9 películas que fueron creadas en medio de fiestas, drogas y prostitutas

Actualmente existen tres técnicas predominantes de actuación, además de otros estupefacientes que los actores usan para interpretar mejor sus personajes.



Existen tres técnicas predominantes de actuación con las cuales los actores amateur deben familiarizarse para después especializarse o adoptar una, estas son: el método Stanislavski, el Grotowski y el Artaud. Sin embargo, hay veces en las que un actor precisa de otras cosas para que sus interpretaciones sean más reales y den al espectador una apariencia de naturalidad, algo que haga creer al que está frente a la pantalla que, en efecto, está bajo el influjo de las drogas, el alcohol o la locura.



Cuando ha sido necesario, los profesionales han tenido que permanecer en una borrachera o fiesta continua para dar vida a sus mejores interpretaciones...



-

Dazed and Confused (1993)

Richard Linklater



Esta película "típica" de la vida adolescente que lanzó a la fama a Ben Affleck y Matthew McConaughey fue filmada con los actores totalmente ebrios; empezaban durante los ensayos y, ya que empezaba el rodaje, estaban bastante ebrios y "colocados". Según los rumores McConaughey y el director se conocieron en un bar, hicieron clic y el actor se quedó con el papel, el resto del elenco fue a audicionar a un hotel con chicas, drogas y alcohol en el que pasaron dos meses.




-

The Blues Brothers (1980)

John Landis



El tema de las drogas era tan importante en esta cinta que incluso la cocaína estuvo contemplada en su presupuesto; quien más estuvo involucrado en el consumo fue el actor John Belushi, se dice que animaba a sus compañeros a inhalar para que pudieran sentir la experiencia de lo que estaban interpretando. El estado del actor fue tan inconveniente durante el rodaje que el director grabó varias escenas con el cuerpo semi inconsciente de Belushi.




-

Animal House (1978)

John Landis



Contrario a su actuación y comportamiento en The Blues Brothers, en esta ocasión Belushi se abstuvo de la fiesta que mantenía el elenco de Animal House, quizá porque fue antes de que su adicción llegara a los niveles que se vieron en la cinta de Chicago. Los actores de esta cinta, al terminar las grabaciones del día, se encerraban en sus cuartos de hotel a destruirse con drogas y alcohol, por lo que al día siguiente su estado era bastante decadente, y para remediarlo, recurrían nuevamente al alcohol. Incluso convencieron al director de acudir a una fiesta real en una facultad universitaria para empaparse del ambiente y hacer mejor su trabajo, ya que la película retrata todos los desmanes de la vida durante la universidad.




-

Slap Shot (1977)

George Roy Hill



En esta cinta sobre un grupo de jugadores de hockey sobre hielo bastante inhábiles, en la que Paul Newman es uno de los personajes centrales, el actor mandó traer para la filmación cajas y cajas de cerveza; cuenta la leyenda que el director aprovechaba los momentos en que Newman estaba lo suficientemente consciente y sin vómito encima para filmar. Viendo este ejemplo, el resto del casting decidió beber también durante el rodaje, y no sólo eso, conducían autos a gran velocidad, se hacían bromas unos a otros y enfurecían a Newman interrumpiendo sus escenas, todo estaba fuera de control.




-

Caddyshack (1980)

Harold Ramis



Esta cinta fue una oportunidad para que el director —principiante— y sus actores novatos se dieran la oportunidad de improvisar mientras bebían, se drogaban y trataban de parecer espontáneos. Incluso el actor Rodney Dangerfield inhaló cocaína durante su audición. La película estuvo llena de explosiones —la escena en la que Bill Murray hace explotar el campo de golf no estaba planeada y no se trató de efectos especiales—, destrucción e improvisación causando daños de miles de dólares.




-

Apocalypse Now (1979)

Francis Ford Coppola



Son bien conocidas las licencias que se da a sí mismo Martin Sheen en cualquiera de las cosas que hace. Esta película no fue la excepción: la escena inicial, aquella en la que Sheen se corta la mano, no era parte del guión original; lo que sucedió fue que Martin se había pasado bastante de copas y mandó que el equipo de filmación subiera a la habitación de su hotel para grabar el momento. El resto de la filmación fue difícil controlar su fiesta de excesos.




-

Zack and Miri Make A Porno (2008)

Kevin Smith



Seth Rogen es famoso por ser un impulsor de la legalización de la marihuana y su consumo; durante la filmación de esta cinta no se abstuvo de fumar, y no conforme con eso, llegó al punto de hacer que sus compañeros, incluso el director, fumaran mientras se rodaban las escenas.




-

Drinking Buddies (2013)

Joe Swanberg



Las borracheras de esta cinta —que componen casi toda la película— son absolutamente reales. Los actores sólo bebían y actuaban siguiendo no un guión, sino algunas notas que les daba el director. En una de las escenas Jake Johnson hizo beber a Anna Kendrick de más, por lo que al terminar la filmación la actriz quedó realmente dañada.




-

Bad Santa (2003)

Terry Zwigoff



Un hombre deprimido, amargado y frustrado tiene el empleo más inadecuado para una persona en su estado emocional: Santa Claus. Durante la víspera de Navidad acude cada día a un centro comercial junto con su amigo Marcos, quien interpreta a un duende navideño. Sin embargo, el centro comercial piensa en echarlo ya que se presenta a trabajar prácticamente ebrio. El actor Billy Bob Thornton, quien interpreta a Santa, permaneció ebrio de verdad durante toda la filmación.



-

Ya sean métodos perfectamente dominados después de años de estudio o impulsados por el efecto del alcohol y las drogas, los actores que se dicen profesionales sacan provecho de todo para poder interpretar a sus personajes lo mejor posible, aunque a veces demasiado profesionalismo llegue a causar conflictos y se salga de las manos de todo el elenco.


*

Te puede interesar:


7 películas en las que las drogas fueron reales

10 películas que retratan cómo es un verdadero viaje de drogas


Referencias: