La película que muestra que para enamorar a una mujer sólo se necesita una canción

miércoles, 30 de noviembre de 2016 15:56

|Carlos Urena




“¡Qué bonitos ojos tienes!, debajo de esas dos cejas; debajo de esas dos cejas, ¡qué bonitos ojos tienes!”.
Ernesto Lecuona



Era el 25 de diciembre de 1946, los reflectores sobre la Avenida Juárez advertían el evento, la marquesina del Cine Alameda anunciaba por todo lo alto el estreno de "Enamorada" con sus dos protagonistas, el gran Pedro Armendáriz y la mítica María Félix. Una larga fila de mil 200 personas esperaban ansiosas para ingresar, sólo tenían en mente ver a sus ídolos en pantalla; lo que no sabían es que estaban a punto de presenciar una de las mejores películas de la Época de Oro del cine mexicano.

Ambientada durante la Revolución Mexicana, con San Pedro Cholula de escenario, es la historia del general revolucionario José Juan Reyes (Pedro Armendáriz), quien llega a tomar la ciudad para saquear los bienes de los más ricos. Durante esta ocupación conocerá a la bella y altiva Beatriz Peñafiel (María Félix), de quien queda enamorado y busca conquistarla; tarea nada fácil, ya que pertenece a una de las familias más influyentes del pueblo; además, a Beatriz, el general sólo le produce desprecio y descontento.




A cargo del director más representativo de la época, Emilio "El Indio" Fernández, y la dirección fotográfica del emblemático, Gabriel Figueroa, se lograron realizar increíbles escenas que desprendían una belleza inigualable; generaron una narrativa ágil para este melodrama con muchos toques de comedia; además, no fue pensada como una película histórica, ya que incurre en diversas imprecisiones, sino como una historia en la que el amor se sobrepone a las diferencias ideológicas de clases sociales y políticas.

La cinta se convierte en una de las piezas icónicas de nuestro cine, pues el guión entrañable contó con la supervisión del premiado escritor Mauricio Magdaleno. El juego de encuadres y planos por parte del director, la fotografía con altos valores estéticos y la enorme presencia cinematográfica de los protagonistas la hacen única. Lo destacable de este proyecto es que fue el primero en reunir a grandes figuras del cine mexicano en una sola cinta.


película Enamorada

Originalmente, el peso de la trama recaía en Pedro Armendáriz, ya que muestra a un revolucionario con un gran fervor ideológico y buenos argumentos para cometer los saqueos; sin embargo, la falta de protagonismo del personaje femenino no convencía a María Félix para aceptar el papel, por lo que Mauricio Magdaleno —según palabras de La Doña agregó al guión las escenas que más se recuerdan de la película, como su caminata por los portales del centro de Cholula presumiendo su porte, mientras es seguida a caballo por el hipnotizado General Reyes.


película Enamorada


En la filmación también se encuentra una de las secuencias clásicas por excelencia del cine en México, cuando El General Reyes, enamorado y dispuesto a dejar su orgullo, llega de noche hasta el balcón de Beatriz y, acompañado del Trío Calavera, comienzan tocar 'La Malagueña'. En ese momento, la cámara del Indio Fernández realiza un close up a los ojos cerrados de María Félix, quien al escuchar los primeros acordes de la canción, los abre con gran sutileza y nos dejan apreciar la poderosa, expresiva y bella mirada de La Doña, quien, sin decir palabra alguna, con el simple juego de sus ojos, transmite la sensación de una mujer "Enamorada".

Al final, la trama da un giro de tuerca, y la indomable protagonista –quien en algún momento insultara a "las soldaderas" por su reputación, pues eran las mujeres que acompañaban a los soldados en la Revolución y no quería convertirse en una de ellas— sucumbe al amor del general. En la última toma se muestra a Beatriz, con un gran poder visual, caminando erguida y orgullosa al lado del caballo que monta su José Juan Reyes.


película Enamorada

La película está cargada de referentes culturales representativas de la época, dignos de analizar, además de sus diálogos inteligentes y bellos escenarios. Por sus valores visuales y narrativos, a 70 años de su estreno aún cautiva al público de todas las generaciones, y se reafirma como una pieza icónica de la Época de Oro del cine mexicano.


película Enamorada



**


Se cree que el cine mexicano jamás podrá llegar a la altura del norteamericano, francés o alemán por su poca calidad en a narrativa de sus historias; sin embargo, se olvida que México vivió sus mejores épocas en cuanto a cinematografía, y una de ellas es la Época de Oro, por eso te compartimos las 10 cintas de culto que definieron el cine mexicano, y de las que se desprenden los 25 piropos que te harán sentir un amor de época dorada. En los últimos años se ha dado un aumento de producciones mexicanas que nos provocan volver a creer en él, como te lo demostrará esta lista de las mejores películas de cine independiente.





  

REFERENCIAS:
Carlos Urena

Carlos Urena


  COMENTARIOS