PUBLICIDAD

CINE

Películas cuyo guión fue rechazado y hoy son joyas cinematográficas

Al término de la Segunda guerra Mundial, Estados Unidos se alzó como la potencia mundial. La promesa de libertad y seguridad estaban en boca de todos pues al vencer al enemigo la paz y prosperidad reinarían, aunque la lucha contra el bloque socialista hizo que eso fuera una verdad a medias. La ideología comunista era fuertemente reprimida en la nación de las barras y las estrellas y esa forma de aniquilar el pensamiento “rebelde” hizo eco en Hollywood, en el que se creó una lista negra (Black List) que servía para vetar a los guionistas, directores o actores que fueran sospechosos de tener actitudes comunistas. Muchas carreras, guiones y películas fueron destruidas en esa caza de brujas cinematográfica.

 

Hoy hay una nueva Black List. El nombre se inspira en esa tortuosa represión creativa que los arquitectos del cine -como se le conoce a los guionistas- sufrieron, pero ahora no es un veto de la industria. En esa lista entran los mejores guiones que han sido rechazados por la industria del cine. Esos manuscritos que simplemente no cumplieron las expectativas de algún productor y parecían destinadas al olvido pero que fueron rescatadas por el consejo de Black List y publicadas en su revisión anual.

Uno pensaría que las películas que se rescataron son cintas mediocres, rescatadas por fortuna o suerte, pero las siguientes películas son algunas de las mejores que se han hecho en los últimos años, demostrando que el trabajo de Black List es realmente importante y trascendental y que muchas veces una idea siempre merece una segunda opinión antes de ser desechada.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

 

Zodiac (2007) – David Fincher

 

En 2005, se publicó la primer Black List en la que se incluyó el guión de esta magnífica película que dos años después dirigió David Fincher; no de sus proyectos más ambiciosos, contemplativos y largos (157 minutos). Fincher es conocido por hacer películas por encargo, y dejar uno de los mejores guiones en sus manos siempre es garantizar el éxito de una película.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

 

-
There Will be Blood
(2007) – Paul Thomas Anderson

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

 

Uno de los directores más importantes es Thomas Anderson, quien solamente un año después de que se publicara el guión de esta cinta en la Black List lo retomó y aseguró el nombre de Daniel Day-Lewis en la inmortalidad. Después de eso tanto el director como el actor se convirtieron en algunas de las figuras más cotizadas de la industria. Day-Lewis se convirtió en el Lincoln de Spielberg y Anderson dirigió cintas como The Master o Inherent Vice.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

 

-
The Wolf of Wall Street
(2013) – Martin Scorsese

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

 

La batalla legal por las memorias de Jordan Belfort fueron un martirio para Leonardo DiCaprio, quien sabía que él debía interpretar uno de sus mejores papeles hasta ahora y también que Scorsese sería perfecto para dirigirlo. La cosa se complicó cuando el guión fue rechazado en distintas ocasiones y desde su concepción en 2007, tardó cerca de seis años en ser rescatada, filmada y proyectada. Hoy es considerada una de las mejores películas de Scorsese.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO


 

-
Whiplash
(2014) – Damien Chazelle

 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Muchos conocen la historia. Para conseguir fondos para la película Whiplash, el director grabó primero un cortometraje, pero en 2012 se había decidido que el guión de un estudiante de música y la relación que tiene con su abusivo profesor no era lo suficientemente buena. Ahora todos conocemos el resultado, una de las pocas cintas independientes que ha sido nominada a mejor largometraje en los premios Oscar.


 

-
The Imitation Game
(2014) – Morten Tyldum

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

 

Una de las mejores películas del año pasado es la más famosa muestra de que Black List funciona. El guión había sido rechazado en distintas ocasiones, pero desde su publicación en Black List fue peleado por grandes productores. Incluso en 2011, ya se hablaba de que esa película sería importante por aparecer en Black List, y que posiblemente Leonardo DiCaprio sería el protagonista. Hoy sabemos que fue Benedict Cumberbatch quien dio vida en pantalla a Alan Turing. De las muchas nominaciones que esta película tuvo para los premios Oscar, el guión adaptado que años atrás fue rechazado, ganó la estatuilla dorada.

 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

-


 Life of Pi (2012) - Ang Lee



Esta cinta contó con la dirección de uno de los más respetados nombres de Hollywood y su presupuesto fue de 160 millones de dólares, por lo que no fue una decisión sencilla sacarla de la Black List, pero su éxito superó todas las expectativas. Con un trabajo visual que pocas películas pueden presumir, Life of Pi es uno de los mejores trabajos de efectos especiales y narrativos del cine contemporáneo.  


-

Slumdog Millionaire (2008) - Danny Boyle

 

La ganadora de ocho premios de la academia es una cinta que estuvo a punto de no ser realizada. Aunque la historia es melosa y algo predecible,  el camino hacía el clímax es lo que hace de esta cinta una trascendental historia. El transcurso de la vida desde el punto de vista de uno de los "intocables" -las personas más pobres de India- es una increíble lección de amor y superación que merecía ser contada.


Black List publicará su nueva lista el segundo viernes de diciembre, por lo que hay que estar pendientes de los rechazados que pueden convertirse en los nuevos clásicos del cine.

-

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

 Te puede interesar: Las 15 mejores películas independientes de los últimos 25 años

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD