Las 20 peores películas que deben quitar ahora mismo de Netflix

Necesitan irse para darle paso a un mejor contenido.



¿Sabes por qué en la televisión abierta siempre repiten las mismas películas de baja calidad?


Porque es más barato pagar por esos derechos de distribución que los de otro tipo de películas. Por ello no transmiten mil veces The Dark Knight, pero sí los dramas de Hallmark. De hecho, gracias a esto, muchos crecimos viendo malas películas, incluyendo los filmes latinoamericanos más insípidos.



Desde la llegada del Internet y de Netflix todo eso quedó atrás, la plataforma de streaming ofrecía buenas películas y comenzó a crear buenas producciones originales. Sin embargo, resulta molesto ver que aún existen malas cintas que al parecer sólo están en el catálogo porque fueron populares en algún momento o porque no resulta caro incluirlas.


Las siguientes son algunas de las peores películas con las que nadie debería perder el tiempo, puesto que hay mucho mejores producciones que sí valen la pena.


-

Stop! Or My Mom Will Shoot (1992)

Roger Spottiswoode



Para! o mamá dispara ya está disponible en Netflix para todos aquellos que no la vieron las mil veces que fue transmitida en televisión abierta o para quienes estén interesados en comedias absurdas de los noventa. Stallone ha mencionado que éste es el peor filme en el que ha estado —y estamos de acuerdo—. La cinta tiene malos chistes y una trama ridícula que no vale la pena seguir.



-

Transcendence (2014)

Wally Pfister


-

The Giver (2014)

Phillip Noyce


-

Some Kind of Beautiful (2014)

Tom Vaughan


-

The Ridiculous 6 (2015)

Frank Coraci



Como esta es una producción original de Netflix, nunca saldrá de la plataforma, pero vaya que nos gustaría que desapareciera ese recordatorio de otra pésima cinta a cargo de Adam Sandler. Aunque el comediante ha demostrado gran habilidad en papeles dramáticos —los cuales le aportan la credibilidad que tanto necesita—, aún sigue participando en obras simples de presupuesto excesivo que sólo reciclan el mismo humor slapstick que se acostumbra desde la década de los 50. Trata de provocar con escenas asquerosas o "excesivas", pero nada compensa el mal guión, los terribles personajes y la falta de pasión de la comedia que aparece en pantalla.



-

Minions (2015)

Kyle Balda y Pierre Coffin


-

Date Night (2010)

Shawn Levy


-

Teenage Mutant Ninja Turtles (2014)

Jonathan Liebesman


-

Bad Teacher (2011)

Jake Kasdan



No es que la premisa de esta cinta no sea interesante —una maestra rebelde trata de reunir dinero para unos implantes de senos después de que su novio la deja—, sino que a pesar del esfuerzo de todos los involucrados —incluyendo otro gran esfuerzo de Justin Timberlake—, la cinta simplemente no es graciosa. Las únicas carcajadas las obtiene con humor básico y aunque tiene mucho por explorar y la oportunidad de hacer distintos comentarios, se reduce a chistes básicos y sensualidad incómoda. Nada recomendable.



-

The Bounty Hunter (2010)

Andy Tennant


-

Pain & Gain (2013)

Michael Bay


-

The A-Team (2010)

Joe Carnahan


-

My Super Ex-Girlfriend (2006)

Ivan Reitman



Todos los clichés machistas que hemos visto en el cine se apoderan de Uma Thurman en este intento de hacer una cinta de superhéroes protagonizada por una mujer. Cualquier estereotipo imaginable es presentado con malos efectos, una trama básica y terribles actuaciones. De hecho, Luke Wilson no ha sido considerado para tomar un papel principal desde este fiasco que también puso en duda los talentos de Thurman. La película es predecible, tonta y aunque podría ser divertida para quienes encajen en ese tipo de personalidad, no merece que alguien le dedique más de una hora de su vida.



-

Killers (2010)

Robert Luketic


-

Stand Off (2013)

Terry George


-

Gotcha! (1985)

Jeff Kanew


-

The Invention of Lying (2009)

Ricky Gervais & Matthew Robinson



Aunque Ricky Gervais es uno de los comediantes más entretenidos del Reino Unido, la mayoría de sus cintas parecen no tener nada de la magia de sus stand-ups. The Invention of Lying nace de una premisa absurda: nadie sabe cómo mentir, y comienza cuando un hombre común descubre la habilidad de hacerlo, para después enseñarle a los demás. A pesar de que Gervais intenta hacer crítica social, política y religiosa, el relato se asemeja más a un cuento superficial con una moraleja que todos ya conocemos: mentir en exceso es malo.



-

El taxista caliente (2016)

Enrique Murillo


-

El sexo me divierte 2 (2016)

Enrique Murillo y Adolfo Martínez Solares


-

Gods of Egypt (2016)

Alex Proyas


-

Muchos argumentan que el cine es subjetivo, sin embargo, es cierto que ver buenas películas mejora el criterio del espectador, permitiéndole abrirse a nuevos panoramas y descubrir distintos elementos que quizá no notaba al ver producciones como las de esta lista. Netflix no es sólo entretenimiento, es una herramienta que podemos usar para refinar el gusto en el cine y el primer paso es ver filmes aclamados por la crítica en lugar de estos fiascos.



Referencias: