Cine

Películas que se convertirán en clásicos y tienes que ver antes de que termine el año

Cine Películas que se convertirán en clásicos y tienes que ver antes de que termine el año



Cada que alguien nos pregunta “¿Pelis en mi casa?” entendemos a dónde nos estamos dirigiendo. A quién tratamos de engañar si sabemos de antemano que todo tendrá lugar durante la noche, que probablemente habrá una pizza de por medio, que todo se podrá descontrolar con unas cervezas en el refrigerador y que con seguridad nadie prestará atención a lo que esté sucediendo en pantalla. Después, vendrán los recuerdos vagos de algunas escenas y discusiones necias en torno a la trama de uno o dos filmes. “¿Qué no hizo eso por venganza hacia su padre?” y “¿Entonces, ella no era tan mala al final?”, son sólo un par de ejemplos de lo que se puede debatir al término de los besos y los arrumacos en el sofá; si no es que las miradas sólo han vuelto al televisor porque la música de fondo ha anunciado la llegada de los créditos y ya no hay qué rescatar.

peliculas que seran clasicos vhs

Pero, ¿alguna vez hemos nos hemos planteado qué sucedería si esas “noches de movies” verdaderamente consistieran en ver películas? Claro está en que nada hipertrascendental cambiaría. No es como que el porvenir de la humanidad o el orden natural de las cosas se fueran a distorsionar por completo como sucede en “Volver al futuro” (1985), pero la manera en que prestamos atención a un filme y la importancia que le damos a una historia y sus actuaciones sí pueden cambiar exponencialmente con este pequeño detalle. Pueden incluso convertir a una simple cinta en un absoluto monumento de la cinematografía y un hito mundial de la memoria colectiva. Cuenta la leyenda que así sucedía hasta hace una década o dos.

pareja carro autocinema

Afortunadamente, con la aparición del streaming y la relevancia adquirida por dos poderosos botones a pulsar: PAUSE y REWIND, hoy podemos recobrar un poco de ese clasicismo perdido al establecer una película cual referente directo e indiscutible de nuestros tiempos. Al repetirla hasta el cansancio, aprenderse los diálogos y compartirla con cuanta gente se nos antoje. De hecho, antes de que termine el año y nuevas propuestas lleguen a la escena, deberíamos aprovechar estas oportunidades y revisar con cuidado, poniéndonos a prueba junto a alguien que logre distraernos a lo largo de cualquier actividad, algunos títulos que sean indispensables para el repertorio de cintas que deben sobrevivir como clásicos de la generación a la que pertenecemos. Filmes que podamos recordar dentro de 15 años y mencionar como un parteaguas en la manera como veíamos la vida acontecer.

-

Drama / Románticas

Por ejemplo, imaginemos que en un futuro necesitamos hablar sobre esas películas que nos hicieron suspirar, explicarle a nuestros hijos por qué millones de personas morían al mismo tiempo por un hombre llamado Tom Cruise o cuáles eran nuestros estándares de romanticismo mientras fuimos jóvenes. Obviamente no habrá otra forma más que recurriendo al cine. ¿Nuestras propuestas para tal cometido? Simple:


“Jerry Maguire” (1996) de Cameron Crowe



“500 días con ella” (2009) de Marc Webb



“Bajo la misma estrella” (2014) de Josh Boone



“La chica danesa” (2015) de Tom Hooper



“Hitch” (2005) de Andy Tennant


-

Acción

Por supuesto también tendremos la oportunidad de hablar sobre cómo es que logramos en algún momento hacer un cruce exitoso entre comedia, acción y cierta perspectiva de género en una industria que parecía poco abierta a los cambios verdaderos. Cuando hablemos de cómo se dio una revolución significativa en cuanto a este tema tendrán que salir a la conversación todas esas producciones de superhéroes, mujeres valientes y situaciones comprometedoras. Sugerimos entonces:


“Deadpool” (2016) de Tim Miller



“La familia de mi novia” (2000) de Jay Roach



“Leyendas” (2015) de Brian Helgeland



“La estafa maestra” (2003) de F. Gary Gray



“Perdida” (2014) de David Fincher



“Joy” (2015) de David O. Russell


-

Terror / Suspenso

Para nombrar todo eso que solía causar escalofríos, que nos hacía subir los pies al sofá por miedo a que algo terrible surgiera de las sombras o se moviera por debajo de los muebles, por supuesto, será urgente que salgan a relucir esas imágenes que no nos dejaron dormir por mucho tiempo. Nunca nadie sabrá de lo que estamos hablando si no se los mostramos realmente. Así que, con toda la convicción y recuerdo tortuoso de las películas que nos aterrorizaron a morir, será obligatorio el mencionar a:


“Guerra mundial Z” (2013) de Marc Forster



“La noche del demonio” (2010) de James Wan



“El conjuro” (2013) de James Wan



“Siniestro” (2012) de Scott Derrickson



“El despertar del diablo” (2013) de Federico Álvarez




-


Todos estos títulos, sin duda alguna, serán los principales alusivos a lo que hoy significa ver cine y estar en la comodidad de nuestros hogares disfrutando de las mejores opciones entre de decenas de catálogos muy variados. Listas de contenido que, por cierto, se pueden encontrar en la última innovación de izzi TV. Una plataforma que incluye todas las películas aquí mencionados y cientos de alternativas de entretenimiento como descargar su app y ver tv en vivo, alquilar programación on demand, navegar por Blim, disfrutar de HBO o Fox + y no depender de una conexión a Internet para gozar de su contenido.

Cambiando la interacción entre espectadores y televisión, izzi TV es una apuesta por conectarnos a diario y en todo momento a aquello que más amamos. Por ayudarnos a crear recuerdos y a forjar nuestra historia.





Referencias: