PUBLICIDAD

CINE

Películas de terror que nos traumaron de niños y no hemos querido volver a ver

Los que vimos estos filmes en nuestra infancia quedamos un poco aterrorizados con su trama.

Con Halloween a la vuelta de la esquina, los maratones de las películas de terror son casi una actividad obligada para los amantes de esta temporada que esperan con ansias las fiestas de disfraces, el pan de muerto y el clima otoñal.

En el género de terror hay un sinfín de filmes que escoger, desde los que tienen una historia más de suspenso, hasta lo que son demasiado gráficos y llegan al Gore, que solo es para los que no temen ver imágenes sangrientas.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Aunque la mayoría de las cintas de horror están catalogadas para adultos, hay que ser realistas, muchos de nosotros vimos a escondidas estos filmes o incluso alguien mayor nos los puso, lo cual en algunos casos demostró que no fue tan buena idea, ya que no dejaron un trauma.

El Sexto Sentido

En 1999 se estrenó esta película protagonizada por Haley Joel Osment, quien interpreta a un niño llamado Cole Sear, el cual acude con un psicólogo infantil interpretado por Bruce Willis, el cual descubre que el pequeño ve gente muerta.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Aunque no tiene escenas tan sangrientas, debemos aceptar que para una niña o un niño es traumatizante ver una película en la que el protagonista es un pequeño que ve muertos, interactúa con ellos, además de que se le aparecen en la noche.

El Aro

Ya sea la versión original japonesa que se estrenó en 1998 (que sí da MUCHO miedo) o el remake estadounidense que se lanzó en 2002, la historia que se se centra en una cinta de video maldita misteriosa que contiene una serie aparentemente aleatoria de inquietantes imágenes, las cuales si son vistas por una persona, esta recibe una llamada telefónica en la que la voz de una niña anuncia que va a morir en siete días, es de verdad demasiado para alguien menor de edad.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Tal vez nos daba más miedo de niños, ya que pensar en dos adolescentes a las que les pasa esto, así como a un niño de 8 años que se trauma en la cinta por los acontecimientos, es suficiente para no dejar dormir a nadie.

Están entre nosotros

En 2004 esta película de terror tailandesa dejó traumados a muchos, ya que narra la historia de Jane y su novio fotógrafo Tun, quienes tienen un accidente de coche, en el que atropellan accidentalmente a una mujer, dejándola ahí.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Posterior al percance, Tun comienza a descubrir misteriosas sombras blancas y rostros en sus fotografías. Jane cree que estas imágenes pueden ser el fantasma de la chica que atropellaron, además él comienza a sufrir de un dolor de espalda insoportable.

Conforme pasan los días, Jane descubre que Tun era novio de la mujer que atropellaron, y que sus amigos la violaron en grupo en el colegio, obligando a él a grabar todo.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Debido a que Tun no intentó detenerlos, el fantasma de la chica se aferró a él, montándose en su espalda, y asesinó a sus violadores, además de no dejar en paz al que en un momento fue su novio.

El espinazo del diablo

En 2001 Guillermo del Toro dirigió esta película protagonizada por niños, la cual le quitó el sueño a más de uno.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La película se desarrolla durante la guerra civil española, en el orfanato de Santa Lucía, España. En donde un niño llamado Carlos, llega a este lugar para pronto comenzar a percibir apariciones paranormales, en especial la de un fantasma llamado Santiago, quien busca venganza después de que murió en situaciones misteriosas.




Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD