7 películas que no sabías que estaban inspiradas en los mejores animes

viernes, 4 de agosto de 2017 19:04

|Alonso Martínez



¿En qué momento se rompe la línea entre inspiración y plagio?



Durante décadas Hollywood le ha robado ideas al cine japonés. El ejemplo más claro de ello es el filme The Matrix y la forma en que descaradamente robó decenas de tomas, encuadres, escenas y elementos de distintos filmes de ciencia ficción, drama y hasta fantasía. Entre sus imágenes se encuentran ocultas las peleas de Bruce Lee, los escenarios y coreografías de las obras niponas, sin mencionar las eternas referencias a las obras de Lewis Carroll y hasta repeticiones de diálogos de otras películas hechas en Estados Unidos. El trabajo es un collage de acción y filosofía que parece abarcar todo el siglo XX, pero de forma más específica es una creación digerida de distintos trabajos de anime que los asiáticos han disfrutado durante décadas y, a pesar de que las hermanas Wachowski han asegurado que su obra era un simple homenaje hacia esos trabajos, su producto parece más un plagio directo que una obra nueva e independiente.






Sin embargo, The Matrix es una de las mejores obras norteamericanas dentro del género de ciencia ficción gracias a esas "influencias", además de que se convirtió en un ejemplo por sí sola. Su llegada impulsó el talento de visionarios que han revolucionado el género con obras como Ex Machina, Wall-E y hasta la serie Black Mirror. Aunque muchos no lo vean, la influencia asiática se encuentra de forma indirecta.


Existen otras películas que, al igual que el trabajo de las Wachowski, fueron creadas "inspirándose" de forma directa o indirecta en los animes japoneses y que han hecho su propia marca en Occidente. Desde animaciones para niños hasta enormes producciones, las siguientes son algunas de esas cintas que hicieron más que tomar prestado de los genios nipones:




-


The Lion King (1994)

Roger Allers & Rob Minkoff

Inspirada en:



Kimba the White Lion

Eiichi Yamamoto



Uno de los trabajos más reconocidos en la historia de Disney posiblemente también es el robo más descarado de toda la historia. Kimba the White Lion fue estrenada durante los sesenta y fue una de las primeras series clásicas de anime que encontraron su hogar en Estados Unidos. Más de treinta años después se estrenó El Rey León, filme que tiene extremas similitudes con el anime, comenzando con el nombre del protagonista: en E.U. es Simba y en japón, Kimba. Asimismo, la serie animada hablaba sobre el círculo de la vida, tema que también es el central en la obra americana. Los productores fueron acusados de plagio pero aseguran que la historia es completamente original, lo cual difícilmente es cierto.



-


Requiem for a Dream (2000)

Darren Aronofsky

Inspirada en:



Perfect Blue (1997)

Satoshi Kon



Perfect Blue es uno de los animes más importantes de todos los tiempos, influyendo tanto a las creaciones orientales como a las occidentales y Darren Aronofsky es uno de los cineastas que lo han tomado como un ejemplo para crear grandes obras. El trabajo japonés sirvió como una fuerte inspiración para su filme Black Swan, pero antes de eso, fue un ejemplo visual que definió el aspecto perturbador de Requiem for a Dream. El cineasta ha admitido haber tratado de crear tomas similares a los dibujos del filme asiático, creando así un estilo único, llamativo y profundo que resalta sus películas del resto de las creaciones americanas contemporáneas.



-


Pacific Rim (2013)

Guillermo del Toro

Inspirada en:



Neon Genesis Evangelion (1995-1996)

Hideaki Anno



Guillermo del Toro también podría ser culpable de plagio, y es que a pesar de que asegura que su filme Pacific Rim estuvo basado en un anime antiguo del género mecha, gran parte de los conceptos que integra en su filme fueron presentados a lo largo de Neon Genesis Evangelion; no sólo las máquinas gigantes, sino la forma en que funcionan y los efectos que tienen en los personajes. La obra de Del Toro no es tan atractiva ni profunda como el clásico anime, y se sospecha que es así porque fracasó al integrar los elementos en los que estaba inspirado.



-


Van Helsing (2004)

Stephen Sommers

Inspirada en:



Vampire Hunter D (1985)

Toyoo Ashida



Aunque Van Helsing es uno personaje antiguo, tuvo que sufrir múltiples cambios para adaptarse al nuevo siglo y su principal inspiración fue Vampire Hunter D, uno de los mangas y animes más importantes en el Japón de los 80. Mientras que el antiguo personaje era aburrido y se asemejaba más a un arqueólogo común y corriente, el filme animado ayudó a crear un personaje más fuerte, atrevido y violento que pudiese enfrentarse a hombres lobo como todo un cazador.



-


Avatar (2009)

James Cameron

Inspirada en:



Princess Mononoke (1997)

Hayao Miyazaki





James Cameron es uno de los peores cineastas que gana más dinero en Hollywood robando ideas antiguas. Así lo probó cuando su filme Avatar fue comparado con Pocahontas, ya que sus historias son extremadamente similares, con sólo algunos cambios en los contextos de los personajes. Sin embargo, ése no fue su único robo ya que gran parte del estilo de la cinta, la manera de presentar a sus personajes y los aspectos visuales fueron influenciados por el trabajo de Hayao Miyazaki en Princess Mononoke, filme que definió la fantasía que imprimió Cameron en sus protagonistas y en los escenarios mágicos que se encuentran en su mundo creado por computadora.




-


Chronicle (2012)

Josh Trank

Inspirada en:



Akira (1988)

Katsuhiro Otomo



Chronicle es una de las mejores películas de superpoderes de los últimos años ya que nunca integra el concepto de héroes o villanos, sino una historia sobre telequinesis y habilidades sobrenaturales, tal como lo hizo en su tiempo Akira, anime considerado uno de los mejores de todos los tiempos. Josh Trank ha afirmado que el trabajo japonés le sirvió como una fuerte inspiración para representar de la manera más realista los poderes de su personaje principal, además de que la usó como base para crear una historia más compleja que no hablara sobre un conflicto entre "lo bueno y lo malo", sino sobre la filosofía y la ética de ser alguien poderoso en un mundo de débiles.




-



Inception (2010)

Christopher Nolan

Inspirada en:



Paprika (2006)

Satoshi Kon



Es bien conocido el hecho de que Christopher Nolan usó Paprika como un ejemplo para crear el ambiente de Inception. Todos los elementos que presenta el guión sobre la vida en los sueños y las infinitas posibilidades que se pueden lograr en ese mundo fuera de nuestra realidad nacieron gracias a la inspiración de la insólita obra de Satoshi Kon. Aunque Nolan ignoró la locura audovisual del trabajo, la adaptó a su propio estilo para contar una de las mejores historias de los últimos años.





-


Tal como mencionamos al inicio; de forma directa o indirecta, estos filmes se inspiraron en el anime y se consolidaron como clásicos a costa de dicha influencia. Es claro que en algunos casos el plagio o el exceso de similitud parece demasiado claro, sin embargo, sirvió para inspirar a otros cineastas que probablemente nunca habían visto un trabajo nipón. Esos robos se convirtieron en el móvil para la evolución del cine norteamericano y ha ayudado a que cada vez existan mejores trabajos de alto presupuesto en las carteleras de todo el mundo.

Alonso Martínez

Alonso Martínez


Editor de Cine

  COMENTARIOS