Cosas que necesitas saber sobre el nuevo cine latinoamericano
Cine

Cosas que necesitas saber sobre el nuevo cine latinoamericano

Avatar of Luis D

Por: Luis D

29 de marzo, 2017

Cine Cosas que necesitas saber sobre el nuevo cine latinoamericano
Avatar of Luis D

Por: Luis D

29 de marzo, 2017




Tal vez no exista un momento tan importante y necesario de conocer en la cinematografía de los países hispanohablantes como lo fue la década de los 60 y 70, con el nacimiento del Nuevo Cine Latinoamericano, quizás en su momento fue más una serie de tendencias particulares que se plasmaron en cintas por lo que no se puede negar la similitud y ciertas características que llevaron a unificar a toda la filmografía bajo un conglomerado estéticamente único.

Es difícil determinar un origen preciso, muchos expertos aseguran que fue el estreno de "Los Olvidados" (1950) de Luis Buñuel lo que marcó el inicio de esta tendencia en Latinoamérica; sin embargo, otros detractores afirmaron que debe verse a Buñuel como un caso aislado, ya que es la excepción de la regla, pues siempre estuvo influenciado por el cine europeo.


Nuevo Cine Latinoamericano

Aun así, es innegable la influencia que tuvo el neorrealismo italiano en las producciones latinoamericanas de la década siguiente, junto con aquella visión autoral y destreza técnica de la Nueva Ola Francesa; es justo la fusión entre la influencia de la escuela francesa, el carácter social del neorrealismo y el cine de autor lo que impulsó el reconocimiento internacional de los directores latinoamericanos.

Primero se dirigió la atención en el trabajo de diversos cineastas ahora representativos de esta “nueva” oleada, comenzado por “Tire Die” (1960), el cortometraje documental de Fernando Birrí, y después los largometrajes brasileños “Vidas Secas” (1962) de Nelson Pereira dos Santos y “Dios y El diablo, en la tierra del sol” (1964) de Glauber Rocha, que sentaron las bases de lo que serían las principales características del Nuevo Cine Latinoamericano.


 

Estas bases fueron, precisamente, el interés por contar las realidades de aquellas regiones, tanto a manera de denuncia como de hacer un retrato fiel a la clase social menos privilegiada, y las dificultades bajo las cuales se encontraban los países en vías de desarrollo. Más tarde, el primer Encuentro de Cineastas Latinoamericanos en Viña del Mar sería definitivo para el movimiento, y los planes previstos en los años siguientes para el cine de cada región.



Luego vendrían otras obras importantísimas para este periodo con el reconocimiento de sus realizadores en los diversos festivales de cine internacionales, ejemplos notables de películas como: “La hora de los Hornos” (1968) de Fernando Solanas, “La Sangre del Cóndor” (1969) de Jorge Sanjinés, “La primera carga del machete” (1969) de Manuel Octavio Jiménez, “Muerte de un Burócrata” (1966) de Tomas Gutiérrez Alea, o “Palomita Blanca” (1973) de Raúl Ruiz.

Los objetivos de este tipo de cine no sólo expresaban algo a nivel visual, ya que los mismos realizadores se dieron a la tarea de ser también teóricos y escribir diversos ensayos, manifiestos y textos que planteaban las problemáticas de esta forma de hacer cine, así como sus principales fundamentos.

 

Los textos como “Cine y subdesarrollo” de 1962 de Fernando Birri, “La estética del hambre” (1965) de Glauber Rocha, “Hacia un tercer cine” (1968) de Octavio Getino y Fernando Solanas, y “Por un cine imperfecto” (1969) de Julio García Espinoza, forman una bibliografía necesaria para entender las motivaciones de sus realizadores y la importancia de su trabajo para el desarrollo del cine en sus respectivos países.

Es casi imposible determinar en qué momento este movimiento desapareció como tal, pero es innegable que su influencia aún está presente en gran parte de la filmografía contemporánea de muchos de los países latinoamericanos; de alguna u otra forma, los principios de realizar un cine autóctono, rico culturalmente y que muestre la idiosincrasia de una nación es un concepto usado en la actualidad, en especial en un siglo en el que la globalización se cierne cada vez más en los productos cinematográficos.


Nuevo Cine Latinoamericano


Esto sólo es un breve vistazo a lo complejo de nuestra historia, y nos ayudará a abrir los ojos ante un mundo fílmico completamente nuevo…



**

El cine es tan vasto que todavía queda mucho por aprender, así que te compartimos estas 7 películas de culto que Internet olvidó pero debes ver antes de morir. Además, estas son las 54 cintas por las que vale la pena que tengas Netflix.







Referencias: