8 películas de terror para aprender a hablar inglés

Lunes, 30 de octubre de 2017 13:51

|Alonso Martínez

No existe mejor método para aprender inglés que ver alguna de estas películas y repetir sus frases antes de que los asesinos seriales vengan por nosotros.



The Ring posiblemente sea uno de los títulos más sencillos pero complicados en la historia del cine.


Cuando fue publicada la novela en Japón, bajo el nombre de Ringu, el trabajo se tradujo como El aro, ya que ese es el significado de la palabra en inglés. Sin embargo, cuando fue trasladada a la pantalla grande, se le dio otro contexto y en algunas partes se le nombró La llamada. Aunque en inglés eso se escribiría como The Call o The Phonecall, los promotores decidieron hacer referencia al "ring" que hace el teléfono cuando suena.



De esa forma, la cinta ya no sólo hacía referencia al virus del aro que habitaba en las cintas de video, sino a la llamada posterior que recibían los protagonistas. Ese cambio molestó a algunos de los fanáticos más fieles de la novela, pero fue un método exitoso para mezclar los dos elementos más importantes de la cinta y hacer temer a la audiencia. Es un pequeño detalle que sólo aquellos que entendían inglés lograron captar.


Con eso en mente, listamos algunas de las mejores cintas de terror que, al igual que The Ring, nos pueden enseñar pequeños detalles sobre el inglés de múltiples formas. Ya sea por sus dialogos sencillos o las expresiones que podemos escuchar de sus personajes, estos trabajos nos pueden servir para ensayar y entender mejor el idioma.


-

The Witch (2015)

Robert Eggers



La bruja es el proyecto debut del director Robert Eggers, quien creó un filme de terror casi perfecto sin utilizar los clichés tradicionales del género y en su lugar entregó un guión contundente y tan complejo que es inevitable dejar de verlo y perturbarse con lo que sucede en pantalla. Al estar situada en el siglo XVII, tiene excelentes ejemplos de pronunciación clásica y un estilo de diálogo lento que nos permite analizar las palabras que se usan en el guión, además de que nos enseña términos complejos vinculados con la religión y los antiguos mitos con los que trata la cinta.




-

The Girl With All the Gifts (2016)

Colm McCarthy



Otra de las mejores cintas del cine de horror de los últimos años también es perfecta para analizar un poco el inglés londinense y los diferentes acentos británicos. Basada en el libro del mismo nombre, este trabajo postapocalíptico retrata a la humanidad en peligro de extinción después de que una enfermedad acabara con millones de personas. El truco con esta cinta es observar algunas de las expresiones europeas que no se utilizan en Estados Unidos y las sutiles diferencias entre la gramática norteamericana y la inglesa.




-

Get Out (2017)

Jordan Peele



Racismo, prejuicios y un horror alternativo que no se había visto en el cine norteamericano viene de mano de Jordan Peele. Déjame salir sigue a un joven afroamericano que es invitado al hogar de su novia caucásica. El chico tiene miedo de no ser bien recibido por los individuos y eventualmente descubre que en el lugar a donde se dirige existe una sociedad dedicada a robarle las vidas a los jóvenes de color. La obra es un buen ejemplo de diferentes tipos de expresiones utilizadas en las subculturas norteamericanas y de diferentes términos que han evolucionado con el paso del tiempo.




-

Shaun of the Dead (2004)

Edgar Wright



Humor y horror británico en su máxima expresión. Esta fantástica obra de Edgar Wright es una mezcla de géneros que incluso se burla de los distintos acentos que existen en Inglaterra y qué tan ridículos suenan algunos; todo dentro de una trama sobre zombies que están a punto de erradicar a la humanidad. Protagonizada por Simon Pegg, el trabajo sigue a Shaun y su intento de arreglar su vida justo el día en que un virus se expande por el mundo. Para disfrutarla en su plenitud es necesario usar los subtítulos más fieles que se puedan encontrar (Blu-ray es la mejor opción) y prestar atención a la jerga utilizada por los protagonistas, quienes hacen juegos de palabras, insultan de manera excepcional y pelean mientras bailan con la música de Queen.




-

A Cure for Wellness (2016)

Gore Verbinski



Aunque este filme es extremadamente largo, con una trama no tan sólida como algunas de las cintas de esta lista, es un buen trabajo de horror que nos mantiene interesados hasta el final. Dane DeHaan interpreta al protagonista, un joven ejecutivo de una empresa de Nueva York, quien es enviado a un "centro de bienestar" para hablar con el jefe de la compañía y hacerlo firmar un documento. Sin embargo, es de esperarse que nada saldrá como él lo cree. La cura del bienestar es una buena adición a esta lista, ya que utiliza un inglés neutral que no va aunado a ninguna localidad en específica y nos permite saber cómo es que se pronuncian naturalmente las palabras sin ningún acento.




-

It (2017)

Andy Muschietti



Si eres un estudiante de inglés y no sabes qué significa "They all float", de verdad tienes un problema. It está llena de varias catchphrases que se repiten a lo largo de la obra, y la dicción de Pennywise es excelente para identificar lo que está diciendo sin necesidad de algún subtitulo. Aparte de eso, esta nueva adaptación es igual o mejor que la antigua miniserie a la que todos estábamos acostumbrados y gracias a eso podemos rescatar algunos insultos excelentes por parte de Richi foul mouth Tozier.




-

The Exorcist (1973)

William Friedkin



«The power of Christ compels you!» es una de tantas frases en esta cinta que cobran sentido una vez que la hemos visto en su plenitud, ya que se repite constantemente, al igual que otras cuantas líneas que hoy son consideradas icónicas del cine de terror. Todos conocen la película, así que no hay mucho qué explicar; sin embargo, es justo mencionar que la sencillez del vocabulario es lo que la hace una buena película para analizar sus diálogos, gramática e interacción verbal. Aunque podríamos pensar que es muy compleja, en realidad es bastante sencilla y cualquiera con nivel básico puede comprenderla e ir adaptándose a los términos que desconozca.




-

28 Days Later (2002)

Danny Boyle



28 días después hoy es considerada un hito dentro del género de terror que logró traer de vuelta a los zombies como los seres amenazadores que conocemos actualmente. Filmada magistralmente por el genio de Danny Boyle, la cinta sigue a distintos sobrevivientes de una pandemia que alteró los cuerpos y mentes de millones de humanos. Con momentos de poco diálogo y secuencias largas con intercambios complejos, el guión es perfecto para principiantes y expertos, mostrando elementos que hemos mencionado previamente: los acentos británicos, los distintos usos de gramática y la pronunciación de algunos términos que casi no se utilizan en norteamérica. Un must para los fans de terror y los aprendices de idiomas.




-

El cine es una de las mejores herramientas para aprender cualquier idioma, especialmente si las vemos una y otra vez. Al acostumbrarnos a los diálogos y al comprender lo que están diciendo los actores, nos acostumbramos a las palabras, expresiones y a las frases que utilizan e inconscientemente vamos armando una especie de rompecabezas en nuestra mente. Por ese motivo, aquellos que crecieron con películas en inglés o hasta videojuegos, suelen tener una habilidad mayor con el idioma. La cercanía es tanta que es inevitable comenzar a expresarse como los personajes y desarrollar un vocabulario con base en sus guiones.


REFERENCIAS:
Alonso Martínez

Alonso Martínez


Editor de Cine
  COMENTARIOS