NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Películas infantiles con escenas que sólo los adultos entendieron

28 de octubre de 2017

Diana Garrido

Referencias sexuales, drogas y chistes de adultos, esto y más aparecen en tus películas infantiles favoritas.


Seguro eras un niño muy pequeño cuando el tío Scar arrojó a Mufasa por la pendiente, dejando sólo a Simba, mientras el villano sonreía completamente extasiado y feliz. ¿Cuál fue tu reacción? ¿Lloraste, te enojaste, preguntaste a todos qué ocurría? Quizá no entendiste bien e imaginaste que el león se salvaría o que aparecería después para cuidar de su hijo. Sin embargo, nunca volvió a salir en el filme de forma física.


Éste fue, tal vez, tu primer contacto con la muerte; no obstante, no lograste entenderlo hasta unos años después. Sin embargo, tus padres sí lo hicieron, ellos sabían que Scar estaba asesinando a su propio hermano y si los animales tienen cualidades humanas en esta historia, era horroroso que por tener un poco de poder, alguien fuera capaz de asesinar a su familia.



El momento en el que te das cuenta de que es una muerte muy cruel, entiendes que Disney y otras empresas dedicadas al entretenimiento infantil son crueles. Aman tener guiños que únicamente los adultos entienden, porque no sólo hay muertes inesperadas y dolorosas, sino escenas sexuales, momentos donde se consumen drogas, referencias en doble sentido y personajes con actitudes adultas.


¿Habías notado que el Señor Cara de Papa hace una referencia a los lambiscones, que Frollo no odia a Esmeralda sino que la desea y que el castillo donde vive Ariel es un falo erecto?



La inocencia y poca atención que poníamos a los detalles cuando éramos niños lograron que las películas se quedaran en nuestro imaginario social como una bonito recuerdo, pero al verlas de nueva cuenta, una vez conscientes de muchas cosas, podemos ver detalles muy notorios, y otros no tanto, que son un pequeño dolor en la infancia.


-

Dumbo (1942)

Ben Sharpsteen



Si no ves esta película con las pupilas dilatadas, quizá no la has disfrutado bien. Entre elefantes rosas y ojos de colores, Dumbo consume alcohol por error y alucina con colores y formas que nunca antes vio. Algo completamente ajeno para cualquier niño.



-

Los tres cerditos (1933)

Burt Gillett


Cuando el lobo lucha por comérselos, llega a su casa a perturbar el orden. Los marranitos, al verlo, le cierran la puerta no por ser el lobo que tanto les hace temer, sino por que ven a un judío. El salvaje animal se disfraza de un judío de manera exagerada, con rasgos físicos muy grotescos. La Sociedad Americana de Judíos pidió que retiraran dicha escena; sin embargo, aún podemos verla.



-

Heavy Metal (1981)

Gerald Potterton




En una película llena de violencia gráfica, sexo y una banda sonora de rock pesado con canciones de Blue Oyster Cult y Cheap Trick, en aquella década, los menores de 13 años no podían verla; sin embargo, se repartía ilegalmente entre los pequeños metaleros por las escenas explícitas que contenía.



-

Who Framed Roger Rabbit (1988)

Robert Zemeckis



El ejemplo más clásico de todos. Una mujer sumamente exuberante, de labios rojos y cabello abundante es la protagonista del filme, pero no porque trate sobre ella, sino porque se robó las miradas de niños y adultos al ser un personaje sexy y elegante; inclusive, se convirtió en un fetiche.



-

Shrek (2001)

Andrew Adamson



Cuando el ogro y el burro llegan al castillo del Lord

Farquaad
, miran la torre inmensa que les recibe con asombro, ante ello, Shrek asegura que es de ese tamaño para llenar otros vacíos o necesidades. Burro no entiende del todo, pero seguramente tú sí.



-

Madagascar (2005)

Tom McGrath



Cuando Alex empieza a sufrir alucinaciones por la falta de alimentos, se da la vuelta y corre tras Marty, su amigo, con el afán de comérselo. La cebra reacciona en cámara lenta gritando "Sugar, Honey Iced Tea!", las iniciales forman la palabra "SHIT!", si no la viste en inglés, probablemente no te percataste de nada.



-

The Road to El Dorado (2000)

Eric Bibo Bergeron



Tulio está con una bella mujer quien le atrae físicamente. En una escena, justo cuando les llama, ella salta asustada, mientras que Tulio se levanta notoriamente satisfecho; un segundo antes, se escuchan unos ruidos simulando besos... o algo más.



-

Toy Story (1995)

John Lasseter



El Señor Cara de Papa es un tubérculo muy listo e inconforme. Cuando Woody da su discurso, Slinky lo escucha atento y vitorea la participación del vaquero, ante ello, la "papa casada" se quita la boca y besa su trasero haciendo referencia a la "lambisconería" del perro de resorte.



-

101 dálmatas (1996)

Stephen Herek



Uno de los ladrones se encuentra viendo fetos y animales muertos. Mientras lo hace, mira a su compañero y se asegura que eso le provoca que su "cosita se encoja". esta referencia es un chiste norteamericano muy local y usado sólo por adultos.



-


Tal vez El rey león es lo menos explícito que hemos visto, pero no podemos decir que no causó impresión en nosotros, como el resto de los mensajes ocultos que vimos en otros filmes para niños. Quizá de pequeños no pudimos percatarnos de todo lo que las empresas pretendían dar a entender, pero ahora, con más experiencias vividas, sabemos que no todo es diversión y colores en el cine infantil.


**


¿Has visto estas películas basadas en libros para niños? Tu perspectiva cambiará como cuando veas estos filmes animados que sólo un adulto podrá entender.

TAGS: Sexo Listados de películas Caricaturas
REFERENCIAS: Favorwire Babble

Diana Garrido


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Señales de que podrías tener problemas en la próstata Es tan lindo saber que ahí estarás todas mis noches "Las oscuras primaveras": La película que nos muestra lo que somos capaces de sacrificar por sexo Cómo coquetear con alguien la primera vez que lo conoces Para mi mejor amigo Rompiste corazones, quebraste almas, pero a mí me destruiste toda

  TE RECOMENDAMOS