuras alrededor de los deportes extremos como el skate, ciclismo, surf, patinaje, hockey callejero y snowboard.


Ver Rocket Power nos hacía querer practicar algunos de estos deportes, estar en la playa e ir a comer algo a "La Cabaña de la Playa", uno de los negocios de Raymundo Rocket, padre de Otto y Reggie. El sabio Tito, que siempre daba consejos a los brothers —como se sabían llamar entre ellos— y que siempre recordaba su natal Hawái, cuna del surf, y con su famosa frase: "Cómo decían los antiguos hawaianos". Cada capítulo nos dejaba una enseñanza de las situaciones que experimentaban en el equipo Rocket.




¡Oye, Arnold! (1996)



El niño huérfano de padre y madre que vivía con sus abuelos Phil y Pookie, personas muy sabias que siempre lo aconsejaban en el momento preciso, tenían una casa rentera en la cual nunca faltaban las macotas, que corrían cada que alguien abría la puerta principal. Arnold y su mejor amigo Gerald, con quien compartía muchos gustos como el béisbol, menos optimista que Arnold, siempre se apoyaban y vivían las mejores aventuras en la escuela. Imposible no mencionar a Helga, la niña con uniceja, gruñona, grosera y tosca, especialmente con Arnold, pues era la manera de ocultar el amor que sentía por el "Cabeza de Balón", como lo llamaba.


Entre otros de sus amigos estaba Stinky, Eugene, Sid, Rhonda, Harold, quienes también eran parte de muchas de las aventuras y vida cotidiana de Arnold, el niño amable que siempre estaba dispuesto a ayudar a los demás.



**




**


Primera versión publicada originalmente en el Diario El Telégrafo, el 26 de septiembre del 2017, Guayaquil, Ecuador. http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/cartas-al-director/1/caricaturas-de-antano

TAGS: Caricaturas Series de tv
REFERENCIAS:

Cultura Colectiva


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Is Blue The Warmest Color?: How "The Unsent Project" Shows The Pigments Of Closure El niño que luchó contra el VIH e inspiró una canción de Michael Jackson Here's Why Claudia Romo Edelman Believes You Can Change The World 4 consejos para convertirte en viajero si tienes un trabajo muy demandante Pinturas de Philip Barlow que demuestran cómo ve el mundo la gente con miopía Ideas para tus selfies cuando no sabes cómo posar

  TE RECOMENDAMOS