NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Las torturas más brutales y sangrientas de 'Saw' que sólo un enfermo soportará ver

21 de noviembre de 2017

Diana Garrido

Vivimos en una constante represión, quizá social, quizá personal, pero pocas veces no dejamos ver transparentemente. A eso apela 'Saw', a que por mucho que ocultemos nuestras emociones, saldrán al menos una vez en la vida.


Sangre en cantidades exorbitantes; escurridiza, líquida, húmeda, maloliente, espesa, roja como el infierno, emanando de la piel de un ser humano que sufre y llora…


Si eres amante del gore, entenderás la sensación de placer malsano que provoca ver películas en las que el líquido rojo predomina. Te dan ganas de tocarlo, de sentirla entre tus manos mientras mientras escuchas exagerados, casi ridículos, gritos de alguien que sufre por ver la sangre falsa brotar de sí. No es que estés loco o que algo esté mal en ti, es sólo la adrenalina que corre por tu piel.



James Wan y Leigh Whannell eran dos fanáticos del cine gore, amaban ver la sangre correr en las pantallas de cine, de hecho, Wan asegura que su escena favorita del cine es aquella en la que el elevador del hotel de The Shining escupe una ola roja frente a los ojos de Danny, quien observa asustado a las gemelas más tétricas de la cinematografía. Ambos decidieron llevar su pasión a un proyecto que se convertiría en uno de los referentes más importantes del cine de terror y gore: la saga de Saw.



Aunque la crítica especializada sólo califica de gore la entrega número cuatro, el resto de las películas puede resultar perturbadoras, al grado de que mucha gente en Estados Unidos acude al hospital con un ataque de ansiedad las noches de Halloween por haber visto en la calle a Billy, el muñeco que atemoriza a los protagonistas de las películas.


Con 10 años de existencia, Wan y Whannell siguen provocando miedo, náuseas, asco y sobresaltos con su saga, la cual definen como «un festival del horror perfecto para Halloween, no tan vicioso, pero sí divertido». Los críticos le han llamado gore, porn torture, horror films e incluso le han tachado de satanistas y fascistas. Lo cierto es que los creadores la catalogan como una válvula de escape para los instintos más básicos de los seres humanos, ya que son cintas que presentan seres humanos atrapados en un juego liderado por un títere diabólico que los tortura hasta la muerte. Por ello, tenemos claro que hay torturas más explícitas y aterradoras que otras y si no te convences de que Saw es una saga para llorar de miedo, debes ver las peores y más sanguinarias torturas de la franquicia.



-

El pie cortado


Saw (2004)

James Wan



Ésta es una de las escenas más icónicas del la saga. Se encuentra en la primera entrega y es tan dolorosa como desesperante. Lawrence está tan exasperado que llega un momento en el que necesita salir de la trampa a como dé lugar. Se jalonea, sin buenos resultados, dentro de la cadena que lo tiene atado, hasta que no encuentra otra solución que cortarse el pie con una sierra para escapar del baño y poder vivir. Aunque dentro de la escena se puede ver cómo el pie está siendo rebanado, no hay mucha sangre de por medio. Esto es por el poco presupuesto que tenían para hacer las escenas al estilo gore.



-

La máscara de la muerte


Saw II (2005)

Darren Lynn Bousman



Para abrir la segunda entrega de la franquicia, tiene lugar una escena memorable y realmente perturbadora. Michael tiene puesta una máscara que le rodea el cuello. Si quiere salir, debe sacar una llave que está escondida detrás de su ojo. A través de una pantalla el muñeco le amenaza con matarlo con la máscara de la muerte. Si no se abre la piel y se saca el ojo para recuperar la llave, no podrá salir y la máscara se cerrará para aplastarle el cráneo. Michael no lo logra y sólo vemos su sangre escurriendo a través de los orificios del pesado casco.



-

El potro


Saw III (2006)

Darren Lynn Bousman



También es conocida como “el reloj de extremidades”. Esta tortura es de las más dolorosas de la saga, aunque no hay mucha sangre involucrada. Consiste en que un hombre, cuyo nombre es Timothy, está amarrado como si se tratara de una crucifixión. En esta posición, sus extremidades son jaladas y torcidas. La tortura le hace gritar, sangrar y posteriormente morir. Ésta es también una de las escenas más intensas de toda la franquicia, e incluso hubo personas que lloraron en las salas de cine por el terror y asco que proporcionó tan perturbadora tortura.



-

Los cuchillos en el rostro


Saw IV (2007)

Darren Lynn Bousman



Escalofrío, miedo y sorpresa, son tres sentimientos que esta escena te harán sentir. Cecil está postrado en una silla rodeado de cuchillos filosos y mortales. Ante ello, parece no tener tanto miedo como se ha demostrado en otras torturas. Enseguida los cuchillos le hacen cortes en las manos y en el rostro; sin embargo, el hombre abre la prisión de navajas empujando con la cara y sin más, logra zafarse de la trampa. Así, parece que alguien por fin terminará vivo; no obstante, mientras se mofa de su verdugo, cae en una jaula llena de esos instrumentos y alambre de púas en la cuál se enreda sin poder salir.



-

La caja de agua


Saw V (2008)

David Hacki



Puede que sea la tortura menos sangrienta de toda la saga; sin embargo, es una de las escenas más crueles. El agente Strahm despierta de pronto con la cabeza dentro de una caja de cristal en la cual hay dos mangueras que comienzan a derramar su contenido en la caja mientras ahogan al Strahm. Es una de las primeras torturas de la entrega, por lo que es predecible casi en su totalidad. Aún con ello, no deja de ser desesperante, grotesca y cansada.



-

La balanza de carne


Saw VI (2009)

Kevin Greutert



El opening de la sexta entrega de Saw nos deja ver lo violenta que ésta es. Una pareja de prestamistas se encuentra encerrada en celdas individuales. Ambos tienen puesto un casco con un tornillo en la sien. Para salvarse de ser perforados con él, tienen que poner parte de su carne en una balanza que mide su deseo de vivir. Se cortan los brazos, partes del estómago, órganos internos y demás en menos de un minuto para poder sobrevivir. En algunos países fue prohibida con sólo haber visto los primeros cinco minutos. En España, por ejemplo, fue censurada, hasta que se proyectó una versión light en la cual se omiten algunas torturas, en especial “la balanza de carne”.



-

La catapulta


Saw 3D (2010)

Kevin Greutert



El protagonista de esta tortura es Chester Bennington, el fallecido vocalista de Linkin Park. Quien interpreta a un líder neonazi. Se encuentra pegado al asiento de un auto y si no logra despegarse en 30 segundos, saldrá despavorido por los aires, pero al mismo tiempo, si no lo consigue, sus amigos y seguidores terminarán amputados, explotados, atropellados y mutilados. Sin embargo, no lo consigue, a pesar de las plegarias que realiza y las disculpas que intenta ofrecer. Chester vuela por los aires, mientras sus compañeros sufren diversas formas de muerte. Es una de las torturas colectivas más recordadas de la franquicia.



-

La trampa del oso


Saw I, VI, VII



Ésta es la única tortura que ha aparecido en tres películas. Consiste en poner un aparato en la boca de la víctima y cuando acaba el tiempo, ésta se abrirá de tal modo que dejará la boca de la persona tan abierta como sea posible. Es cruda, violenta y cruel, por lo mismo ha sido replicada varias veces. Es, sin duda, una de las más recordadas y temibles de las 8 películas de Saw.



-


¿Cuál es la clave del éxito para una serie de películas que explota el miedo, el sufrimiento y el dolor de una persona? Quizá es porque nos lleva a pensar en los instintos más básicos y salvajes, aquellos que sólo se exhiben cuando se trata de una situación alarmante. Vivimos en una constante represión, quizá social, quizá personal, pero pocas veces nos dejamos ver transparentemente. A eso apela Saw, a que por mucho que ocultemos nuestras emociones saldrán al menos una vez en la vida.


Los personajes torturados en los filmes han cometido delitos, han tratado mal a otros seres vivos o son políticamente incorrectos. La realidad es que tratan de hacer que los criminales tengan consciencia de lo que cometieron y que su vida y derechos son tan valiosos como los de las personas que alguna vez tuvieron bajo su yugo. ¿Te atreves a verlas todas en un maratón?


**


Atrévete a ver estas películas gore dirigidas por los mejores directores del género.


TAGS: Recomendaciones violencia cine gore
REFERENCIAS: Sensacine Film Affinity

Diana Garrido


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

16 cosas que no sabías que le pasarán a tu cuerpo al morir Los mejores cortos sobre asesinos y tus peores fobias que puedes ver en menos de 1 min 15 tatuajes que puedes hacerte con tu pareja para prometerse amor eterno 10 formas de adelgazar la cintura sin ponerte a dieta 25 ilustraciones eróticas de Chelsea Zahara S que te recordarán las escenas porno más perversas Trucos de maquillaje que puedes intentar para adelgazar tu rostro

  TE RECOMENDAMOS