INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Películas que demuestran que los estereotipos masculinos te están destruyendo

25 de septiembre de 2018

Alonso Martínez

Estas películas demuestran que la masculinidad y la preocupación que tienen los hombres por ella, los convierten en el sexo débil.



Las mujeres, ¿el sexo débil?


Eso fue un invento de un individuo que se sentía inseguro con su "masculinidad" y se rehusó a aceptar que las mujeres son igual o más fuerte que los hombres. Probablemente sintió que su "hombría" era lo único que lo definía así que decidió señalar a las mujeres como algo distinto, menos óptimo. Pero la realidad es distinta. Psicológicamente, los hombres son débiles, y las siguientes cintas demuestran cómo su insistencia y vínculo por lo "masculino" terminó destruyéndolos y los convirtió en un chiste de ellos mismos.


(Y lo escribe un hombre).






Manhattan (1979)

Woody Allen



Aunque cualquier película de Woody Allen podría entrar a esta lista, indudablemente tenemos que introducir esta, ya que es un claro ejemplo de cómo Allen se encierra en su masculinidad a pesar de estar escapando de ella. Allen se burla del estereotipo del hombre pero fabrica uno nuevo: el constante ansioso que busca cubrir sus inseguridades a través del amor de una mujer, pero lo hace con una jovencita que apenas y entiende el mundo en el que se encuentra. A lo largo de la cinta, el hombre excusa la relación con la adolescente, y se revela esa debilidad fantasiosa. El tipo tiene miedo de afrontar a una mujer madura, y se escuda en el amor inocente de una chica. Podría pasarle a cualquiera, pero sin duda es un patrón que persigue a algunos hombres.







Scarface (1983)

Brian De Palma






Tony Montana es el sueño de muchos hombres. Es el individuo en el que a muchos les gustaría convertirse, y eso explica mucho sobre la debilidad del sexo masculino. La ambición de Tony es de admirarse, al igual que sus estrategias de expansión, sin embargo, él no busca algo lógico, sino el simple lujo: oro, derroche y mujeres hermosas, lo cual le resulta insatisfactorio, sin importar lo mucho que tenga a su alrededor. Es una prueba de una ambición ciega, impulsada por la masculinidad y el deseo de controlar o poseer todo, sin saber realmente cuál es el fin.




-





Y tu mamá también (2001)

Alfonso Cuarón






Lo único que quiere Luisa es perderse. Disfrutar lo poco que le queda antes de ser víctima del cáncer. Tenoch y Julio también quieren tener una aventura, pero están motivados por algo completamente absurdo: su masculinidad. Ambos entran en una guerra por el cuerpo de la mujer que tienen a su lado en lugar de disfrutar los momentos. Víctimas de la post-adolescencia pelean por el control de "sus" mujeres, las fallas de su masculinidad y destruyen su amistad por miedo a ser vistos como algo distinto a un hombre.





American Beauty (1999)

Sam Mendes






El hombre es en definitiva el sexo débil y ellos fueron los que se colocaron en esa categoría... al menos los estadounidenses. El personaje de Kevin Spacey es un hombre frustrado y encerrado en sus fantasías por ser víctima del sistema norteamericano de la familia tradicional. Es el "proveedor", ya no tiene un propósito claro, y no le queda más que su mente para liberarse de las cadenas en las que él mismo ingresó. Sin embargo, no es el único hombre débil en la cinta, su vecino es un veterano de guerra que teme que su hijo no cumpla las expectativas mientras oculta su propia homosexualidad.




T2: Trainspotting (2017)

Danny Boyle






Irvine Welsh, creador de los personajes de Trainspotting, ha reconocido que los hombres son quienes pierden la fuerza con el paso del tiempo, mientras que las mujeres se fortalecen y se encuentran más cómodas con su entorno. Esto se ejemplifica mejor con esta cinta en la que ninguno de los personajes parece haber evolucionado demasiado y viven en el pasado de manera permanente. Estancados en sus sueños perdidos y en sus arrepentimientos, no son capaces de estar en el ahora, sufriendo la pérdida de su hombría en una permanente decadencia.




Fight Club (1999)

David Fincher






David Fincher afirmó que la audiencia no entendió la cinta, ya que no vieron la verdadera fragilidad y el enojo de los personajes. De acuerdo con el director, toda la idea del club de la pelea y el proyecto Caos nace a partir de una frustración masculina que les impide encontrar un lugar en la sociedad, y usan su hombría para separarse de ella, ya sea a través de la autodestrucción o la violencia en masa. Son simples víctimas que se rehusan a encontrar nuevas formas de darle sentido a sus vidas y entran en estado de regresión. De cualquier forma, eso no quita que esta sea una gran película.



-


No te preocupes. Si te sentiste ofendido por el título, no pasa nada. Tu masculinidad sigue intacta. A menos que te lo tomes demasiado personal. En ese caso, tranquilo, nadie te va a quitar tu pene. Sin embargo, deberías comenzar a ver la vida de forma distinta, quizá te sorprendas y te des cuenta de que no eres el centro del mundo, y nunca lo serás.





TAGS: Recomendaciones Listados de películas Clasicos del cine
REFERENCIAS:

Alonso Martínez


Editor de Cine

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

10 artistas que puedes conocer en el Festival Cervantino 2018 Fotografías de Miguel Bosé y Juanpa Zurita entregando casas a los damnificados del 19-S La verdadera historia del Jardín del Edén que la Biblia ocultó La violenta y destructiva relación que inspiró las mejores canciones de Eminem Los mejores lugares para comer gorditas de chicharrón Las novedades de la cuarta generación de Pokémon Go

  TE RECOMENDAMOS