NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Películas que no debes ver solo porque te provocarán una crisis existencial

14 de noviembre de 2017

Alonso Martínez

Estos filmes entrarán en lo más profundo de tu mente, explotando aquellos miedos en los que pocas veces piensas y destruirán todo lo que crees conocer de la vida.



Interstellar no es precisamente una cinta de ciencia ficción, y tampoco de fantasía. Es un trabajo meramente existencialista que trata de pelear en contra del fatalismo filosófico y busca regresarle la relevancia a la humanidad a través del término más simple: el amor.


A pesar de que el planeta está a punto de morir y que todas las probabilidades de supervivencia están en contra de la humanidad, y que el Universo trata de mostrar que nuestra historia terminará ahí, los protagonistas del filme se rehúsan a aceptarlo y llegan a distintos límites para demostrar lo contrario. Su búsqueda en otros planetas culmina en su encuentro con el Dr. Mann, quien representa el odio, el temor y la violencia de la raza humana, lo cual sólo le sirve a los protagonistas para reafirmar que se necesita esperanza para encontrar un nuevo hogar.



El tema central no aparece sino hasta que el protagonista rompe los límites del tiempo y el espacio, enviándole mensajes a su hija a través del polvo de su habitación. Es su necesidad de conectarse y de vincularse con otra persona lo que lo impulsa a ayudarle a encontrar la respuesta para llegar a un mundo nuevo. En ese momento el discurso del personaje de Anne Hathaway sobre el amor deja de sonar cliché y parece lo más lógico para seguir adelante. Una vez que nos damos cuenta de ese hecho, el filme toma un tinte aun más desgarrador, pero esperanzador.


Al igual que esa cinta, existen otras cuya fortaleza filosófica y existencial nos hacen profundizar en el significado de nuestra vida y el papel que tenemos en el Universo. Éstas son algunas de ellas:


-

Solaris (1972)

Andrei Tarkovski



¿Qué podría ser peor que enfrentar a tus propios fantasmas? Esta obra maestra de Tarkovski cambió para la siempre la forma de ver el cine y es considerado uno de los filmes pioneros en lidiar meramente con el existencialismo y cómo nos definimos como individuos a partir de la perspectiva ajena. La historia sigue al astronauta Kris Kelvin que viaja al planeta Solaris para investigar lo sucedido con la tripulación de una estación espacial, sin embargo, al llegar descubre que su amigo se ha suicidado, que el resto de los científicos actúan de manera extraña y comienza a encontrarse con algunas figuras de su pasado, las cuales comienzan a indagar en su mente y a deshacerla poco a poco, haciéndolo cuestionar su lugar en el mundo, el efecto de sus acciones y lo que representa realmente para el resto de las personas. Es una obra maestra que profundiza en múltiples aspectos de la psique.



-

My Dinner With Andre (1981)

Louis Malle



No se necesita más que una conversación para tener una crisis existencial. My Dinner With Andre parece un sencillo filme que sólo presenta a dos personajes teniendo una plática pero es mucho más que eso. Andre Gregory parece interpretarse a si mismo y narra algunos eventos de su vida, sólo para después compartir sus experiencias con Wallace Shawn. En ningún momento se establece una trama clara y el intercambio sigue un fuerte análisis de qué es lo que nos lleva a tomar ciertas decisiones, qué es lo que nos mantiene deprimidos a lo largo de nuestra vida y qué tan insignificante es nuestra vida una vez que vemos que no somos los únicos con esos problemas. Es un filme meramente filosófico y en todo momento hace que nos cuestionemos sobre todas nuestras experiencias.



-

Le Scaphandre et le Papillon (2007)

Julian Schnabel



Basada en el libro del mismo nombre, escrito por Jean-Dominique Bauby, narra las experiencias del autor después de sufrir un ataque que le provocó el Síndrome del enclaustramiento, el cual impide que una persona pueda moverse o comunicarse verbalmente. El filme muestra la forma en que logra intercambiar información con las personas a su alrededor, pero además de eso, plantea bastantes preguntas sobre cómo percibimos al mundo y la forma en que funciona la mente. Al ver todo desde la perspectiva de Bauby, entramos en su psique y comenzamos a ver sus fantasías, sus recuerdos y pensamientos, y la forma en que le afecta cada uno de ellos. Similar al filme anterior, habla sobre el pasado, cómo las memorias nos definen y cómo todas nuestras elecciones definen un camino que quizá nunca quisimos elegir.



-

The End of Evangelion (1997)

Hideaki Anno & Kazuya Tsurumaki



Aunque la serie por sí sola puede provocarle una crisis a cualquier persona, el filme lleva la temática de Evangelion más lejos y profundiza en la psique humana con algunas de las secuencias más insólitas en la historia del cine. Aunque todo parece un caos, la temática se enfoca en la conexión con la humanidad y en el papel de cada persona en la sociedad. Shinji es un piloto de un robot denominado Eva y en sus manos se encuentra el futuro, ya que debe elegir si el mundo debe seguir adelante o si todo tiene que llegar a su fin. Para llegar a esa decisión, su mente es llevada a un periodo de introspección en el que analiza sus vínculos con las personas que lo rodean y cómo la negligencia de su padre lo hace desear conectar con las personas y odiarlas cuando es rechazado. El chico se enfrenta a la imagen que tienen todos sobre él, trata de entender por qué esos individuos tienen sus propios problemas y trata de aceptar que, aunque exista tanto dolor en el mundo, el amor y la comprensión posiblemente sean los elementos que salvarán al mundo.



-

Mr. Nobody (2009)

Jaco van Dormael



Nemo es un hombre de 118 años, el último mortal de la especie en vivir en la Tierra. Una vez que su memoria comienza a fallar, se adentra en un viaje introspectivo en el que "se transporta" hacia distintos periodos de su vida y explora cómo es que su vida hubiese continuado de haber tomado decisiones distintas. Ese escenario de ciencia ficción es más que suficiente para hacernos cuestionar todas las determinaciones a las que llegamos a lo largo de nuestra existencia y cómo pudieron haber cambiado nuestro destino. El trabajo es insólito por sí solo, pero es el trabajo de cinematografía y la narrativa experimental la que nos hace realmente sufrir, arrepentirnos de nuestras elecciones y recordar que, no importa qué tanto lo intentemos, no podemos cambiar el pasado.



-

A Scanner Darkly (2006)

Richard Linklater



¿Qué nos queda en un mundo lleno de drogas, tecnología y traición? Este complejo trabajo de Linklater trata de responderlo. Basada en el libro del mismo título de Phillip K. Dick (autor de Blade Runner), la cinta habla sobre identidad en un futuro distópico en el que gran parte de la población norteamericana es adicta a las drogas y en el que existe un sistema de vigilancia en extremo intrusivo. La historia sigue a un agente que trata de descubrir a los vendedores de droga, pero que a su vez es un adicto y está involucrado con distintos miembros de los traficantes. Su doble vida lo hace cuestionarse qué es lo que realmente sucede en su mundo y cuál es su verdadera identidad: el agente o el adicto. Aunque la obra es más ciencia ficción que drama filosófico, plantea cuestiones que Dick aborda en gran parte de sus obras, como qué es lo que nos define como individuos; qué tan maleable es nuestra memoria y cómo eso nos puede cambiar por completo.



-

Blade Runner (1982)

Ridley Scott



Inevitable hablar de Blade Runner en un listado como éste. Esta obra basada en la novela de K. Dick ha trascendido por romper los paradigmas de la ciencia ficción, pero más allá de eso, por crear una historia completamente existencialista mostrando sutilmente los cambios en la psique de cada personaje. Deckard es un Blade Runner encargado de identificar clones de humanos denominados "replicantes" y eliminarlos. Sin embargo, al cuestionar su propia existencia, duda sobre su entorno y comienza a creer que él mismo es un clon, mientras que también trata de definir lo que nos hace realmente humanos. Es otra obra que habla sobre la relevancia de la memoria, y sobre cómo el pasado y lo que tenemos en la mente es lo que nos define como individuos... o al menos eso es lo que creemos.



-

Being John Malkovich (1999)

Spike Jonze



Posiblemente el filme más extraño de esta lista, pero también uno de los más relevantes para comprender los deseos de una persona y lo lejos que puede llegar para cumplirlos. Craig es un titiritero perdedor que descubre que existe una puerta secreta que lo lleva hacia la mente del famoso actor John Malkovich. Una vez que el hombre se da cuenta de que también puede controlarlo, decide usarlo para su conveniencia, acostándose con la mujer de la que está enamorado y logrando cosas que él nunca podría hacer. A pesar de que Craig es el responsable de todas las acciones, está convencido de que necesita el cuerpo de Malkovich, porque de lo contrario no es nada. Las personas que lo rodean fortalecen esa idea, ya que lo ignoran constantemente pero aman a Malkovich, lo cual nos confirma que aunque tengamos la capacidad de ser las personas que queremos ser, nunca lograremos complacer al mundo, especialmente si no somos alguien famoso u admirable como el icónico actor.



-

The Seventh Seal (1957)

Ingmar Bergman



El filme más importante de esta lista, el cual definió el uso de la filosofía en el cine antes que cualquier otro. The Seventh Seal sigue a un caballero medieval durante la época de la Peste Negra, quien regresa a Suecia sólo para ver que gran parte de los habitantes ha fallecido a manos de la enfermedad. Al llegar a la playa se encuentra a La Muerte, quien ha venido para llevárselo; para impedirlo, el caballero lo reta a un juego de ajedrez, convencido de que seguirá vivo hasta que acabe el juego. Una vez que eso comienza, el filme revela que el hombre se siente inútil y que está convencido de que debe hacer una buena obra antes de morir, sin embargo, todos los personajes con los que se encuentra parecen ser inútiles y sólo refuerzan la idea de que nada tiene sentido y que al final la muerte nos llevará a todos. Esto es sólo una introducción superficial para tratar de explicar esta obra que no sólo presenta distintos dilemas filosóficos, también habla sobre la Biblia, el crimen y el castigo en las acciones de la humanidad y la futilidad de la humanidad en este mundo tan efímero.



-

Ver estos filmes en soledad, permitiéndonos adentrarnos en lo más profundo de nuestra psique, analizando todos los sucesos de nuestra vida, dándonos cuenta de nuestra insignificancia puede llevarnos a una crisis existencial. ¿Qué hacemos en este mundo? ¿Cuál es nuestro papel en las experiencias de otras personas? ¿Por qué debemos sufrir para aprender? Todo eso lo podemos cuestionar con estos trabajos, sólo para perdernos en nuestra mente y recordar que gracias al cine podemos ampliar nuestra perspectiva y entender más sobre esta realidad que nos acongoja.


TAGS: Soledad Mente Recomendaciones
REFERENCIAS:

Alonso Martínez


Editor de Cine

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Cómo dejar de tener un look aburrido según una modelo de 64 años 5 Insecurities During Sex You Can Live Without Cómo cambiar el color de tu cabello todos los días sin maltratarlo How Long Should You Wait For Someone To Make Up Their Mind About You Mi habitación es un conjunto de recuerdos que regresan a ti Nada me excita más que lo prohibido

  TE RECOMENDAMOS