Sólo necesitas una película para tener una crisis existencial eterna

Viernes, 12 de mayo de 2017 18:42

|Daniel Morales Olea


En México hay un vagón que transportó judíos a los campos de concentración nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Durante todo el recorrido en el museo puedes sentir cierta pesadumbre, pero es al llegar al vagón, exhibido en su propia sala, que el espíritu se te puede quebrar. Hay algo en la atmósfera que te hace sentir diminuto, como si cargaras con el peso de todas las personas que fueron transportadas a su muerte en esa pequeña caja. La sensación es desoladora, te hace sentir una presión en el pecho pero al mismo tiempo sientes un vacío inexplicable. Digo todo esto por que eso es lo que te hace sentir la película "Ida".

pelicula Ida

Es entendible que la trama, situada 20 años después de la invasión alemana en Polonia, comparta identidades con el vagón antes mencionado, pero la historia hace una mínima mención explícita acerca del holocausto, entonces ¿qué hace de "Ida" una obra de arte tan depresiva y al mismo tiempo elogiada por la crítica? La respuesta es tan sencilla como complicada, y es que se distingue por ser una película muy bien hecha, pero lo hace a partir de elementos subjetivos e individuales que en un conjunto crean esa atmósfera necesaria para que el cine sea arte y no entretenimiento. 

pelicula Ida bosque

"Ida" es la historia de Anna, quien está apunto de realizar sus votos para convertirse en monja, pero antes de eso es enviada con su tía, una jueza que ha sentenciado a muchas personas a muerte en nombre del Estado y única familiar viva de Anna. Al conocerla ella revela que su nombre es Ida, no Anna y que en realidad nació siendo judía. Es entonces cuando comienzan un viaje por Polonia en el que la identidad de cada personaje será cuestionada hasta el límite y en el que la transformación, además de ser para ellas, también lo es para el espectador. 

pelicula Ida pareja

Pawel Pawlikowski es el director y comunica a través de la imagen y no del diálogo, logrando que cada escena y encuadre hablen por sí mismos y justifiquen la cinta. Por eso en "Ida" no sientes que una escena falte o sobre, es una perfección cinematográfica que pocos pueden alcanzar. Rompiendo reglas estéticas, Pawlikowski usa encuadres poco convencionales que hacen que los personajes se vean mucho más pequeños en pantalla de lo que en realidad son.

pelicula ida paisaje-w636-h600

Además de crear cierta incomodidad ante nuestra visión acostumbrada a otras cosas, hace que el fondo sea otro personaje, incluso uno principal. No se puede leer "Ida" por el texto, necesitas el fondo, pues es el que muestra gran parte de la historia, de cierta forma es como el pasado de los personajes; silencioso pero presente, dispuesto a contarte los secretos si pones un poco de atención. Es ahí donde entiendes que pueden no mencionar la guerra, pero que todos son producto de ella. Las acciones de la tía de Ida siguen ligadaa a un pasado lejano y la protagonista, a pesar de no tener memoria del conflicto, no puede desentenderse de él.

pelicula ida cinematografia-w636-h600

Esa dinámica entre pasado y presente hace que "Ida" genere profundas dudas existenciales. Una monja que resulta ser judía, una joven cuya belleza llama la atención de todos los hombres, sexualidad desbordante que se mantiene en el límite por razones teológicas que no todos entienden. Dios y la religión son representados como un arma malévola en el cine contemporáneo, en "Ida" no se juzga, es un catalizador que funciona como un colchón para los personajes, conviven con él pero sienten su ausencia. 

Una obra de arte completa. Las actuaciones están en su punto, el diálogo es minimalista y eso convive con la imagen desoladora de la cinta que no necesita explicarse, la música no obedece a las emociones de los personajes, sino que existe en su realidad: cantos gregorianos, jazz y como todo en esa película, es en el silencio donde realmente escuchas las melodías, pero son notas de soledad, ansiedad, desesperación, arrepentimiento y culpa: componentes temáticos de lo que caracteriza la época de posguerra. 



"Ida" es la respuesta del cine a todas las cintas vacías que están repletas de producción, acción y millones de dólares invertidos, pero que no dicen nada. Ganó el Oscar a mejor película extranjera en 2015 y aunque después los reflectores hayan dejado de brillar sobre ella, no significa que no es una parte importante del Séptimo Arte. Sin duda será recordada como una de las mejores películas de inicios del siglo XXI. 

*

Fuentes 

Reddit
Youtube
Cine maldito



TAGS: Cine de arte
REFERENCIAS:
Daniel Morales Olea

Daniel Morales Olea


  COMENTARIOS