INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

5 películas de Adrian Lyne que despertarán tu imaginación erótica

8 de junio de 2018

Adolfo Uriarte

Adrian Lyne retrata las consecuencias que genera en el ser humano el entregarse de manera animal a las pasiones, los deseos y las delicias del cuerpo humano

Para nadie resulta difícil reconocer que con el incremento del uso de Internet y de dos de sus hijos favoritos, el YouTube y el WhatsApp, la demanda del erotismo en el séptimo arte ha venido a menos. Los videos pornográficos al alcance de todos con un simple clic del mouse, aunados a la creciente necesidad humana de graficarse a sí mismo o a la “compañía en turno” desnudos e incluso teniendo relaciones sexuales a través de los dispositivos móviles, han restado el interés secreto que en generaciones pasadas generaban las películas pornográficas y mucho más aun, aquellas que sólo ofrecían tintes eróticos abrazados por relatos y argumentos desatados y bañados de pasiones intensas.

En este contexto una de las máximas víctimas de la llegada de estas nuevas ofertas digitales es el cineasta Adrian Lyne, británico con 16 años inactivo, experto en retratar de manera cuasidrámatica las consecuencias que genera en el ser humano el entregarse de manera animal a las pasiones, los deseos y las delicias del cuerpo humano, dejando completamente de lado la razón.



Diestro en crear ambientes visuales perturbadores y tan seductores como sus protagonistas, Lyne nunca va a surgir en una conversación sobre los mejores y más influyentes cineastas de la historia, a pesar de haber heredado la pericia técnica y visual de grandes del oficio como su compatriota Ridley Scott. Pese a ello, los trabajos del director, particularmente los realizados en los años 80, son tan pertenecientes e incónicamente adherentes a su época como las calles humeantes, las luces de neón, la cocaína y los peinados glam que dieron personalidad a la citada década.

Erotismo desatado, sexualidad intensa, necesidad imperante de pertenecer a otro ser humano y enormes dosis de suspenso son elementos que encierran a una obra que bien vale la pena revisitar y que gracias precisamente a las plataformas digitales provenientes del internet es que podemos disfrutar cinco de sus grandes ejemplos. A continuación 5 películas de Adrian Lyne que despertarán tu imaginación erótica.



Nine 1/2 Weeks (1986)



Lyne ya había mostrado su talento al momento de retratar de manera absolutamente sugerente y exquisita el atractivo cuerpo humano mediante la seductora Jennifer Beals y su inolvidable “casting” en Flashdance, pero con este clásico del cine erótico despertó las hormonas de media humanidad ochentera. Interesante sería averiguar cuántos adolescentes de la época no movieron cielo, mar y tierra para apreciar a escondidas a los sex symbols Mickey Rourke y Kim Basinger entregarse enteramente a una pasión desbordada, peligrosa y difícilmente olvidable. Disponible en YouTube.





Fatal Attraction (1987)




Si hubo alguien que supo encender a la pantalla (y a las mujeres) en los años 80 es Michael Douglas, experto en liarse con las mujeres menos indicadas. Acá “el hijo de Espartaco” comete una infidelidad con la enorme Glen Close, quien luego de probar sus mieles desarrolla una obsesión por él que deriva en terror. Referencia obligada del cine de aquella década y patente de lo que ahora se conoce, o más bien se recuerda, con toda nostalgia como el absolutamente extinto thriller erótico. Disponible en Netflix.




Indecent Proposal (1993)



Considerada por la crítica como la “más floja” de las obras del británico y con la cual la carrera de Lyne comenzó de manera precoz su penosa picada. Esta película generó un debate mundial que en la actualidad pocas obras cinematográficas podrían. Además de regalarnos a Demi More más bella que nunca, Lyne permitió a las mujeres decir unas de sus más aberrantes mentiras ante la pregunta de si aceptarían un millón de dólares por acostarse con el galán otoñal Robert Redford.





Lolita (1997)



Ciertamente decepcionante, pues parecía que el material de origen de esta película (la novela de Vladimir Nabokov) sería terreno fértil para que Lyne diera cauce a sus espasmos visuales cargados de sugerencia y sexualidad desenfrenada. Parece que el tema de la pedofilia ata de manos al cineasta, quien suplanta el erotismo del maravilloso libro por una melancolía y un romanticismo exasperante. Vale la pena empero aprovechar la presencia de esta obra en YouTube, aunque sea por el morbo de comparar esta versión con la del enorme Stanley Kubrick.




Unfaithful (2002)



El nuevo milenio había llegado y con él la última ocasión que Lyne se dio la oportunidad de mover nuestras hormonas y nuestro deseo de tal manera que por momentos llega a agotar. Diane Lane y Olivier Martínez convierten en “cornudo” a Richard Gere en una de las más grandes ironías que ha dado el cine moderno. Disponible en Netflix.



***

Una cinta no tiene que enseñar descuartizamientos o escenas excesivamente sangrientaspara ser considerada perturbadora. Bastan unas palabras o una situación que te hagan ver la realidad completamente alterada para que tus sentidos queden afectados por un buen tiempo. Sigue descubriendo muchos ejemplos más de películas violentas, censuradas o políticamente incorrectas que se han ganado un lugar de culto por su carácter transgresor.

TAGS: Erotismo Listados de películas Netflix
REFERENCIAS:

Adolfo Uriarte


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Here's Everything You Need To Know To Protect Your Pet During A Natural Disaster Poema para aprender a "amar sin enamorarse" Fotografías de James Mollison que muestran la realidad infantil alrededor del mundo Ropa y accesorios de tu adolescencia que desearás no haber tirado Gendün Chöphel: el monje budista que comenzó una revolución sexual y juzgó el Kama Sutra 10 cosas que tienes que hacer durante un terremoto según un brigadista

  TE RECOMENDAMOS