10 películas de Nicolas Cage que sí valen la pena ver

Jueves, 11 de enero de 2018 16:51

|Ciro Medina
peliculas de nicolas cage

Para muchos, el actor, director y productor estadounidense no tiene criterio para escoger sus papeles, aunque algunas de sus cintas son clásicos

Hollywood siempre da de qué hablar. Especialmente cuando se analiza la carrera de sus figuras, jamás inmunes a las críticas. En un ámbito donde el arte puede pasar por superficial por ventilar asuntos de la vida privada ajenos a la labor profesional, el actor Nicolas Kim Coppola decidió cambiar su nombre por Nicolas Cage, con lo que dio por concluidos los rumores de que estaba tomando ventaja de ser sobrino de Francis Ford Coppola para aterrizar roles protagónicos. Desde 1986 este actor polifacético ha estado conquistando la pantalla grande con una variedad de filmes. No obstante, es justo afirmar que no todas esas interpretaciones han sido memorables. Un viejo chiste de farándula cuenta el "método" de Cage para escoger en qué películas participar: le mandan un lote de guiones para que los revise, pero él simplemente los arroja todos al aire y ataja uno al azar.


peliculas de nicolas cage 1


A pesar de inefables apariciones en cintas que despoblaron salas de cine enteras, Cage ha sabido instaurarse como un referente de la actuación en al menos una docena de ellas. Su compromiso para desarrollar los personajes que interpreta lo han llevado a niveles histriónicos que pocos entenderían. En Bad Lieutenant: Port of Call New Orleans [Werner Herzog, 2009], por ejemplo, usó drogas reales para agregar veracidad y estilo a su caracterización. En fin, aunque podría darse por sentado que se trata de un actor genérico, no es tan acertado generalizar. Por eso a continuación se presentan 10 películas de Nicolas Cage que sí vale la pena ver.


Raising Arizona (Joel Coen e Ethan Coen, 1987)



Una comedia absurda al mejor estilo de los hermanos Coen. En esta cinta Cage interpreta a H.I. McDunnough, un exconvicto que se casa con una expolicía (Holly Hunter). Ante la imposibilidad de procrear, deciden secuestrar a uno de los quintillizos de una pareja adinerada, lo que desencadena un espiral de sucesos disparatados.


Leaving Las Vegas (Mike Figgis, 1995)



Ben Sanderson (Cage) es un escritor de guiones de Hollywood quien pierde todo a causa de su desbordado alcoholismo. Llega a Las Vegas para beber, literalmente, hasta morir. En esa ciudad de perdición conoce a Sera (Elizabeth Sue), una prostituta con la que forma una extraña amistad de comprensión bajo el pacto de no interponerse en su camino.


Adaptation (Spike Jonze, 2002)




Una de las interpretaciones más destacadas de Cage y tal vez de las más obvias en esta lista. En Adaptation, conocida en castellano como El ladrón de orquídeas, da vida a los mellizos Charlie Kaufman —figura ficcional del escritor real del guión de esta película— y a Donald Kaufman. En esta historia moderna, el deprimido y ansioso Charlie se enfrenta ante la difícil tarea de adaptar a la gran pantalla El ladrón de orquídeas, el libro escrito por Susan Orlean (Meryl Streep).


Birdy (Alan Parker, 1984)



Birdy es una de esas películas que llevaron a la locura a sus protagonistas. Siendo un actor de método, se cuenta que Cage se arrancó un diente de raíz para poder expresar el dolor y la desesperanza de Al Columbato, un veterano de la Guerra de Vietnam que ve cómo uno de sus amigos se vuelve mentalmente inestable mientras se obsesiona con las aves.


Vampire’s Kiss (Robert Bierman, 1988)



Quizá no sea uno de los papeles más recordados que ha encarnado Cage en su vida, como tal vez tampoco sea una de las películas más taquilleras de la historia. Sin embargo, en esta cinta de terror y humor ácido puede apreciarse el talento no siempre presente del actor estadounidense. Cuenta la historia de Peter Loew, un agente literario que sufre una crisis mental tras un encuentro con una mujer misteriosa y se convence de que se ha convertido en un vampiro. En una de las escenas de esta obra, una de las cintas de vampiros más raras, Cage mastica una cucaracha real.


La Roca (Michael Bay, 1996)




Si bien es cierto que La Roca podría considerarse otro dramón de acción que ensalza el poderío militar y muestra una trillada figura heroica, no es tan sensato hacer a un lado que es, de hecho, bastante entretenida. Stanley Goodspeed (Cage) es un químico especialista que, junto con un exconvicto (Sean Connery), debe liderar una operación de contraataque contra una célula extremista de soldados estadounidenses que han decidido tomar por asalto la cárcel de Alcatraz, apodada "La Roca". Aunque la trama está plagada de lugares comunes, la actuación de Cage destaca por su sentido del humor, las escenas de acción y porque comparte labores con Connery, un veterano.


Matchstick Men (Ridley Scott, 2003)



En esta oportunidad Cage interpreta a Roy Waller, un artista de las estafas. Junto con su protegido y mejor aliado (Sam Rockwell) intenta llevar a cabo el mejor trabajo de su vida. Sin embargo, la inesperada aparición de su hija (Alison Lohman) le da un vuelco a su vida. Se trata de un drama con altas dosis de comedia de enredos.


Salvaje de corazón (David Lynch, 1990)



Una reflexión: tal vez no es asunto de la actuación de Nicolas Cage, sino de quién lo dirige. En Salvaje de corazón, cuyo título original es Wild At Heart, pasa a formar parte del universo lynchiano. En esta extraña historia que mezcla comedia, drama y crimen, Sailor Ripley (Cage) y su amada Lula (Laura Dern) huyen de la sarta de seres inverosímiles que la madre de Lula ha contratado para asesinar a Sailor.


Hechizo de luna (Norman Jewison, 1987)



En esta comedia romántica con tintes de drama, Loretta Castorini (Cher) se mete en un grave aprieto cuando se da cuenta de que cae perdidamente enamorada de Ronny Cammareri (Cage), el hermano menor del hombre con quien accedió a casarse. Una mirada tragicómica a la cultura ítalo-americana.


La ley de la calle (Francis Ford Coppola, 1983)



Dirigida por su tío, Rumble Fish —conocida en castellano como La ley de la calle— cuenta la historia Rusty James (Matt Dillon), un pensativo pandillero de la calle que pretende vivir de la reputación de su hermano. Smokey (Cage) es uno de los amigos más cercanos de Rusty y miembro de su grupo, aunque se muestra nervioso en torno de la violencia y del mundo de las pandillas. Aunque no es un rol protagónico, Cage despliega sus dotes actorales en esta cinta.

***

El arte cinematográfico requiere de la atención de la fotografía porque nació a partir de ella. Si una sola imagen –como suele decirse– expresa más que mil palabras, imaginemos las posibilidades de hacerlo a 60 por minuto, o las nuevas opciones que ofrece el cine digital. Todo lo que importa está dentro de ese cuadro y si puede llevarse al límite para darle a la audiencia una genuina obra de arte, ¿por qué preocuparnos sólo por la historia?

Ciro Medina

Ciro Medina


  COMENTARIOS