Cine

Películas que a los 20 años parecen asombrosas pero después son aburridas

Cine Películas que a los 20 años parecen asombrosas pero después son aburridas



¿Qué pasa por la cabeza de un adolescente mientras descubre que física y mentalmente inició un viaje sin retorno hacia lo que será en el futuro? ¿Cuáles son los sueños, miedos, angustias y emociones que se llevan la calma de una persona mientras asimila que ya no es más un niño y al mismo tiempo, aún no se siente preparado para cumplir con las responsabilidades y la vida adulta? 

Nadie entiende a los adolescentes a pesar de que todos pasaron por este proceso. No sólo es el tiempo de dificultades que todo el mundo pretende proyectar, también es una etapa donde la capacidad de maravillarse se multiplica y se construyen valores, ideologías y la personalidad que habrá de acompañar a una persona durante el resto de su vida. También es momento de tomar decisiones, algunas trascendentales que pueden terminar por echar al traste una vida o encumbrarla hacia el éxito.

Uno de los principales espejos donde toda persona se reconoce es la cinematografía. Existen películas, escenas, actores y frases capaces de captar el momento específico de una vida. En la adolescencia, algunos filmes te cautivaron mientras descubrías un poco más de la vida. ¿Cuáles son las películas que marcaron a todo adolescente y se convirtieron en referentes, sólo para dejar ver que no eran tan buenas unos años después? Aquí una lista con aquellas producciones que parecían perfectas, pero se desdibujaron conforme los gustos de cada persona se transformaron.


“Annie Hall” (1977) - Woody Allen


Puede que uno de tus primeros acercamientos a un cine más introspectivo (en busca de alternativas a Hollywood) llegara de la mano del director neoyorquino. El canon alleniano tiene todo para conquistar a las audiencias: drama, relaciones enredadas, un existencialismo trágico y esas referencias artísticas con aire intelectual que ,conforme maduras, pierden gracia y se hacen pedantes.


-
“Nymphomaniac” (2013) - Lars von Trier



Si estás por llegar a la mitad de tus veinte es posible que el filme de von Trier te pareciera tan disruptivo como erótico o bien, depravado y con poco que contar. De cualquier modo, ver ambas entregas te dejó atónito, pero con el paso de los años tus ganas de volverla a ver se diluyeron en virtud de tu conocimiento cinematográfico.


-
“Lost in Translation” (2003) - Sofia Coppola



La historia entre dos perfectos desconocidos que en medio de una ciudad ajena sólo se tienen a cada uno en soledad, despertó en ti el interés por la nostalgia en la pantalla grande. Hoy con toda libertad y conocimiento de causa, puedes aceptar sin problema que se trata de un filme tedioso y lento.


-
“Trainspotting” (1996) - Danny Boyle



La historia de Mark Renton no sólo te cautivó por la dureza de su trama, mostrando el abismo de una adicción y cómo todo alrededor puede terminar ahogado en la total decadencia. Un crudo testimonio de las drogas que para algunos se convirtió en un clásico por el impacto de su honestidad.


-
"Scott Pilgrim vs. The World" (2010) – Edgar Wright



La adaptación al cine del idilio entre Scott Pilgrim y Ramona Flowers fue respaldada por la crítica especializada, que coincidió en el halo de frescura que la historia original transmitía en una producción fuera de la típica comedia romántica de college. El debut en la pantalla grande del chico que debe luchar contra los exnovios para llegar al corazón de Flowers llegó con un humor ácido que seguramente adoptaste como una moda en su momento.


-
Juno (2007) – Jason Reitman


Uno de los tópicos que más inquietud puede causar como adolescente es el embarazo no deseado. Juno pasa por toda una serie de vicisitudes, confusión, sufrimiento, momentos emotivos y lágrimas cuando descubre que está esperando un hijo. La inmadurez inicial de la protagonista llevó a los adolescentes de entonces a cuestionarse sobre lo que harían en su lugar, pero con el paso del tiempo, la historia será recordada como un film para pasar una tarde con un notable soundtrack.


-
"Napoleon Dynamite" (2004) – Jared Hess



Con un humor que abunda en la ironía y lo absurdo de las típicas comedias de college, el filme independiente de Jared Hess recibió críticas divididas y conquistó el corazón de muchos adolescentes que se identificaron con un personaje estúpido e ingenuo que al mismo tiempo, construye una crítica a los estereotipos norteamericanos.


-
"Tre metri sopra il cielo" (2004) – Federico Moccia



Una historia que cautivó a los más jóvenes de Europa, tanto en su versión original como en la española precedente. Otra de los miles de intentos por replicar el trágico romance shakesperiano y el amor imposible marcado por un designio fatal. Un tipo rebelde y una chica de buena familia se consumen lentamente en una relación tan tormentosa como pasional, ambos estereotipos impactaron en el público adolescente en busca de referencias de vida e historias para contar y tener en cuenta.


-
"The Perks of Being a Wallflower" (2012) – Stephen Chbosky



La adaptación de la novela homónima para la pantalla grande a cargo de Chbosky resultó un éxito instantáneo con el que se identificaron millones de adolescentes alrededor del mundo. Una historia bien construida que toca temas tan rutinarios y a la vez, complejos para un adolescente como la amistad, soledad, tristeza y el abuso sexual, con guiños a la literatura y la música.

-
Conoce lo mejor del catálogo en línea más grande de video on-demand para 2017 y descubre estas "25 películas y series que acaban de subir a Netflix y sí valen la pena". Si eres un amante de la técnica de dibujos animados japoneses y las historias que mezclan modernidad con las tradicionales leyendas orientales, no dejes de conocer las "8 razones por las que ver anime es bueno para tu mente".







Referencias: