Cine

La película que rompe los estereotipos sobre la homosexualidad

Cine La película que rompe los estereotipos sobre la homosexualidad



En los últimos años Hollywood ha mostrado gran apertura en su forma de invertir en proyectos que narran historias de temática gay, lésbica y transexual. Entre los que podremos nombrar están La chica danesa, No sin ella y Carol, todas estrenadas en el 2015. Sin embargo, el rechazo hacia esta población también se ha acentuado considerablemente en Estados Unidos. Uno de los casos más brutales fue el ataque a un club gay en Orlado, en 2016, lo que constituyó uno de los peores crímenes de odio y de las más cruentas masacres ocurridas en el país de las barras y las estrellas.


moonlight


Por otro lado, entre los mismos grupos a veces resulta necesario permanecer en cierto paradigma para no ser criticado o rechazado, lo que de inmediato dispone las circunstancias y el contexto para prejuicios o lugares comunes, como un tipo de imagen que en realidad no corresponde con la realidad. Por ejemplo, suele pensarse, desde un punto de vista convencional sustentado por las referencias culturales, que los hombres heterosexuales son rudos y machos corpulentos, mientras que los gays son delicados e incluso afeminados.





Moonlight se sumerge en la compleja temática de ser lo que debes ser o por haber crecido en un lugar pobre. Esta es la historia de un joven que trata de encontrar su identidad.

El director estadounidense Barry Jenkins adaptó la puesta en escena In Moon Light Black Boys Look Blue, de MacArthur Tarell Alvin McCraney, para mostrar una historia divida en tres capítulos, que narran la vida de un muchacho afroamericano que vive en un barrio pobre de Miami.


moonlight luz de la luna


El primer capítulo retrata algunos momentos claves en la infancia de Chiron (Alex R. Hibbert) a los nueve años de edad, tras tropezar con Juan (Mahershala Ali), el dealer del barrio que lo auxilia cuando es perseguido por un grupo de muchachos. 
A partir de ahí ambos desarrollan una amistad en la que “Pequeño” (el apodo de Chiron) encuentra una imagen paterna y un refugio eventual en la casa de Teresa (Janelle Monáe), la novia de Juan.

“Pequeño” es un niño delgado y callado, quien no tiene muchos amigos y eso genera que sea agredido regularmente por sus congéneres. Pero Kevin, uno de sus compañeros de juego, es quien le tiende la mano y lo invita sin éxito a poner un alto a cualquiera.


historia moonlight


También en este primer capítulo está su madre (Naomie Harris), una joven enfermera adicta al crack que Juan distribuye. Al final del primer capítulo Chiron no tarda mucho en entender el problema: Juan vende drogas, su madre es adicta a esas drogas. Pero eso no es todo, Chiron se pregunta si él es “maricón”. A lo que Juan le responde: "Un maricón es... una palabra usada para hacer que la gente gay se sienta mal. No eres un maricón. Puedes ser gay, pero no tienes que dejar que nadie te llame un maricón". La película asoma su narrativa: rompe Moonlight estereotipos hollywoodenses sobre la homosexualidad.

El segundo capítulo muestra a un Chiron (Ashton Sanders) adolescente. Es callado y retraído y está rodeado de abusos en la escuela y en su casa. Acude a casa de Teresa en busca de paz, pero Juan ha muerto.


moonlight 2016


Chiron busca perderse en la ciudad, donde nadie lo ve y donde puede llora y esconderse de todos. Pero justo ahí, en su soledad a la mitad de la playa es donde todo cambia al ser sorprendido por Kevin (Jharrel Jerome), su amigo de la infancia, quien también ya tiene su propia concepción de la vida y el amor. Esa noche Kevin y Chiron, tras compartir un porro frente al mar, comparten un momento de intimidad. Pero lo ocurrido entre los dos no facilita las cosas, debido a que el chico abusivo de la escuela le pide a Kevin que golpee a Chiron, Kevin sabe que no tiene opción. Pero tras la golpiza propinada por él y los demás abusadores, Chiron decide tomar cartas en el asunto y desquitarse con el abusador, lo que termina en tragedia, debido a que Chiron es consignado a la autoridad y procesado por los hechos. El cruce de miradas entre Kevin y Chiron, mientras es custodiado hacia la patrulla, es la última escena de este capítulo.


Moonlight


En el capítulo final Chiron ahora se hace llamar Black y es un rudo y corpulento dealer de Atlanta. Black (Trevante Rhodes) vive solo y exige cuentas justas a sus distribuidores. Es temido y respetado a la vez. Tras una llamada a media noche de Kevin (André Holland), Black viaja a Miami y entra en la cafetería que Kevin atiende. Intercambian anécdotas y momentos importantes de su vida para luego dirigirse a casa de Kevin a seguir la noche. Es entonces cuando Black finalmente se sincera con él.

El director de la cinta es capaz de limar los arquetipos de una sociedad que orienta hacia direcciones específicas a cada uno de los personajes de esta historia, pues por lo regular, en un sentido convencional, el personaje de un dealer o criminal respetado adoptaría a un muchacho para convertirlo en su nuevo pupilo o matón, como en A Brooklyn Tale. Pero Jenkins decide mostrar un lado más humano dentro de una sociedad que devora. Juan es probablemente la clave en este relato, al ser quien siembra la luz al fondo del túnel existencial del protagonista.


homosexualidad moonlight


El trabajo hecho en este largometraje resalta la sublimación de los momentos simbólicos de la película, haciendo de muchas escenas una bella imagen en medio de una situación deplorable y deprimente, y acompañando cada escena con música hip hop, R&B y hasta música clásica.

Jenkins muestra desde los ojos del niño (Chiron en este caso) la candidez en medio del caos, por lo que regala al espectador lo más real que puede generar un personaje con tales características. Las miradas compasivas y afectivas de un hombre dulce engullidlo en una coraza de silencios.

Una película que elimina muchos de los arquetipos sociales dictados por el consumismo y la televisión, e invita al espectador a conocer personajes con una dimensión y una magnitud existencial más compleja. Al romper esquemas y ser, por llamarlo de algún modo, más originales, son en cierto modo más reales y humanos.

***

Según Kubrick, si puede ser escrito o pensado, puede ser filmado. La fantasía es posible gracias al ojo inquieto de la cámara, que proyecta la psique de su creador, así como crea un mundo de imágenes, sonidos y sensaciones, salidas del rincón más insólito de las emociones más hondas. Moonlight, al igual que las películas de Xavier Dolan, consolidan esta idea.


Referencias: